Fanatismos en la red

Las guerras modernas se han preparado y ejecutado con la construcción de grandes ejércitos, con armas cada vez más destructivas, con miles de soldados desplegados sobre los territorios en litigio y también con un servicio de inteligencia que se ponía al servicio de los gobiernos y estados mayores. Así fueron las monstruosas guerras del siglo pasado y de la larga historia de la vieja Europa.

Internet

La Gran Guerra la había preparado meticulosamente el general Moltke desde el estado mayor en Berlín. Alemania se había armado poderosamente con el objetivo indefinido de que una guerra en Europa era ineludible. Las preparaciones llegaban a pormenorizar el rancho de los soldados el quinto día de cruzar el Rhin hacia Francia. Aquellas predicciones acabaron en la matanza de cientos de miles de soldados franceses y alemanes en Verdún.

Lo mismo cabe decir del resto de guerras del siglo pasado en las que las armas y las tropas eran la prioridad de los estados que entraban en conflicto.

Con estos parámetros de fuerza su perior se ha perdido la guerra de Iraq y se acabará huyendo de Afganistán permitiendo que los talibanes, derrotados en 2002, vuelvan a imponer un régimen fanático en Kabul. Las guerras del siglo XXI ya no serán exclusiva de los ejércitos sino que se librarán en los campos de la cultura, las creencias, la desinformación y la propaganda que se difunden instantáneamente por todo el planeta.

Un pastor de una iglesia insignificante de Florida, Terry Jones, ha anunciado que quemará ejemplares del Corán a partir del 11 de setpeiembre. El espacio cibernauta del mundo musulmán está en llamas contra ese pastor y contra Occidente. El general Petraus, jefe de las fuerzas norteamericanas y de la OTAN en Afganistán ha advertido sobre las consecuencias que esta pequeña cerilla introducida en la red por un fanático en Florida puede tener en el mundo musulmán.

Los que atentaron contra Estados Unidos hace nueve años lo hicieron con aviones americanos, pasaje americano, tarjetas de crédito americanas y naturalmente contra los símbolos más emblemáticos del sistema americano en Nueva York y Washington.

Las guerras ideológicas y culturales no necesitan hoy tropas. En muchos casos, el terrorismo de procedencia islámica utiliza medios tecnológicos de nuestra civilización para destruirla y sustituirla por una civilización arcaica mundial que pretende atentar contra las libertades occidentales.

De alguna manera los países más poderosos están en igualdad de condiciones que un grupo de fanáticos que puede incluso habitar entre nosotros.

La fuerza bruta está en la condición humana de todas las civilizaciones. La novedad es que es tal el impacto de las nuevas formas de comunicación que los grandes conflictos de este siglo empezarán y se desarrollarán en la red.

Artículo publicado en La Vanguardia el 9 de setiembre de 2010

10 comentarios

  10 comments for “Fanatismos en la red

  1. Albert
    10/09/2010 at 06:46

    Soy de la misma opinion que la del Sr. Foix y la de todos vosotros que participáis en la red.

    El bién y el mal están en todas partes. No es necesario buscar muy lejos de nosotros. Siempre hay fanáticos locos y mucha gente que les sigue. En cualquier civilización ó cultura. No es el Islam el culpable. Si no de algunos fanáticos. Que da la casualidad que son musulmanes. Pero si fueran cristianos harían lo mismo.

  2. Pere
    09/09/2010 at 23:09

    Washington. (EFE).- El religioso radical Terry Jones, que amenazaba con quemar el Corán el sábado para conmemorar el aniversario de los atentados del 11 de septiembre de 2001, anunció hoy que desiste de esa intención.

    BartoloméC, me parece que Terry Jones ha leido el Blog de Foix y se ha asustado con su propuesta.

  3. Julia
    09/09/2010 at 18:19

    Ya le vale al pastor, ya le vale, vaya ejemplo que está dando, no debe saber qué hacer, no es mala idea la de que se queme algo, aunque sea pequeñito.

  4. Enric
    09/09/2010 at 17:47

    Este pastor se ha bebido el entendimiento, si quiere crear una guerra santa lo va a conseguir, vaya descerebrado.

  5. Alex
    09/09/2010 at 15:54

    Los fanáticos son los culpables de los mayores males que ha tenido el mundo.

  6. 09/09/2010 at 15:03

    Sr.Foix: Perdone la grosería, pero si el pastor Terry Jones quiere tener experiencias religiosas casi sería mejor que en lugar del Corán se quemara algo que rime con su apellido, este señor no merece ser pastor, no merece ni ser la última cabra del rebaño…

    • Alex
      09/09/2010 at 16:09

      Bartolomé, no hay que pedir perdón a los fanáticos, ellos no tienen compasión de los demás, espero que el pastor Terry siga tú consejo.

    • Enric
      09/09/2010 at 17:48

      Yo también animo al pastor a que haga caso a BartoloméC.

    • Jaume
      12/09/2010 at 22:47

      Muy acertado BartoloméC, siempre tan directo, le felicito.

Comments are closed.