Los Mossos y el orden democrático

Las crisis sociales que suelen surgir en paralelo a las crisis económicas desembocan casi siempre en crisis políticas. Es preocupante que el gobierno checo fuera derrotado el martes en una moción de censura en un momento en el que Praga ostenta la presidencia rotatoria de la Unión Europea.

Viviremos un semestre presidido por un país en crisis política que, además, es el más euroescéptico de los 27 estados de la Unión.La crisis empieza a llevarse por delante gobiernos democráticos. Ayer se señalaba La Vanguardia que Islandia, Bélgica, Letonia y Hungría han sufrido cambios precipitados de presidentes de gobierno. En Galicia y Euskadi, las urnas han propiciado la alternancia o el cambio de escenario político.

Las próximas cumbres europeas, de la OTAN y de la Alianza de Civilizaciones en Estambul se celebrarán en un contexto de fragilidad económica mundial y de incertidumbre política. Obama tomará el pulso a sus aliados que tienen los mismos problemas que él, con la diferencia que el nuevo presidente americano no tiene una cita cercana con las urnas.

Mientras la crisis sigue su fatídico curso, aquí estamos encallados en las trifulcas partidarias que van desde Kosovo hasta la gestión del aeropuerto de Barcelona y la interminable discusión sobre la cantidad de la financiación prevista en el Estatut. Hay que añadir la tensión académico-estudiantil sobre Bolonia y los enfrentamientos entre los Mossos y los estudiantes que fueron desalojados de la Universidad con los altercados sobradamente conocidos y televisados.

Que el debate sobre Bolonia, un plan que nos pillará con muchos deberes incumplidos, haya derivado en manifestaciones violentas por las calles de Barcelona quiere decir, cuando menos, que Bolonia no se ha explicado bien. Parece como si el problema fueran los Mossos sin detenernos a pensar si es normal que se ocupe una noble sala de la Universidad durante casi cuatro meses sin que el Rector no haya sabido gestionar la situación.

Las imágenes que vimos son de una dureza extrema de los Mossos que son del todo criticables en una sociedad democrática. Pero son igualmente lamentables las hostilidades de algunos estudiantes hacia la policía.

Los incidentes tendrán consecuencias políticas con alguna destitución de la cúpula policial que podría alcanzar incluso al propio conseller Saura que hizo muy bien al imponer transparencia en las comisarías pero que, según se desprende de los hechos, no ha conseguido ganarse la confianza de los mandos intermedios de la policía.

Lo más inquietante no es si hay o no dimisiones, sino disponer de unos cuerpos de seguridad que se sienten agraviados por los titubeos de sus mandos en unos tiempos en los que los Mossos tendrán que mantener el orden democrático para garantizar la libertad de todos.

6 comentarios

  6 comments for “Los Mossos y el orden democrático

  1. Anonymous
    26/03/2009 at 18:20

    Huy los mossos, me voy a las ramblas que esto no me lo pierdo, pues eso, a las ramblas.

    (Margaret)

  2. Anonymous
    26/03/2009 at 10:06

    Olmos es un cabeza de turco.

  3. Anonymous
    26/03/2009 at 09:39

    ///ENRIC///

    Saura ya se ha cargado a Olmos, no esta mal, la culpa y la responsabilidad se la lleva el primero que pasaba por allí.

  4. BartolomeC
    25/03/2009 at 23:40

    Sr.Foix: No suele ocurrir que los problemas se arreglen solos, hay que afrontarlos, el encierro de los estudiantes era la crónica de un enfrentamiento anunciado,si unos cuantos estudiantes obligan a una trifulca de este calado, no quiero ni pensar qué pasará el día que haya que controlar una algarada de miles de trabajadores o de parados. Me queda por despejar la incognita de cual es la escala de mando real en los Mossos.

  5. Anonymous
    25/03/2009 at 22:55

    Trifurcas, peleas varias, frentismo, tensión, frente a pactos, compromisos, responsabilidad….¿a donde nos dirigen? Hace un año más de uno No tenia idea de la magnitud de la crisis pero es que ahora parece que mas de uno piensa que actuando como antes saldremos de esta…..Hay países que están poniéndose de acuerdo en el circuito productivo y de tesorería para evitar cierres, creando un sistema entre proveedores para autofinanciarse, evitar morosos, pactar fecha de pagos y depender menos de la banca.

  6. Anonymous
    25/03/2009 at 22:47

    En estos momentos es cuanto mas hace falta un lider en Europa.Un lider politico, industrial y social.

Comments are closed.