Una coalición improvisada

El gobierno de coalición Sánchez-Iglesias empezó a andar sin haber estudiado la magnitud ni los pormenores de los pactos.

Las discrepancias son habituales en el seno de cualquier gobierno democrático. Es lógico que en un gobierno de coalición las desavenencias sean mayores, más de fondo y más ruidosas. Salen a la luz pública por filtraciones de los partidos coaligados y, en el caso del gobierno Sánchez-Iglesias, son los propios ministros los que expresan sus desavenencias en ruedas de prensa.

Las dificultades de Pedro Sánchez estaban escritas en la pared la misma noche del abrazo entrañable con el que se fundió con Iglesias a los pocos días de las elecciones. Un abrazo político lo soporta todo, por supuesto, y se traga todas las declaraciones de incompatibilidad que se hicieron en la campaña.

El problema de este gobierno de coalición es que fue fruto de una precipitación desesperada. Se escenificó el abrazo, la firma de unos documentos y se echaron a andar coaligados. Empezaron la casa por el tejado.

En los países europeos con larga tradición de gobiernos de coalición pueden transcurrir semanas y meses sin que se llegue a un acuerdo de gobierno. Me refiero en concreto a Alemania, Países Bajos y Bélgica, un país que ha transcurrido casi un año para sellar el pacto de coalición de gobierno.

Angela Merkel ha gobernado en coalición desde que fue elegida canciller en las elecciones de 2015. Primero con un pacto de la CDU y su partido hermano de Baviera, la CSU, con el apoyo de los socialdemócratas del SPD. La coalición duró hasta las elecciones de 2009 en las que pactó con los liberales del FDP gobernando hasta 2013 cuando, nuevamente, volvió a pactar con los socialdemócratas por dos legislaturas hasta el día de hoy.

Lo importante en estos pactos no es lo que deciden los líderes de los partidos sino el trabajo de los equipos correspondientes que llegan hasta el estudio de los aspectos más menudos de la gobernanza de la legislatura. Y una vez repartidos los poderes se forma un gobierno que responda a los acuerdos de coalición. Las negociaciones en Alemania suelen durar semanas o incluso meses antes de sellar el pacto de legislatura que va desde los presupuestos hasta la política exterior, la social y la de defensa. Todo.

Las discrepancias se producen en el seno del gobierno y cada partido se encarga de ventilar las discrepancias para conocimiento de la opinión pública y, sobre todo, para que los votantes respectivos estén al corriente de las decisiones que se toman en nombre suyo.

Los Países Bajos suelen también tardar muchas semanas o meses en formar gobierno. El factor del partido de extrema derecha que llegó segundo en unas elecciones recientes, hace que sea más complicado alcanzar acuerdos entre los partidos clásicos en el área democratacristiana y socialdemócrata. En ningún caso se pactan coaliciones en un fin de semana.

El caso de Bélgica es quizás el más enrevesado por la particularidad territorial de un estado que tiene tres partes absolutamente diferenciadas: Flandes, Valonia y Bruselas. El gobierno de los belgas tiene el récord de meses de negociaciones antes de pactar una coalición que, de hecho, dura poco, porque al cabo de poco se convocan ya las nuevas elecciones.

En los tres países hay cultura de coalición porque las mayorías absolutas son del todo improbables y los pactos son imprescindibles para gobernar. Se da la paradoja, en Bélgica especialmente, que el país no se preocupa demasiado de las negociaciones porque funciona de manera rutinaria dentro de la precariedad de gobiernos que no tienen mayoría en el parlamento.

El caso Sánchez-Iglesias es distinto porque en pocos días se formó un gobierno de 22 ministerios que se repartieron las competencias en función de la ideología, más que en la gestión. Las diferencias no son menores. Pablo Iglesias verbaliza sus discrepancias con el modelo de Estado, opta por una República, se pronuncia contra la Monarquía y quiere imponer sus políticas sociales al margen del socio mayoritario. El PSOE tiene 120 escaños y Unidas Podemos, 35.

El problema no es solo la representatividad sino la precariedad de una acción de gobierno que se pacta sobre la marcha sin haber sido estudiada ni consensuada previamente. Más que un gobierno de coalición estamos ante un gobierno con políticas paralelas en el seno del propio gabinete. Pedro Sánchez puede llegar a final de legislatura pero con muchos sobresaltos. Los dos socios son fuertes porque son débiles, es decir, llegarán abrazados hasta el final porque la alternativa serían unas elecciones generales anticipadas.

 

  6 comentarios por “Una coalición improvisada

  1. Sr.Foix: el arte de la improvisación política se basa en el día a día…no hay planificación de ningún tipo… y así nos va…

  2. Sr. Foix : Moltes gracias a la seva bonhomia, que ens permet que poguem donar per escrit la nostre opinió sumada, sobre els seus talentuts i meditats articles, sobre multitut de temas. Sempre interesans i que ens fa meditar molt per sumant-s’hi.

    Dit aixo, vaig ha afegir en la meva resposta d’opinio sobre el seu artícle d’avui, … Que penso que no son els partits polítics els que actuen mal ó be,

    Sino que, com tots sabem de sobres, que ES EL FACTOR HUMA, el que amb la seva ment COBDICIOSA i BIPOLAR, … contribuiex voluntaria i decididament a cambiar totes les condicions establertes, pels humans per poder viure en pau, convivencia i tolerancia entre nosaltres els humans.

    Exemple : … En Donald TRUMP… i NO cal pas que digui RES MES.
    Doncs amb la paraula TRUMP, …tothom ja m’entend.

    Yes… Sir.

  3. Sr.Foix : ” Una coalición improvisada ” … ¡ Muchos abrazos y pocas nueces !

    y poca realidad con sentido común. Mientras nos van transcurriendo los dias, las semans, los meses y los años…. a los/las ciudadanos/as currantes y cotizantes a la caja fiscal recaudatoria del Estado, sin ningún resultado positivo en SALUD, DINERO Y AMOR.

    Continuamos estando en la … NADA. Y Viva España y Visca Cataluña.

    NADA,… NADA… NADA… POSITIVO.

    Yes… Sir.

    • P.D.

      Pienso que los POLÍTICOS ELEGIDOS…. ( Que ocupan una función ejecutiva, que les otorga, el poder de decidir y ejecutar acciones de hacer y deshacer importantes operaciones, que son necesarias, … obligadas hacerlas, PORQUE … la ciudadanía necesita y reclama con insistencia. )
      DEBERIAN tomar ejemplo de como lo hacia en su tiempo de DON PASCUAL MARAGALL, cuando fue alcalde BARCELONA.

      Que si no recuerdo mal … pasaba una semana entera viviendo…en un piso de una familia que lo aceptaba asi.

      Para conocer y vivir los problemas y las condiciones de cada barrio, ect. ect.

      Pienso que esta sería la mejorsolución, para evitar muchas tragedias humanas, que muchas veces ocurren, DEVIDO a la DESIDIA ACTUATIVA EJECUTIVA… de cada responsable político de turno, que cobran sus sueldo, pero no hacen …NADA de NADA.

      Por ejemplo :
      Vease el drama y la tragedia mortal de los emigrantes de BADALONA.

      Ó también de cualquier otra ciudad de España, incluida Cataluña ó de cualquier otra ciudad ó población del TOTAL mundo entero.

      Que no es solo BADALONA.

  4. Gobierno de colision constante. Ellos (y ellas) con sus batallitas de salon, parapetrados en una partitocracia ausente de contacto con la realidad nos estan llevando a una ruina mas que evidente.
    El Sr. Foix lleva razon cuando dice que su debilidad les hace fuertes.
    Estem ben arreclats!

  5. Es muy difícil imaginar en el pasado una coalición entre un gobierno del PSOE en época de Felipe o Rubalcaba en coalición con los socios actuales del gobierno.
    Para compensar solo es imaginable una entre Vox y Ciudadanos en los puntos en común que puedan coincidir.
    Es imposible imaginarme que en tan poco tiempo el actual gobierno se haya buscado tantos enemigos por falta de diplomacia y exceso de prepotencia.

Comentarios cerrados.