Recuperar la seguridad jurídica

La confrontaciòn del govern de Catalunya con España ha sido un fracaso para todos y es preciso recuperear las relaciones basadas en compromisos jurídicos y políticos.

Ya me gustaría a mí poder decir con James Joyce, que estaba cansado de los interminables debates con sus compatriotas nacionalistas irlandeses, aquello de que “ya que no podemos cambiar de país, cambiemos de tema”. Lo digo porque aquí y ahora, en estos días tan complicados, con muchos nervios a flor de piel, no podemos cambiar de país ni de tema. El consuelo de que las cosas están igual o peor en el Reino Unido, Italia, Hungría o Polonia no quita el desasosiego.

El primer ministro británico, Boris Johnson, ha sido reprobado por el Tribunal Supremo, que le ha acusado de actuar fuera de la ley en una cuestión tan delicada como las relaciones del Gobierno con la corona al pedirle a la reina que cerrara el Parlamento cinco semanas con objeto de poder cumplir con su obsesión de ejecutar el Brexit como sea el próximo 31 de octubre. Fueron decisiones ilegales, al margen de la ley.

Uno de los secretos del funcionamiento de las democracias liberales es el respeto al derecho como depositario de la última palabra. Los regímenes totalitarios no caen por sus excesos y sus vulneraciones de los derechos humanos, sino porque pierden el respeto que merecen el derecho y las leyes. Boris Johnson ha tomado decisiones ilegales.

El primer problema serio de la presidencia de Donald Trump es haber intervenido ante el nuevo presidente de Ucrania para que hiciera investigar los negocios de la familia de Joe Biden en el país, que, paradójicamente, es de directa influencia de Rusia. El inicio de los procedimientos del impeachment se basa en haber roto una regla universalmente aceptada de no trasladar la lucha política interna a un país extranjero mediando chantajes muy sutiles pero aparentemente ciertos. Trump, además, ha roto los compromisos adquiridos sobre el cambio climático, ha alterado unilateralmente cláusulas de la Organización Mundial del Comercio y en su intervención en la ONU contrapuso el globalismo al patriotismo. El voluntario aislacionismo de Estados Unidos se remonta a la doctrina del presidente Monroe, que en 1823 pronunció la frase que sintetizaba el patriotismo del momento: “América para los americanos”.

El siglo XX fue ganado por Estados Unidos en todos los frentes, gracias, en buena parte, a la idea del presidente Wilson de adquirir un compromiso con la democracia y con el derecho de autodeterminación de los pueblos al término de la Gran Guerra y con el tratado de Versalles, que, curiosamente, no fue ratificado por el Congreso de Washington. Pero la idea benefició a Estados Unidos y a las democracias que se pusieron en pie después de la catástrofe de la guerra contra Hitler.

La gran novedad del momento es que los dos países anglosajones tienen al frente a dos líderes que tratan de romper sus compromisos jurídicos internacionales. Boris Johnson forzando un Brexit a espaldas del Parlamento y Donald Trump utilizando su influencia en el extranjero para atacar a sus adversarios políticos internos. Ahora hemos sabido que también habló por teléfono con el primer ministro australiano para neutralizar las investigaciones que se estaban realizando sobre la intervención rusa en la campaña de las elecciones del 2016. La sombra de Putin es muy alargada.

Las democracias liberales pueden tropezar con crisis económicas y sociales, entrando en tiempos convulsos. Pero si se saltan los principios jurídicos o actúan contra derecho están abocadas a una crisis más radical, que afecta al buen funcionamiento de las instituciones y a la paz interna.

La crisis que se vive en Catalunya se agudiza en el momento en el que las instituciones se saltan las leyes en septiembre y octubre del 2017. Por muchas veces que se repita por autoridades o colectivos independentistas que los presos y fugados al extranjero son la consecuencia de haber puesto las urnas, no es así.

La actuación policial y judicial del Estado, equivocada o acertada, el macrojuicio en el Tribunal Supremo, no es consecuencia de haber puesto las urnas el primero de octubre del 2017 sino de haber quebrado las leyes constitucionales y estatutarias. Ya sé que esta interpretación se aleja del discurso oficial, pero es, a mi juicio, el origen de las convulsiones políticas y sociales que vinieron a partir de las decisiones no ajustadas a derecho del Govern y del Parlament.

El litigio es muy complejo y profundo y tardará tiempo en que se cicatricen las heridas que ya se han producido en la sociedad catalana y en las relaciones de Catalu­nya con España. Pero no podemos cambiar los hechos ni influir en su verdad emitiendo juicios llevados por impulsos de deseos legítimos pero políticamente equivocados o impracticables. Una de las muchas frases que se atribuyen a Napoleón es que de lo sublime a lo ridículo no hay más que un paso. A estas alturas pienso que nadie puede afirmar, ni en Catalunya ni en España, que la confrontación haya acabado bien para nadie. Ha sido un fracaso que hay que superar de la mano de compromisos jurídicos y políticos. Aunque cueste mucho tiempo.

Publicado en La Vanguardia el 2 de octubre de 2019

16 comentarios

  16 comments for “Recuperar la seguridad jurídica

  1. R
    06/10/2019 at 15:28

    Cuatro rasgos que tienen en común los extremistas políticos de izquierda y de derecha, y que los diferencian de los moderados políticos:
    estrés psicológico (favorece adoptar ideologías extremas)
    -percepción simplista, en blanco y negro, del mundo social
    -exceso de confianza en sus juicios
    -intolerancia de otros grupos y opiniones https://journals.sagepub.com/doi/full/10.1177/0963721418817755?fbclid=IwAR2RwicQfe8jNiI1Z7l0n4EW81icBDqaRyBCWrxraaQYxvCxYIiEccMJ5x0

  2. R
    05/10/2019 at 20:24

    «En política, cuando la razón y la emoción chocan, la emoción inevitablemente gana. El ‘mercado de las ideas’ es un buen lugar para buscar políticas, pero el que más importa en la política americana es ‘el mercado de las emociones'». M.Conthe https://www.expansion.com/blogs/conthe/2019/10/01/los-elefantes-de-greta.html

    • R
      05/10/2019 at 20:26

      Ver la teoría del pensamiento rápido-pensamiento lento de Kahnemann. Hay determinados temas a los que sencillamente somos incapaces de dedicarles el esfuerzo de un pensamiento detallado y los resolvemos con cualquier generalización

  3. R
    04/10/2019 at 19:07

    ¿Estais de acuerdo que estos son los 5 factores clave? Factor 1

    Pujol no quiso cuando se le ofrecio aceptar un concierto como en Euskadi, en la epoca del conseller Trias Fragas que si queria.

    Factor 2

    No se quiso enviar un nuevo estatud que rectificara los articulos no constitucionales

    Fueron 14 artículos del Estatut de Catalunya de 2006 que se declararón inconstitucionales y, por lo tanto, nulos, según la sentencia del Tribunal . La mayoría de estos artículos se refieren a las aspiraciones catalanas en cuestiones como la lengua, la administración de Justicia y la gestión tributaria. De esta manera, el TC declara que el polémico artículo 6.1 en que se proclama el carácter preferente del catalán en las administraciones públicas choca con el artículo 3 de la Constitución. Los artículos declarados inconstitucionales también se refieren a la regulación de competencias del Consejo de Justicia de Catalunya.

    Factor 3

    No se quiso presionar para una reforma de la constitución con la posibilidad de incluir reformas para desarrollar un estado federal como los landers de Alemania con un Bundesrat, se prefirio montar un referendum con solo dos opciones, independencia o no independencia, dejando fuera la opción federalista. El presidente anterior el sr, Mas desarrollo una pesima estrategia que al final supuso su destitución y despues el hundimiento de su socio de Unio, y el hundimiento del partido Convergencia i Unio.

    Factor 4

    Declarar de forma unilateral la independencia, con unas leyes de desconexion mal redactadas, enfrentandose a un 54 % que no quieren la independencia, no tener el apoyo de Europa, no planificar como seria la salida de Europa, aunque fuese temporal. No mostrar un plan economico financiero viable. Incluso hay declaraciones de los participes que asumen que fue un farol. Huir de España dejando en una posición muy delicada a los que no huyeron.

    Factor 5

    Continuar con el proceso sabiendo que es inviable, no reconocer los errores, no plantear una solución pactada, con la reforma de la constitución, seguir con el enfrentamiento con el estado.

  4. R
    04/10/2019 at 12:18

    «El remedio más eficaz para contener la superficialidad y la demagogia en política es un periodismo crítico y riguroso» https://www.lavanguardia.com/opinion/20191004/47793063931/la-politica-como-problema.html Hasta que los medios de comunicación, los periodistas no desenmascaren a los politicos ineficientes, no preparados y no se dediquen a comunicar las soluciones viables, en vez de criticar y criticar, NO hay solución.

  5. Santi Vilaseca
    03/10/2019 at 14:25

    Diu el senyor Foix: «La actuación policial y judicial del Estado, equivocada o acertada, el macrojuicio en el Tribunal Supremo, no es consecuencia de haber puesto las urnas el primero de octubre del 2017 sino de haber quebrado las leyes constitucionales y estatutarias.»
    Doncs no senyor, l’origen de tot no va ser aquest. Potser faria bé el senyor Foix en buscar-lo en l’actuació del PP arrel de l’Estatut del 2006, aprovat per les Corts i el Parlament, previa respallada pels senyors Artur Mas i Alfonso Guerra, i votat favorablement pels catalans.
    Recordem la recollida de signatures per portar al Constitucional la retallada de l’Estatut que finalment es va fer el 2010. Un cop aconseguit això, també la negativa del govern del senyor Rajoy a negociar res va ser una constant.
    Pregunto a tots els lectors, quans independentistes coneixien en el 2010?, segur que molt pocs, i a partir d’aquesta data el seu creixement ha estat exponencial, es una dada per reflexionar. Diuen què «quien siembra vientos recoge tempestades» i això ha fet el PP.
    .

    • R2
      04/10/2019 at 12:19

      Aqui te olvidas de los actos unilaterales, penados.

      • Santi Vilaseca
        04/10/2019 at 18:39

        En el 2010 no havia «actos unilaterales penados», sols una mala fé evident del PP què a més havia anat introduïnt jutges del seu pal al Constitucional. Fins i tot, un personatge tant poc independentista com el president Montilla va dir que la sentència de l’Estatut, portaria molt males consequencies, i així va ser.

        • R2
          04/10/2019 at 18:52

          Crec el mateix «la sentència de l’Estatut, portaria molt males consequencies»…pero modificant nomes els articles anticonstitucionals, un altre estatut segurament fos aceptat

        • R2
          04/10/2019 at 18:54

          Son 14 artículos del Estatut de Catalunya de 2006 los que fueron declarados inconstitucionales y, por lo tanto, nulos, según la sentencia del Tribunal . La mayoría de estos artículos se refieren a las aspiraciones catalanas en cuestiones como la lengua, la administración de Justicia y la gestión tributaria. De esta manera, el TC declara que el polémico artículo 6.1 en que se proclama el carácter preferente del catalán en las administraciones públicas choca con el artículo 3 de la Constitución. Los artículos declarados inconstitucionales también se refieren a la regulación de competencias del Consejo de Justicia de Catalunya.

  6. Albert.
    03/10/2019 at 09:00

    Sr. Foix : Estoy de acuerdo.

    La In-Dependencia de España, despues sería la Dependencia de Estados Unidos ó la Dependencia de China, de Rusia ó de la Banca invisible Internacional, pero Dependencia al fin y al cabo. ¿ O que creen que sería la Independencia, sino una otra Dependencia, en la realidad ?

    Mientras tanto las manadas de pescadores a rio revuelto como Donald ó Boris se friegan las manos de satisfacción, como hacian Adolf y su manada en la época del esplendor dictatotial criminal Nazi-Facista Capitalista ó idem Comunista, da igual, que ya he vivido, ect. Pero ahora las jovenes generaciones ni se lo imaginan y por ello vuelven a ser manipulados en masa, por las manadas citadas …del siglo XXI.

    En fin lo dejo para los buenos entendedores y buenas entendedoras.

    España y Cataluña incluida, no son una excepción del problema mundial global que amenaza a la humanidad en el siglo XXI.

    » La Codicia, la Corrupción y la Criminalidad. «

    • R
      04/10/2019 at 12:14

      Exactamente de que sirve la independencia?, si estamos endeudados y deberemos pasar la deuda a China o a Rusia, seriamos un nuevo pais latinoamericano

  7. R2
    02/10/2019 at 20:37

    «Durante casi un año he podido mantener una correspondencia con un interlocutor anónimo, defensor de la independencia de Cataluña y votante independentista. .. Nuestra correspondencia, no exenta de humor, transpira cortesía y buena voluntad; y, sin embargo, es forzado admitir que, pasado un año, y por mucha simpatía que nos podamos tener, la distancia que separa nuestras posiciones, con respecto a la relación de Cataluña con el resto de España, no ha disminuido un milímetro. Nuestro caso no debe ser único, y por eso me pregunto cómo vamos a vivir en Cataluña en el futuro más próximo. Sea como sea, una sociedad enfrentada consigo misma no va a ninguna parte. No puede abordar problemas que afectan a todo el mundo y requieren la participación de todos, sólo puede generar proyectos para unos cuantos. Es una sociedad en la que uno no tiene ganas de vivir, y que ve cómo se vacía de sus elementos más valiosos, que se van, en silencio, a un lugar donde el aire es más respirable. No hemos llegado a esto, pero quién sabe si no vamos en esa dirección» Alfredo Pastor

  8. R
    02/10/2019 at 19:49

    Hasta que los causantes de un mal plan no lo reconozcan e insitan en ello, no hay nada que hacer. Ahora toca esperar la sentencia, pocos años y cunado se calme la tormenta quizas indulto, porque nadie se merece estar en la carcel, si se merece que lo expulsen de la politica de por vida, porque para mover tantos hilos para que todos pierdan y nadie gane es de ………………….(dejo en puntos suspensivos para que cada cual situe el improperio)

  9. dogbert
    02/10/2019 at 14:40

    El Sr. Foix ha trenzado un magnifico articulo en el que ha metido a Boris y ha Donaldo, pero no ha podido resisitir la tentacion, recurrente en su caso, de señalar a Vladimir.
    Que fijacion xD!
    Al final ha ido a lo nostrat. Muy bien.
    La cita de Joyce al inicio del articulo, del todo acertada.

    • R
      02/10/2019 at 19:51

      Este tambien me ha gustado….
      Nadie quiere darse cuenta de que ni un 155 detrás de otro acabarán con el independentismo, ni que el nuevo catecismo de la desobediencia civil servirá para otra cosa que no sea añadir más frustración y dolor al soberanismo.

      De octubre del 2017 los contendientes deberían tener aprendida una lección: hay situaciones en la que nadie gana y todos pierden. Lejos de interiorizar el aprendizaje, el discurso que se escucha con más fuerza y mayor claridad sigue siendo el de los jugadores dipuestos a persistir en errores ya cometidos. Siguen cavando en dirección opuesta a la salida.

      https://www.elperiodico.com/es/opinion/20191001/articulo-josep-marti-blanch-la-leccion-que-no-se-quiere-aprender-segundo-aniversario-referendum-1-o-7661294

Comments are closed.