A casa, que viene tormenta

El hecho que miles de expatriados opten por regresar a sus países indica la inestabilidad global provocada por el coronavirus

Hay señales que indican presagios. Una de las afirmaciones de Boris Johnson en el debate de ayer en los Comunes fue que hay una gran operación en marcha para que los bri­tánicos expatriados puedan volver a casa. La preocupación por los efectos del coronavirus comporta un gran movimiento de personas en busca de un refugio en el que puedan sentirse protegidos. Y no hay lugar más seguro que la propia ciudad, nación, patria o Estado. El nombre es lo de menos.

La canciller Merkel fletó varios aviones para repatriar a los alemanes que se encontraban atrapados en Marruecos cuando la OMS certificó que estábamos atacados por una pandemia. Donald Trump ha garantizado que todos sus compatriotas podrán regresar a su tierra. Los españoles residentes o de viaje en América, Asia o incluso en Europa los hemos visto haciendo colas en aeropuertos lejanos para regresar a sus respectivas ciudades.

Nadie quiere vivir aislado, pero en tiempos convulsos se tiende a volver a la isla

Aunque en tiempos de crisis reales, temidas o imaginarias, nadie pretende quedarse aislado, lo cierto es que todos preferimos regresar a nuestra isla. Cuando en septiembre de 1989 unos cuatro mil alemanes del Este escaparon a Occidente a través de la embajada de la República Federal en Praga, se creó una crisis humanitaria que comportaría la caída del muro de Berlín y el fin de la división de Europa en dos bloques. Se vivieron momentos de apertura y de acogida mutua entre europeos que habíamos estado divididos por un siglo de guerras civiles que se convirtieron en mundiales.

El trasiego humano que se observa en todo el mundo es de signo contrario, es de retracción, de levantamiento de muros y fronteras. Es difícil ­saber si el contagio de un virus destructivo es la única causa del confinamiento de más de casi dos mil millones de humanos.

Las consecuencias del “yo primero” trumpiano se reflejan en poner puertas y cerrarlas con llave por dentro para impedir el paso de los que vienen de fuera con todo lo que llevan a cuestas. El mundo se cierra y se empequeñece. No para defenderse de un enemigo externo sino de un virus por ahora incontrolable que ha llegado sin pedir permiso.

El progreso es inevitable, pero no lo puede todo si no va acompañado de una cierta idea de la ética y de la justicia. Moral y política no se disocian fácilmente como creen los que han sustituido en la práctica los prejuicios por la verdad, por ejemplo, de que el otro también existe y merece ser respetado aunque sea muy distinto.

Publicado en La Vanguardia el 26 de marzo de 2020

21 comentarios

  21 comments for “A casa, que viene tormenta

  1. RamonM
    27/03/2020 at 14:42

    Hace unos dias envie la version en ingles, hoy esta traducida y actualizada
    https://medium.com/tomas-pueyo/coronavirus-por-qu%C3%A9-debemos-actuar-ya-93079c61e200

  2. Ramon
    27/03/2020 at 13:46

    Ironia: A hoy Boris también le pilla el toro, uhy perdón el virus, como me pillara un día a mi, pero de momento yo corro más que mister Boris ‘el pelucas’

  3. carlos
    27/03/2020 at 11:17

    Volver a casa me parece comprensible pero lo que me da miedo es que lo que viene detrás de esta tragedia.
    Pérdida de toda clase de derechos sociales y el empobrecimiento de los de siempre, y sobrevolando el poder una legión de buitres y oportunistas insaciables.
    Nada bueno a la vista.

    • Albert Peris
      27/03/2020 at 21:25

      Carlos, cierto. ¡ Cuanta razón tienes. Es la verdad.

  4. Albert Peris
    27/03/2020 at 10:17

    Sr. Foix : » A casa que viene tormenta » …ó mejor viene un tsunami … de consecuencias mortales, destructivas y desestabilizantes inprevisibles.

    Pienso que lo único y mas importante que nos podrá salvar la vida y recuperar la economía de la superviviencia, ingresos y beneficios económicos, puestos de trabajo, sueldos, salarios, consumidores y cotizantes al Estado, ect…. solo será la unidad de toda nuestra sociedad humanos, actuando juntos en beneficio de todos.

    Pero cuando digo : Actuando juntos,… me refiero a todos. Desde los más humildes de la sociedad humana del malestar, la necesidad, la falta de recursos e ingresos dinerarios … hasta la sociedad del bienestar la opulencia y de los grandes multimillonarios, por su estatus heredado, privilegios, por pertenecer a una élite, como deportivo ó de dirección de una empresa multinacional ó de banca financiera especulativa, ect.

    De todas maneras, pienso que, lo que salvará de este tsunami tan vital, contra la vida humana y de contra la economía de los ingresos dinerarios de la superviviencia, será …la inteligencia de las personas con talento creativo y emprendedor, capaces de navegar frente a las grandes tormentas y vendabales y relampagos, ect. y llegar a buen puerto.

    Y de haberlos ahilos….

    Cuando hablamos de actuar unidos, nos referimos a todos. Desde los mas humildes trabajadores de abajo hasta a los mas privilegiados portentados de arriba, que poseen fotunar multimillonarios por su estatus privilegiado, debido a la riqueza y al poder, sea este del gobierno del Estado ó al poder fianciero-económico.

    Unos ayudan con su esfuerzo físico personal, con su trabajo de horas y horas y otros deben de ayudar con su donación – contribución, tambien desinteresada a la sociedad humana que realment, también les beneficia sanitariamente y muy económicamente.

    Solo expreso la realidad.

  5. José A. García
    26/03/2020 at 21:40

    Ya nada será igual. China es la referencia, la fuente de suministros, los EEUU by la UE estàn perdiendo credibilidad. El sistema neoliberal solo beneficia a los ricos, es una evidencia de la existencia de la denominada lucha de clases, y de que la hisyno ha acabado. Estamos en una especie de guerra fría en la que el arma es como respondemos al covid-19-2

    • José A. García
      26/03/2020 at 21:41

      Y de que la historia no ha acabado.

  6. Salvador de Lleida
    26/03/2020 at 19:48

    Pablo Casado a pedido por enésima vez, que Pedro Sanchez pida perdón.
    Esta vez, dice, por alentar la manifestación del 8M.
    Es muy sano pedir perdón y ademas manifestar arrepentimiento. Creo que Pedro Sanchez debería hacerle caso.

    Y de paso pedir a Pablo Casado que pidiera a Jorge Fernandez Diaz pedir perdón por haber destruido la Sanidad Catalana, como el mismo presumió haberlo hecho.

    Si no fuera cierto, quizás hoy no lo estaríamos pasando tan mal.

    • Josep Ramón
      27/03/2020 at 06:34

      Buenos días Salvador:
      Me sorprende la referencia a Jorge Fernández Díaz.
      Destruir el diseño de la pretendida sanidad catalana, a mi parecer, no descarto estar equivocado, significó cortar de raíz la privatización.
      No puedo ni pensar, tener una sanidad privada como en los EEUU.
      Ni cómo hubiera cambiado la asistencia sanitaria a los desfavorecidos.
      Todo para mayor gloria de Convergencia, ya inmersa en una política de favorecer a quienes la financiaran.
      Menos TV3…y a analizar los proyectos en función del final previsto de los mismos.
      Saludos

      • Salvador de Lleida
        27/03/2020 at 09:25

        Bon dia Josep Ramón.

        Mira las hemerotecas, yo ya lo hice, y comprueba exactamente lo que dijo Jorge Fernández Díaz. Como lo que esto te lo afina la Fiscalía.

        ¿La Gloria de Convergencia?. Vaya clan de cínicos y mas cosas peores Jordi Pujol y su familia y corte. ¿TV3?, en el mismo saco que el resto.

        ¿Analizar al final?. Es mejor sobre la marcha para corregir las desviaciones.

    • carlos
      27/03/2020 at 11:24

      La Sanidad Catalana la laminó un expresident con la ayuda del exdirector, como Conseller, de los Hospitales Privados de Catalunya.

      • Salvador de Lleida
        27/03/2020 at 13:55

        O sea. ¿Jorge Fernandez Diaz mintió al presumir que había sido él quien se cargó la Sanidad Catalana?.

  7. david
    26/03/2020 at 19:32

    «home is a place where you have never been»

    Esta tarde estaba leyendo The dispossessed, the Ursula K. Le Guin, y esta frase me ha conmocionado profundamente. Probablemente no haya alcanzado a comprenderla en todo su significado pero me ha resultado muy inspiradora y me apetecía compartirla.

    Para el que le interese, este era su contexto completo:

    «You shall not go down twice to the same river, nor can you go home again. That he knew; indeed it was the basis of his view of the world. Yet from that acceptance of transience he evolved his vast theory, wherein what is most changeable is shown to be fullest of eternity, and your relationship to the river, and the river’s relationship to you and to itself, turns out to be at once more complex and more reassuring than a mere lack of identity. You can go home again, the General Temporal Theory asserts, so long as you understand that home is a place where you have never been.»

    Cuidaos mucho!

    • José A. García
      26/03/2020 at 21:35

      Gracias por el texto, muy reflexivo. También se produce el hecho de que compartimos todas las moléculas de los alimentos, ellas pasan a formar parte de nuestro metabolismo y cuerpo, somos hermanos en la materia del cosmos: nuestra identidad es que estamos configurados por los mismos componentes.

      • david
        26/03/2020 at 22:45

        como decía carl sagan, “somos polvo de estrellas”. puede parecer una frase poéticamente forzada pero la realidad es que, a nivel atómico, es simplemente literal: estamos hechos de átomos que se formaron en estrellas antiguas y se esparcieron por el cosmos, tal cual 😉

        • Sinera
          27/03/2020 at 08:19

          Y lentamente, uno a uno, me fuí despojando de cada uno de mís àtomos. Cuántos millones de vidas he dedicado a este quehacer! Los he clasificado y colocado en recipientes estancos para que ni uno pueda desaparecer. Y en parte alguna encuentro mi consciencia. No existo. Como si nunca hubiera nacido. No soy! Ahí están pero… dónde cojones estoy yo? No me reeconozco en ellos!

          Voy a pasarme unos eones de vagancia absoluta. Con mis àtomos a buen recaudo siempre podré rehacerme en cualquier universo. Aunque no creo que vuelva a ser yo mismo. Pero… eso importa?

          Parece ser que la señora de la limpieza ha hecho lo suyo. Ya nunca seré yo mismo. Como polvo de estrellas sólo espero que algún buen polvo nene-nena, en cualquier remoto lugar o tiempo, me renazca para retomar mi labor de clasificar de nuevo mis nuevos àtomos…

    • Josep Ramón
      27/03/2020 at 06:37

      Para los que nos cuesta entender: La traducciómn
      «No bajarás dos veces al mismo río, ni volverás a casa. Eso lo sabía; de hecho fue la base de su visión del mundo. Sin embargo, a partir de esa aceptación de la fugacidad, desarrolló su vasta teoría, en la que se muestra que lo más cambiante es lo más pleno de la eternidad, y su relación con el río y la relación del río con usted y consigo mismo resulta ser una vez más compleja. y más tranquilizador que una mera falta de identidad. Puedes ir a casa de nuevo, afirma la Teoría General del Temporal, siempre y cuando entiendas que el hogar es un lugar donde nunca has estado.

  8. 26/03/2020 at 13:12

    Sí, l’altre també existeix, encara que sigui molt diferent. Però hi ha diverses formes de tractar l’altre. Per exemple, en el cas de les accions contra el coronavirus.

    Els governs espanyol i català tenen dues maneres de tractar-se entre si i de tractar a la ciutadania. Això es veu molt clarament en la situació específica d’Igualada i la Conca d’Òdena. El Govern de Quim Torra vol aplicar mesures mes dures en be de la ciutadania i dels afectats. El Govern de Pedro Sánchez s’hi oposa amb l’argument de que ell es la “autoridad única competente”.
    El conseller d’Interior, Miquel Buch, que coneix molt millor la situació que Sánchez i el seu ministre de Sanitat, Salvador Illa, replica: “El Govern espanyol vol subordinar la Generalitat abans que treballar conjuntament”.

    I així el ministre Illa, que es català i gens expert en temàtica sanitaria, està al servei del “ordeno y mando” de Sánchez, i no al servei dels catalans d’Igualada. I els altres, els catalans d’Igualada, també existeixen.

    • carlos
      27/03/2020 at 11:18

      Volver a casa me parece comprensible pero lo que me da miedo es que lo que viene detrás de esta tragedia.
      Pérdida de toda clase de derechos sociales y el empobrecimiento de los de siempre, y sobrevolando el poder una legión de buitres y oportunistas insaciables.
      Nada bueno a la vista.

    • carlos
      27/03/2020 at 11:22

      De verdad Oriol que consideras la acción del Govern mejor que la del Gobierno Central.
      Me parece que escribes desde el agravio y el resentimiento y me produce pena.
      No tengas tanta prisa en pasar cuentas

Comments are closed.