Gran manifestación cívica y política europea

Cientos de miles en la manifestación de París contra el terrorismo

Cientos de miles de manifestantes contra el terrorismo en las calles de París

Ha sido una gran manifestación política, cívica y europea. El presidente François Hollande arrancó la marcha con Ángela Merkel a su izquierda y Jean-Claude Juncker a su derecha. La Europa más poderosa y la Europa más institucional. El presidente de Mali representaba un país azotado por el terrorismo que recibe la ayuda militar de Francia.
David Cameron, Mariano Rajoy, Mateo Renzi, Netanyahu, Abbas y hasta cincuenta jefes de Estado encabezaban la marcha en la que se mezclaban ex primeros ministros, ex ministros, ministros del Interior y políticos de toda Europa, embajadores y dirigentes de las religiones que cohabitan en Francia.
Europa no está cansada, ni abatida, ni rendida. Los atentados del día 7 contra el semanario satírico Charlie Hebdo han significado un revulsivo a favor de la libertad de expresión y de los valores de la democracia. No ha sido una manifestación emotiva sino política. Se han registrado grandes concentraciones en muchas ciudades de Francia y en capitales europeas.
Europa atraviesa profundas transformaciones. Ya no es el epicentro del mundo. Pero la Unión Europea es el espejo en el que se miran muchos pueblos que valoran la libertad y la convivencia. Europa no tiene miedo. Pero sí que vive tiempos convulsos en los que cada vez es más difícil garantizar la seguridad y la libertad.
Hay movimientos islamófobos y judeófobos, fanáticos,  que perturban la conciencia de una civilización que ha aportado lo mejor al mundo pero también ha sido la incubadora de guerras que se remonta a la noche de los siglos. La crisis ha alimentado muchos fantasmas que se creían enterrados. Siguen ahí. Y lo demuestran los movimientos radicales, de derecha y de izquierda, que ofrecen soluciones extremas a los problemas que afectan a millones de ciudadanos.
Pero la Europa política, la de la cultura, la del respeto al otro sabrá imponerse a los tiempos desgarrados que se dibujan en el horizonte. París ha sido este comienzo de año el centro del mundo. Lo fue cuando los jihadistas eliminaron a cuantos encontraron en la redacción del semanario Charlie Hebdo. Y lo ha sido hoy con una gran manifestación que es la mayor que ha conocido París desde la guerra. La atmósfera era formidable.
Pero la historia sigue y los problemas no se irán. Occidente tiene que replantearse su política en Oriente Medio. Una política de respuesta a los atentados de Al Qaeda en 2001 en Nueva York que ha provocado dos guerras en Afganistán e Iraq con un balance de cientos de miles de muertos. Una de las consecuencias de esta política de fuerza ha sido la creación del Estado Islámico que desde su fanatismo destruye todo lo que encuentra a su paso, mata a cristianos, a musulmanes que no piensan como ellos y arremete contra los valores democráticos occidentales.
Europa no puede aceptar un chantaje que comporte la pérdida de libertades. Pero tiene que comportarse con respeto a las minorías que cumplen sus deberes y ejercen sus derechos integrándose en nuestras sociedades, sean cuales fueren sus creencias y su identidad. El discurso del odio que circula por las redes sociales en todas direcciones es uno de los grandes problemas que crean las confrontaciones de hoy.

 

 

 

 

11 comentarios

  11 comments for “Gran manifestación cívica y política europea

  1. Robert
    12/01/2015 at 09:44

    Sr. Foix

    Me parece que pasa muy rápido, en sus dos últimos artículos, sobre el hecho de que el semanario se dedica a insultar a todas las religiones. Pienso que merece una mayor atención.

    La defensa de la verdadera libertad pasa por el respeto a la libertad y las convicciones de los demás. A veces se proclama una “libertad de expresión” que más bien pretende una “libertad de insulto y provocación”, cuando se utiliza la palabra o la imagen para agredir a otras personas.

    Entiendo que una sociedad democrática que quiere la paz no debería consentir estos comportamientos que fomentan este tipo de violencia que busca la humillación de otras personas, como no se consiente la apología del terrorismo o, en muchos países, la mentira o mofa sobre el Holocausto. Quizá hechos recientes en los ambientes deportivos nos están enseñando que el insulto y el fanatismo, de una y otra parte, es el comienzo de un desgraciado proceso que no tiene nada que ver con la libertad de expresión.

    Está bien que las sociedades democráticas condenemos los últimos acontecimientos en París, pero sin olvidar la parte que nos corresponde para evitarlo que, en este terreno del respeto a los demás, está bastante por hacer.

    Resulta preocupante que los líderes y los lemas de las convocatorias sigan sin distinguir entre libertad de expresión y agresiones indignantes con insultos y mofas, que también son una forma de violencia rastrera y provocadora.

    • francis black
      12/01/2015 at 11:52

      Hay que hacer una revisión de todo eso, la burla es fea pero muchas religiones no pasan el corte democrático mínimo.

    • david g
      12/01/2015 at 13:01

      una reflexión ciertamente interesante. ¿dónde está el límite de la sátira? en realidad es muy difícil de establecer. la sátira es hiriente para el protagonista si no se toma con mucho sentido del humor. pero, por un lado, hay personajes con muy poco sentido del humor, y, por otro, a veces hay sátiras demasiado cínicas. ¿dónde está el término medio? es difícil.

      • francis black
        12/01/2015 at 21:36

        Interesante artículo. En mi opinión hay que tener muchas ganas de indignarse para que te indígne un dibujó más si no te ha indignado que a las mujeres les metan burkas.

  2. dogbert
    12/01/2015 at 01:31

    Un caricaturista de ‘Charlie Hebdo’ rechaza las repentinas muestras de apoyo de las…
    vozpopuli.com

    Uno de los miembros más antiguos de la revista Charlie Hebdo, el caricaturista holandés Bernard ‘Willem’ Holtrop, ha rechazado este domingo las repentinas muestras de apoyo de las autoridades mundiales

  3. dogbert
    12/01/2015 at 01:29

    Assange: «El fracaso en el caso de ‘Charlie Hebdo’ obliga a plantear serias…
    actualidad.rt.com

    El fundador de WikiLeaks, Julian Assange, asegura que el caso ‘Charlie Hebdo’ genera varias sospechas y plantea preguntas. Asimismo, cree que los ataques terroristas en Francia fueron posibles a causa de la incompetencia.

  4. francis black
    11/01/2015 at 19:39

    Interesante Alcoverro hoy en la vanguardia.

  5. 11/01/2015 at 18:26

    Sr.Foix: el odio no es nada más que una expresión de temor,de miedo a lo desconocido,al estereotipo, necesitamos conocernos más y mejor…pero hay intereses que lo impiden…

  6. dogbert
    11/01/2015 at 17:42

    Ronald C. Stern
    HOY PARIS ES UN EJEMPLO COMO LOS MEDIOCRES POLITICOS DE EUROPA SABEN CONVERTIR UN SONADO FRACASO DE SU MALA GESTIÓN EN UN ACTO TRIUNFALISTA

Comments are closed.