Del desierto al oasis

El entrenador Luis Enrique depende de los títulos

El entrenador Luis Enrique depende de los títulos

Del desierto al oasis median unos cuantos goles, una victoria clara, una exhibición rotunda. La derrota de Anoeta provocó la destitución de Zubizarreta, la convocatoria de elecciones anticipadas, el abandono de Puyol y una atmósfera de crisis que se ha detenido súbitamente con tres goles de los tres delanteros más en forma del momento. Neymar, Suárez y Messi fueron la tormenta perfecta ante un Atlético de Madrid que planteó un partido con dureza exagerada. Luis Enrique descansaba en el oasis el domingo por la noche.

Pero sabe que en el horizonte se dibuja la sequía del desierto el día que pierda. Su permanencia dependerá de si gana la Liga o la Champions. Ha vivido en sus carnes las luchas fratricidas en el Barça como jugador y ahora como entrenador. La convocatoria de elecciones le garantiza una tregua. Ya no es el próximo fusible que debía saltar porque lo que está en juego es la presidencia. Lo que vimos el domingo era la potencia de tres delanteros que por primera vez se complementaron con sendos goles que desconcertaron a la defensa atlética. Messi se entendió con Ney y con Suárez.

Dieron el espectáculo que se esperaba. Pero Messi, además, habló y desmintió muchas de las informaciones que pusieron al club al borde de la depresión. Dijo que no se va, que no quiere echar a nadie, que no hay rivalidad entre Luis Enrique y él y que sólo pretende ser uno más. No sé si es así o no, pero es lo que dijo. Añadió algo más sutil. Los ataques al Barça no han venido de Madrid sino que se han generado en Barcelona. La paz blaugrana ha sido endémicamente bombardeada desde los distintos bandos del universo mediático barcelonés. Es legítimo y democrático pero cargado de riesgos. Acabo. Que el presidente de la FIFA, señor Blatter, haya hablado de «fair play» refiriéndose al Barça me parece un sarcasmo.

Publicado en Mundo Deportivo el 13 de enero de 2015

3 comentarios

  3 comments for “Del desierto al oasis

  1. dogbert
    13/01/2015 at 14:32

    El amigo BartolomeC hacia mencion hace unos dias a un articulo de Tomas Alcoverro en LV, en el hablaba (Alcoverro) de Qatar y no precisamente bien.
    No se que cogne hace un club con tanta propsapia y tant seny y tanta tonteria, traspasando el logo de Unicef al culo (dicho raso y llano) y poniendo a Qatar en el pecho.

    • francis black
      13/01/2015 at 15:33

      Creo que en las próximas elecciones lo de Qatar ha de eliminarse.

  2. 13/01/2015 at 12:42

    Sr.Foix: hasta después de las elecciones no habrá paz en el Barça…y el mismo Messi ha dicho publicamente que no sabe lo que hará el próximo año…si la idea es hacer negocio con su traspaso este es el momento o se pasará el arroz…

Comments are closed.