Tito regresa al banquillo

Tras el vivir y el soñar, está lo que más importa: el despertar. Este verso machadiano se puede aplicar a muchos ámbitos. También al fútbol y a sus cambiantes estados de ánimo cuando se despierta después de una victoria o continúa la pesadilla tras una derrota estrepitosa. Los estados de ánimo son transitorios y se puede pasar del blanco al negro por un gol no marcado o por un penalti no silbado.

Tito Vilanova

Lo que permanece en el Barça es el club, con sus fantasmas internos y sus heridas nunca restañadas. Hay 350 millones de barcelonistas en el mundo, ha dicho Sandro Rosell en la entrevista publicada en dos partes en este diario. El Barça está muy despierto desde que empezó el milenio. Ha ganado todos los títulos y ha creado un estilo que es admirado y copiado por equipos de medio mundo. Rijkaard, Guardiola, Vilanova y Roura tienen mucho que ver en esta transformación del juego y del estilo.

El regreso al banquillo de Tito tras una larga convalescencia en Nueva York es un gesto que revela su voluntad de seguir entrenando al Barça pero también una visión humanista del club que ha corrido el riesgo de perder su hegemonía en la Liga y ser descabalgado de la Champions. El despertar ha sido positivo. A Tito le espera el Paris Saint Germain y ganar seis de los diez partidos que quedan de la Liga. Pero el director de orquesta es importante, aunque más decisivo todavía es la entrega de la fuerza motriz que hay que buscarla en Messi, Xavi, Iniesta, Busquets, Piqué y el resto de jugadores que han mantenido el nivel o han alcanzado la titularidad procedentes del semillero particular de la denominada Masia. Es inevitable, incluso diría que saludable, que cada socio y cada barcelonista tenga su particular opinión sobre la marcha del club. Así ha sido siempre. Pero despertar con ilusión es lo que más importa.

Publicado en Mundo Deportivo el 26-3-2013

 

2 comentarios

  2 comments for “Tito regresa al banquillo

  1. 26/03/2013 at 17:26

    Sr.Foix:Tito llega justo el día de la presentación de su libro…como no podía ser menos…

  2. Màrius Gamundi
    26/03/2013 at 14:26

    Completament d´acord amic Lluís

Comments are closed.