Derecho e interés común

Artur Mas y Oriol Junqueras

Artur Mas y Oriol Junqueras

Se trata de conseguir un impacto mundial el próximo 11 de septiembre. Carme Forcadell lo decía ayer al referirse al impacto mundial que tendrá la Via Catalana rodeando el Camp Nou. También el diputado Joan Tardà esgrimió el impacto internacional al entregar una camiseta del evento al ministro García-Margallo en presencia circunspecta de Duran Lleida, que presidía el acto en el Congreso de los Diputados.

No es la primera vez en la historia que se organizan grandes concentraciones para mostrar al mundo la fortaleza de una sociedad, de un gobierno o de un régimen. La cadena humana del próximo miércoles tendrá todos los ingredientes de simbolismo, voluntad y sentimientos.

La realidad va por otros caminos. O bien se considera que con una Catalunya independiente bajará el paro y crecerá la economía, habrá más armonía y paz social, o estaremos cada día peor debido al mal trato que el Estado aplica a los gobiernos catalanes que han mantenido relaciones tensas pero continuadas desde los primeros años del pujolismo hasta que Artur Mas declaró en su discurso de investidura de diciembre de 2010 que el modelo de la transición española basado en el Estado autonómico había terminado. Artur Mas afirmaba que Catalunya tiene el derecho a decidir y que si se planteara un referéndum sobre la independencia, él votaría afirmativamente. La estrategia del partido más votado había cambiado. Todo lo que ha venido después es una consecuencia de aquella declaración.

Al perder doce escaños en las elecciones anticipadas del 2012, Mas siguió su estrategia y se entregó a Oriol Junqueras, que le ha dado apoyo hasta hoy con una sustancial subida de ERC en las encuestas y un nuevo desplome de CiU. El mando a distancia de la política catalana lo maneja Junqueras, que apoya el pacto de legislatura desde la oposición, una novedad interesante en cualquier sistema parlamentario. Ya comprobaremos adónde conduce la nueva estrategia que nunca fue seguida por el Pujol gobernante.

He leído estos días la República de Cicerón, con una magnífica traducción y prólogo de Joan Manuel del Pozo, editado en la colección Bernat Metge. Cicerón concreta los conceptos de Platón y Aristóteles y define la república como “aquello que pertenece al pueblo, pero un pueblo entendido no como un grupo de hombres reunidos de cualquier manera, sino como un grupo de mucha gente asociada por el consentimiento del derecho y por el interés común”.

El gran jurista romano nos dice que “la libertad no se da en ninguna ciudad sino en aquella en la que el poder más grande reside en el pueblo, una libertad que si no es igual para todos, ni siquiera se puede llamar libertad”.

Derecho e interés común. Las bases de Cicerón siguen vigentes. El entusiasmo y la voluntad no suelen ser el núcleo fundamental de la política.

Publicado en La Vanguardia el 5 de setiembre de 2013

  18 comentarios por “Derecho e interés común

  1. Mi interpretación de la situación política actual entre España y Catalunya es que: o se consigue un acuerdo que no conduzca a la indepedencia de Catalunya pero si a unas mejores condiciones para Catalunya o se producirá un enfrentamiento muy serio de consecuencias imprevisibles en este momento. Se está utilizando toda la parte emocional de nuestro cerebro y muy poco la racional; en la toma de decisiones es fundamental aplicar la razón con datos numéricos claros, y esto nadie lo ha hecho. Por ejemplo tengo dudas sobre: qué tipo de consitutción plantean los partidos independentistas, qué tipo de impuestos se aplicarían (IRPF, IVA…), sería un modelo de sociedad de mercado pero sometido a controles de bien común/social, solo habrá una lengua oficial (el catalán), qué opciones de nacionaldiad se producirán, qué acuerdos sobre la deuda de España aceptará Catalunya y cuales sobre el reparto de la caja de seguridad social, qué planes se tienen sobre la cuenca del rio Ebro que no transcurre solo por Catalunya, se sabe el interés de países de Europa en la evolución de la península Ibérica (por ejemplo, pueden estar interesados en su fragmentación), cual será el papel del puerto de Barcelona en su comptencia con el de Valencia, qué hará Catalunya si Euskadi intenta realizar una consulta (lo que por ahora parece que no desea (!)), qué respuesta tendría el gobierno de España ante una serie de solicitudes de referendums… Muchas incógnitas, y ¿por qué digo todo esto? Pues muy sencillo porque los que pagaremos los errores de los políticos seremos los ciudadanos, y después no nos dejarán decir: oiga que no era esto. La democracia es fundamental pero, por desgracia, no es un seguro para el futuro que siempre es muy difícil de predecir. Y además en tiempos de tribulaciones no hacer mudanza.

    • has propuesto unos temas superinteresantes, pero sobre los que no existe debate serio entre las formaciones políticas catalanas. solo se producen manifestaciones sentimentales y proclamas.

  2. En la foto el de la izquierda es el lince que teniendolo todo a favor se monto unas elecciones y salio trasquilado. El de la derecha es el politico mejor valorado(!) de casa nostra y alcalde del municipio con mas paro registrado, tambien es un lince en este caso con mirada de plata. Gente de vuelo raso y gallinaceo sin vision a largo, gent molt nostrada, la que nos merecemos?

    • Considerant els vots populars o la inssenssatesa ciutadana dels votants hem de considerar que realment aquests polítics són els gallinacis de vol rasant, per no dir rastrer, que ens hem atorgat. El tant per cent que no va exercir el seu dret al vot per coherència personal (no els que ho van fer per mandra!), aquests no s’els mereixen. Ni en són responsables, crec jo.

  3. Yo veo complicado cualquier consulta independentista en España, sobre todo tal y como se está planteando desde Cataluña. El gobierno catalán parece que se encuentra cómodo en el enfrentamiento (por lo menos dentro de Cataluña).
    Hay que tener en cuenta que no se puede hablar de que Cataluña pueda realizar una consulta independentista; sino de cómo han de articularse ese tipo de consultas para toda España. También el País Vasco tiene una solicitud al respecto, y puede haber otras. No entiendo por que el gobierno de Cataluña no ha llevado sus aspiraciones al parlamento. ES allí donde se deben debatir si es posible o no en España un consulta de ese tipo. Cualquier consentimiento a Cataluña en ese respecto, debe ser válido para todos los pueblos de España, y estar de acuerdo todos los españoles. De otra forma, entiendo que solo se dará una rebelión, y esta va a necesitar un apoyo incondicional y serio de todo el pueblo. Parece que el gobierno catalán no está dispuesto a aceptar las líneas democráticas que están establecidas en España; el debate parlamentario.

    • ¿Tu crees, Fernando, que alguien con sentido común puede aceptar las “lineas democráticas establecidas en España”, de las que hablas? Esas lineas las rompió el tiempo que pasa siempre por encima de todo muermo anquilosado.

      • Por cierto… yo también voté esas lineas democráticas… Cosas de juventud! Con dos “padres catalanes constituyentes”… faltaria más. Craso error!

  4. Sr. Foix: ¡ El dret a decidir ! Dit aixi sona be, pero la realitat es molt diferent.

    El problema principal dels catalans es el mateix que tenen els madrilenys ó les altres zones industrials d’Espanya.

    La principal diferencia es la falta de respecta i el ninguneix de la nostra llengua catalan.

    Com tambe el fet del desequilibri fiscal abusiu i persistent que afecta tant Catalunya com altres regions industrials d’Espanya. Pero aqui encara es mes evident l’abus. Doncs paguem a mes a mes les autopistes i altres herbas repetides, ect. Perque els d’aqui a casa nostre tampoc son mancos per cobrarnos impostos.

    Repetiré aquí un exemple real: Un andalus nescut a Andalucia pero que viu i treballa a Catalunya paga al Estat 25 i reb a cambi de prestacions, ect. 6. En cami el seu germa nescut tambe a Andalucia i que viu alla paga al Estat 6 i reb a cambi 25 de prestacions.

    Resum: Nomes volem decidir que volem pagar i rebre exactament i gual que els ciutadans d’Andalucia.

    Res mes. Aixi de clar.

  5. Sr.Foix: estos días leyendo sus artículos desde Costa de Marfil sopesaba el cambio político de esos paises sometidos a la corrupción colonialista que habían logrado independizarse de ella, pero cambiando la corrupción externa e imperialista por la corrupción interna represiva…el derecho a decidir su futuro de cualquier pueblo no ha de perder de vista por tanto el principal derecho en el que se basan todos los demás, el imperio de la Ley y la Justicia sobre cualquier forma de corrupción, venga de dónde venga…y sin justificaciones de dicha corrupción por venir de los que consideramos los nuestros…

    • Ay Bartolomé, si Cicerón ya intentaba poner orden y estamos donde estamos….tu crees que esto tiene solución?

        • ¿En “nuestras” manos? Eso no te lo crees ni tu, Bartolomé… ¿No será en manos de la propaganda que intenta y consigue comer el coco a tantos ciudadanos? ¿Qué puede esperarse de tanto “coco comido”?

          Al igual que la comentarista Africa, no creo que exista solución alguna. Deberíamos rebobinar y esperar una evolución completamente distinta de aquello en lo que nos hemos convertido.

          • La verdad Sinerastar que me creo pocas cosas, mi escepticísmo es ancestral en este Blog…pero siempre he creido que todo está en función de la formación recibida y en la confianza que cada uno tenga en la fuerza de su propio criterio…si en algo creo es en mi mismo…

  6. Molt bé per Ciceró! “la libertad no se da en ninguna ciudad sino en aquella en la que el poder más grande reside en el pueblo”. És el poble el que ha de parlar i cap poder sobre la terra pot impedir que el poble parli. El Govern català ho ha entès molt bé i per això reclama el dret a decidir. No podem dir el mateix del govern castellà que vol impedir aquesta consulta.

Comentarios cerrados.