Renovarse o hundirse

Ernesto Valverde es discutido tras ganar dos Ligas y una Copa. No consiguió la Champions. En el Barça, o se gana el triplete, o se dimite. Un despropósito.

Es sorprendente que el Barça no celebre la Liga, la más clara y contundente que ha ganado en su historia dejando al Madrid a 19 puntos. La euforia de un título ya no se valora en este largo periodo de triunfos desde que Rijkaard se hizo cargo del equipo en 2003. Ni siquiera cotiza un doblete. O triplete o fracaso. Entiendo que el incomprensible golpe de Anfield fuera un mazazo del que el equipo no se ha recuperado. La derrota ante el Valencia en la Copa hundió más el espíritu de un barcelonismo que no acepta la derrota. Pienso que había que celebrar la Liga porque no sabemos cuándo habrá una nueva ocasión para festejarlo. Una de las causas de estas dos inesperadas bofetadas es que el Barça anda cansado, no corre, se recrea en la posesión del balón y no se ocupa de la velocidad.

El Liverpool de Jürgen Klopp arrolló al Barça de Valverde por la forma física de sus jugadores y por la astucia de aprovechar el descuido defensivo en el tonto cuarto gol. Los dos goles del Valencia fueron por la velocidad y convicción de sus jugadores que llegaron dos días antes a Jerez para preparar la final mientras que el Barça se desplazó a Sevilla el mismo día. Messi es el mejor del mundo y de la historia pero ya no es suficiente para ganarlo todo. Bartomeu tiene que sopesar si Valverde tiene que seguir o no. Pero un técnico tiene que exigir talento, por supuesto, pero también entrega, estar en forma y velocidad. Hay que ser más restrictivos para renovar a jugadores de más de 30 años. El Barça necesita un soplo de juventud.

Publicado en Mundo Deportivo el 28 de mayo de 2019

2 comentarios

  2 comments for “Renovarse o hundirse

  1. dogbert
    28/05/2019 at 23:55

    Que si Koeman, que si Valverde no, que si retorna Neymar, que si Jan Laporta la quiere volver a montar.. que si , que no.
    Y en paralelo aparece una red de de partidos amañados en liasson con casas de apuestas y jugadores y directivos de primera y segunda division.
    En fin, el lodazal de la corrupcion, el juego, las apuestas y el dinero sucio ya emergen en un panorama general desolador.
    Renovarse o hundirse?

  2. Roberto Martín
    28/05/2019 at 18:09

    Totalmente de acuerdo. Ya no sirve «solo» ganar la liga, parece eso no es nada y lo hace cualquiera. Veremos cuando será la próxima. Feliz verano.

Comments are closed.