Sin mapas ni calendarios

El president Carles Pugdemont y el vicepresident Oriol Junqueras en el momento más delicado y relevante de su alianza política

El president Carles Pugdemont y el vicepresident Oriol Junqueras en el momento más delicado y relevante de su alianza política

El año que viene se han anunciado elecciones en Catalunya, las terceras en cinco años. No hay fecha establecida ni tampoco sabemos si serán autonómicas, constituyentes o se les dará valor de referéndum. En España vamos camino de unas terceras elecciones este año y no hay que descartar unas cuartas en el 2017 si las urnas no producen una mayoría de gobierno sólida. Los votantes no se equivocan. Son los políticos quienes tienen que saber interpretar los contrapuestos intereses que arrojan siempre las urnas. En todo caso, hacer predicciones sobre lo que puede ocurrir en los calendarios políticos de España o Catalunya es una aventura innecesaria por no decir inútil. Estamos realizando un viaje sin mapas y sin calendarios. Incertidumbre total mientras no se recupere la carta de navegación que nos conduzca a un punto de tierra firme, ahora impreciso.

El próximo 8 de noviembre los norteamericanos eligirán al nuevo presidente o presidenta. Hay quien mide la tempo­­ra­lidad del resto de sus días en función de las elecciones presidenciales de Estados ­Unidos.

El 2017 será año electoral en el ancho mundo. En enero los portugueses eligirán presidente; los franceses lo harán en la segunda vuelta de las presidenciales, el 7 de mayo; en junio votarán el nuevo presidente los mexicanos; habrá elecciones en septiembre en Holanda y en octubre en Alemania. El 19 de noviembre tendrán presidenciales en Chile. No sabemos qué puede ocurrir en Gran Bretaña con la primera ministra Theresa May, que no ha sido votada como tal en las urnas. Hay muchas más elecciones previstas para el año próximo que no hace falta enumerar.

La democracia tiene sus tempos y sus liturgias que se siguen con las pautas habituales. El discurso inaugural de la próxima presidenta o presidente de Estados Unidos se celebrará en el Mall de Washington DC el 20 de enero del 2017, viernes, con miles de invitados que, bien abrigados, seguirán las ceremonias y el juramento sobre la Biblia que escoja el nuevo inquilino de la Casa Blanca.

La democracia no es una ideología ni un diseño concreto para una sociedad. En la práctica es un mecanismo para designar y echar gobiernos a través de las mayorías establecidas en las reglas de cada país. También es un método para tomar decisiones políticas que reconcilien intereses contrapuestos a través de pactos y transacciones que eviten confrontaciones innecesarias.

Las cuestiones formales son imprescindibles para el buen funcionamiento de una democracia. Pero son más importantes los temas de fondo que responden al constante rediseño y cambios de cualquier sociedad en permanente evolución.

Los resultados en las elecciones de la ciudad de Berlín el domingo han significado un revés para Angela Merkel, que paga en las urnas la impopularidad de su decisión de abrir las puertas de Alemania a cientos de miles de refugiados que en su mayoría huían de la guerra de Siria. Al aceptar su derrota, insistió en que mantiene los principios para acoger a refugiados pero que no tuvo en cuenta la falta de preparación de muchos alemanes en aceptar tal número de sobrevenidos. Si pudiera, dijo, daría marcha atrás al reloj muchos, muchos años.

No se sabe si Merkel se presentará a un cuarto mandato ni si la coalición democristiana que lidera le va a otorgar la confianza para que siga siendo la líder de la CDU y la CSU de Baviera. Lo más relevante es que la Alternativa para Alemania (AfD) gana votos y espacios políticos en todas las elecciones regionales que se han celebrado desde las federales del 2013.

Los titulares de un momento concreto son como relámpagos que iluminan los cielos fugazmente. Lo que importa es si indican lluvias generales o son una tormenta lejana de verano.

Hay que esperar a que transcurra el próximo año para ver si las tendencias populistas y xenófobas que se han instalado en buena parte de Europa llegan a ser decisivas para los futuros gobiernos de Holanda, Francia y muy especialmente Alemania, que puede verse condicionada emocionalmente por un movimiento populista que desperta- ría viejos y muy indeseables fantasmas.

El Brexit puede ser una buena ocasión para llevar a cabo políticas europeas que Gran Bretaña vetaba por sus seculares posiciones anticontinentales. Pero para ello los líderes europeos que salgan de las urnas tendrán que bajar a la calle para descubrir y poner remedio al distanciamiento entre los políticos y la percepción que se tiene de ellos en la sociedad.

Si en Alemania y en Francia los partidos xenófobos consiguen condicionar a los gobiernos, se encenderían todas las alarmas en la misma idea de Europa en la que muchos pensamos que es el mejor espacio de convivencia del mundo. En Holanda, el Partido de la Libertad, populista y xenófobo, de Geert Wilders, puede convertirse en la primera fuerza parlamentaria.

Los temas que condicionan la política europea están ausentes del debate político español. En el imaginario político catalán seguimos con la misma obsesión desde hace cuatro años: romper con España sin tener asegurada la protección europea ni el reconocimiento internacional.

Publicado en La Vanguardia el 21 de setiembre de 2016

1
0

Lluís Foix

8 comentarios

  8 comments for “Sin mapas ni calendarios

  1. Albert
    22/09/2016 at 06:02

    Sr. Foix: Se comfirma una vez más la afirmación categótica, de Sir Winston Churchill . » Los políticos solo miran los beneficios de su partido y los estadistas miran el bienestar de las generaciones futuras. »

    ¿ Como se comportaría una empresa, con sus empleados, si estos se comportarán tan egoista, insolidariamente e ineficazmente para sus interéses, como los políticos y sus partidos actuales, presuntamente y aparentemente, se comportan y actuan ? …Seguramente serían suspendidos de empleo y sueldo ó provablemente despedidos sin indemnización alguna.

    Mientras vayan percibiendo pagas mensuales millonarias en euros ó si anuales multimillonarias en euros, …no tienen ninguna prisa en, presuntamente, cumplir con el encargo de la ciudadanía.

    Actualmente parece presuntamente, que solo manda la codicia, el ego…ismo y el enriquecerse a mansalva a costa del sistema. No importando en absoluto, presuntamente, para nada que 5.000.000 de personas, que con sus correspondientes familas, cuentan unos 10 ´12 millones de personas, que están desamparadas por el paro. De las cuales 3.500.000 de ellas, con sus familias, no cobran ó no perciben nada de nada.

    Pero tranquilos, para los opulentos y privilegiados …» España va bién «.

    Entonces para que … » Tanta prisa «

    • Albert
      22/09/2016 at 06:24

      P.D. Siguiendo con las incongruencias tenemos que la poderosa industria textil catalana, se instaló en Marruecos, Portugal, Turquia, Bangladesh y China. Con lo cual se perdieron cientos de miles de puestos de trabajo, consumidores y cotizantes.

      Además el gran capital catalán actua de acuerdo con el gran capital español, del resto de España.

      Como ocurre con el vinode Cava ó Champany que, cuando el PP, para ganar las elecciones hace años hizo una campaña contra el champany catalán. Y luego resulto que los dueños financiaban, al partido PP, y además las empresas de vino de cava español ó champany también son de propiedad de catalanes.

      Para ganar las elecciones y el poder sobre la caja del sistema, presuntamente valen todas las mentiras y su ecetera.

  2. Olivia Sola
    21/09/2016 at 23:15

    La Historia juzgará a los líderes actuales en Europa y en el mundo. Dios quiera q se resuelvan estos conflictos pacíficamente. Mientras tanto a la vista está quienes plantean resolverlos por caminos de concordia y quienes de confrontación. No estoy tan segura de que » la gente no se equivoca y si sabe lo que quiere»

  3. Raymond BORRAZ
    21/09/2016 at 18:26

    En Francia : la presidencial, no las presidenciales.

    L’élection présidentielle (singular) ; les élections législatives, régionales, etc. (plural).

  4. 21/09/2016 at 18:25

    Sr.Foix: mientras tanto toda esta fiesta electoral la seguimos pagando los de siempre a precio de oro…cómo dice Santiago,No anem bé…

  5. Santiago Casán Cava
    21/09/2016 at 18:00

    Gran Bretaña deja la Unión Europea, la extrema derecha sube como la espuma en buena parte de Europa, Catalunya quiere desconectar y en España no hay Gobierno ni visos de que vaya a haberlo en mucho tiempo, pero lo único que a nuestros periodistas se les ocurrió preguntarle a Rajoy en Bratislava fue que qué pensaba de Rita Barberá.

    No anem bé…

    • Desiderio de Sota
      21/09/2016 at 18:23

      No, no anem bé… pero al Rajoy no vale la pena preguntarle nada porque es la nada personalizada. Los periodistas, incluido nuestro estupendo anfitrión, el señor Foix, tampoco tienen ninguna obligación para con la historia, más allá del registro y, ocasionalmente, el relato.
      Y sí, vamos por el camino sin mapas ni calendarios. Pero igual en otros tiempos sólo tenían mapas y calendarios algunos privilegiados y otros espabilados, desde Metternich a Allenby, el terceto de Yalta o, ahora, el G20 o el Club Bildeberg. Quizá cuando mirasen cómo han ido las cosas, en los relatos de los periodistas o los recuentos de los historiadores, es posible que pensasen que no, que no era eso lo que tenían en sus mapas y sus calendarios.
      La historia evoluciona a trompicones las más veces…

Comments are closed.