Dos errores políticos

Si el independentismo entra en la vía pactista, el Estado podrá responder con generosidad

El momento tenía que llegar porque no se puede ­vivir indefinidamente en una confrontación abierta entre el Estado y un territorio que históricamente ha pertenecido a ese Estado.

El debate es ahora el indulto de los presos independentistas y mañana será la autodeterminación, el referéndum y lo que convenga al relato que ha calado en una parte muy sustancial de la sociedad catalana. A pesar de ello, la actitud del Gobierno de Pere Aragonès no es ni triunfalista ni de confrontación. Si se quiere la independencia, no será ni por la vía unilateral ni sin contar con la aprobación de Europa y de la comunidad internacional.

A pesar de la mayoría sobrada de independentistas en el Parlament, el tono de los discursos del nuevo Govern viene a admitir que lo que ha ocurrido en Catalunya desde el 2012 ha llevado a la división entre catalanes y a una lucha abierta y pública entre las tres fuerzas independentistas para liderar la separación de España. No hace falta pedir perdón, pero sí reconocer que la estrategia iniciada por Artur Mas fue un error político que ha conducido al país al punto autonómico en el que nos encontrábamos antes de iniciar la ­travesía hacia Ítaca. En un extracto de la confesión general de Jordi Pujol a ­Vicenç Villatoro leo que “el independentismo puede convertirse en factor de desbarajuste de la política española”. Una salida unilateral, de hecho, queda descartada.

Las mesas petitorias que el PP ha ­colocado en España para recoger firmas contra los indultos son como tro­pezar con la misma piedra que encontró en su camino Mariano Rajoy cuando se presentó con más de cuatro millones de signaturas contra el Estatut en el 2006. Escribía Manuel Azaña en 1934: “Estoy convencido de que las malas inteligencias entre Catalunya y el resto de España nacen, entre otras causas, de una muy importante, que es la ig­norancia”.

El Estado, representado por Rajoy, reaccionó con la ley para resolver a posteriori lo que debía haber abordado políticamente antes de producirse el choque. El mismo Estado, ahora con Pedro Sánchez al frente, viene a reconocer que se equivocó al entregar a los más altos magistrados un problema que tenía claros componentes judiciales pero cuya naturaleza era política.

Es cierto que la ruptura se produjo el 6 y el 7 de septiembre del 2017 en el Parlament y no pretendo pasar por alto aquellos graves hechos. Pero si el independentismo entra en la vía pactista, el Estado puede responder con generosidad reservándose la potestad de intervenir si la situación saliera de control.

Publicado en La Vanguardia el 4 de junio de 2021

  13 comentarios por “Dos errores políticos

  1. Sr. Foix, en las palabras finales de su artículo”el Estado /…./ reservándose la potestad de intervenir si la situación saliera de control”. Leo una de las claves genéticas que diferencia España de otros países democráticos, como Gran Bretaña:

    Mientras que los ingleses intervienen con un referéndum, con votos, los españoles lo hacen con la fuerza bruta, la violencia de estado e incluso inventándose una realidad paralela negando un derecho fundamental, el voto y reprimiendo a una población no violenta con penas de carcel, etc. . Los que estuvimos en la calle el 20N y el 1O lo sabemos porque lo hemos visto: La justicia del régimen español se ha inventado a partir de unos informes falsos una causa general con la coartada de una violencia que no existió.

    Me inquieta la frase “si la situación saliera de control”.¿Qué es salir de control?. ¿Qué la gente vote de forma pacífica? ¿Qué suceda en el Parlament un debate o una votación y que se castigue con 12 años cárcel a su presidenta?.

    Lo que distingue a una democracia de una dictadura no es el seguimiento de la ley, Las dictaduras son expertas en crear las leyes necesarias para “evitar el descontrol”. La clave de una democracia es cómo trata sus propios descontroles.

    No puedo acabar mi opinión sin hacer la referencia a la exclusiva que tenemos los perversos catalanes en “dividir” a la sociedad.

    Sería justo que se aplicara el mismo criterio a otros territorios y colectivos en los que coexisten realidades binarias y democráticas. Que existan dos visiones distintas y pacíficas sobre un modelo de país no divide nada, al contrario refleja una diversidad sana y democrática. Nuestro pasado franquista que exaltaba la unidad (uniformidad) supongo que nos influyó hasta el punto que hemos asumido que algunas diversidades son anómalas divisiones y no expresiones democráticas de libertad. Cuando escucho el mantra de “sociedad dividida” pienso en qué sería una sociedad no dividida y la visión me inquieta muchísimo.

  2. Ya sabemos que le han encontrado gusto a dar vueltas dentro de su laberinto, seguramente porque dentro no viven mal.

  3. El problema de Cat, quizas poco comentado, es que ahora estamos en fase para captar fondos de Europa, y Catalunya esta perdiendo su portunidad de decir la suya, en lo que sabe….asi que “Nuestros vecinos sí aprovecharán el dinero europeo
    Italia y Grecia tienen Gobiernos serios, con ganas de hacer reformas y aprovechar los fondos europeos” https://www.elmundo.es/opinion/2021/06/04/60b8a964fc6c83b3308b45a4.html?fbclid=IwAR1ZP3VDZh0V8C5H2JdGc1STSok4__hFvu4s0fmhWP2X7RDSdhIOGtcX2ng

  4. El informe del Consejo de Europa, pide la libertad de los presos políticos catalanes i la retirada de las euro-ordenes.

    El Gobierno de España interpreta que en realidad dice que España es una democracia plena ????????????????????

  5. El Sr. Foix menciona en este articulo al Artur Mas, que es sin duda uno de los politicos mas engreidos y tontos que hemos tenido y que no ha acertado ni una llevandonos, el por delante eso si, a la ruina.

    Vicenç Villatoro que ha estado en todos los fregados y barridos, terrassenc empadronado en Matadepera, le hace una enblanquinada a base de bien al padrino Vito Pujol.

    Hay que devolver favores y cuando toca toca. Vaya letrina este oasis tan nostrat i tan cagat!

  6. Prèviament a la ruptura que hi va haver el 6 i 7 de setembre de 2017, hi va haver la ruptura de l’any 2010 quan es va esmicolar l’estatut que s’havia pactat i referendat. Perquè només es parla del 6 i 7 de setembre?

  7. El Tribunal Suprem pot arribar a entendre que els indults es concedeixin a canvi de que l’independentisme entri en la via pactista –si no per convicció, sí per necessitat–, però no que es donin a canvi del plat de llenties d’uns vots en el Congrès dels Diputats per a que no caigui el Govern de Pedro Sánchez.

    El Govern de Mariano Rajoy va judicialitzar el problema i la judicatura va fer el seu paper, però si ara es regalen els indults, pot ser que la propera vegada el Tribunal Suprem digui que ells no volen ser els dolents de la película, que tothom és lliure de proclamar la independència i que aquí no ha passat res. I aleshores, a veure com ho desfem…

    • Molt facil.

      No judicialitzan la política i aplicant el dret de Autodeterminació.

Comentarios cerrados.