Un presidente americano en La Habana

Barack Obama y Raúl Castro en el Palacio de la Revolución de La Habana

Barack Obama y Raúl Castro en el Palacio de la Revolución de La Habana

El himno norteamericano sonaba solemnemente en el Palacio de la Revolución esta tarde. Barack Obama y Raúl Castro desfilaban ante las tropas cubanas en el epicentro de lo que ha sido la resistencia más próxima y más incómoda a la política de Washington en el continente americano.

Las últimas cortinas de la guerra fría en el Caribe caían esta tarde con la primera visita de un presidente americano a Cuba en los últimos 80 años. John Calvin Coolidge llegó a La Habana tras tres días de navegación a bordo de un buque de guerra en 1928. Barack Obama ha aterrizado en el aeropuerto cubano a las tres horas de salir de Washington.

Es difícil proclamarse vencedor en una guerra política y económica que ha terminado por agotamiento. Los Castro siguen al frente de Cuba. La salud de Fidel está muy deteriorada y Raúl no podrá dirigir el país durante mucho más tiempo. Cuba ha sido un dolor de cabeza para todas las administraciones americanas. Fidel Castro se construyó una sólida alianza con la Unión Soviética de Kruschev, Breznev y de todos los líderes del Kremlin. Con la guerra fría trasladada a la puerta trasera de Estados Unidos, Cuba ha sobrevivido las invasiones y las presiones de Estados Unidos.

El precio para los cubanos ha sido muy alto. Cientos de miles han huido a Miami a lo largo de los años. Hoy constituyen una isla cubana en el inmenso mapa de Estados Unidos. En Cuba se ha prescindido de la libertad y se ha creado una inmensa isla de pobreza. Se ha intervenido en los conflictos internacionales africanos y se han licenciado cientos de miles de médicos, ingenieros y maestros.

En 1962, la isla estuvo a punto de ser el epicentro de una confrontación nuclear. Un pacto de última hora entre Kruschev y Kennedy evitó una locura colectiva. Castro ha sobrevivido a todos los presidentes desde Kennedy. Sus discursos ciclópeos aburrían incluso a sus más fieles. Ha perdurado. Pero Cuba ha quedado como un laboratorio de un mundo que ya no existe. Sin la ayuda de Moscú no ha tenido más remedio que abrirse al mundo.

El bloqueo ha dañado a los cubanos pero no ha tumbado al régimen. Las murallas y las sanciones económicas pueden debilitar a un país asediado. Pero no lo asfixian hasta hacerlo sucumbir. El bloque sigue vigente pero no será eterno. El futuro de Cuba dependerá de los cubanos. Pero la complicidad de Estados Unidos y de Occidente en el relanzamiento económico cubano será decisiva. Los cambios políticos vendrán después, quizás muy después. El discurso de Raúl Castro ante Obama ha sido categórico dando lecciones sobre derechos humanos a Estados Unidos. El régimen no tiene intención de cambiar. Ha pedido el levantamiento del bloqueo y la devolución de Guantánamo a Cuba. Más material para Donald Trump.

Fue un error del gobierno Aznar romper la política de cercanía a Cuba que ni siquiera Franco quiso romper del todo. Hoy España es un mero espectador político de cuanto ocurre en La Habana.

12 comentarios

  12 comments for “Un presidente americano en La Habana

  1. RamonM
    22/03/2016 at 11:20

    Datos interesantes, en Cuba se estan abriendo guarderias privadas, si en un futuro se abren universidades privadas, con relaciones directas para fomentar las nuevas empresas industriales, Cuba tiene futuro.
    Si Cuba solo se abre al exterior como «potencia» turistica, sera un refugio para los veraneantes yankis, como es el Caribe Mexicano y sus islas colindantes.
    Creo que Cuba debe pasar a una transición a nuevos modelos como la economia del bien común, dejando muy claras las normas éticas, las reglas de juego, el control institucional, las reglamentaciones, para evitar que Cuba cometa errores del pasado.
    ¿donde esta la oportunidad? No esta en abrir mas bares, mas hoteles,,,esta en crear nuevas universidades tecnicas, adaptadas a la actual revolución del conocimiento.

  2. RamonM
    22/03/2016 at 11:15

    Ortega: «Las ideas se tienen; en las creencias, se está».

  3. 22/03/2016 at 10:03

    Sr.Foix: Cuba siempre ha sido el puerto de entrada de todos los filibusteros que querían hacer negocios en los Estados Unidos…El pueblo cubano siempre ha sido la víctima de todos esos intereses y han pagado con el sacrificio de varias generaciones toda esa podredumbre…

    • Àfrica
      22/03/2016 at 14:22

      Han sido víctimas,Bartolomé, y practican el victimismo….un poco más de genio les vendría bien.

  4. Àfrica
    22/03/2016 at 00:02

    «El futuro de Cuba dependerá de los cubanos» , Sr Foix….como no espavilen un poco más ,costará que mejoren.Creo que se han acomodado a una cierta cámara lenta que costará arrancar, y no es solo cuestión de clima sino de actitud…

  5. Francesc
    21/03/2016 at 22:14

    Hace poco más de un año escribí esto: http://bit.ly/1My5XKu

    Sobre lo de los refugiados también he escrito cuatro líneas pero meramente informativas.

  6. dogbert
    21/03/2016 at 21:12

    No acabo de tener claro si a nuestro anfitrion le parece bien o no lo del viaje de Obama a La Habana. Creo que si pero claro tiene que soltar toda la retahila de tipicos topicos sin atender a que la Union Sovietica cayo en 1989 y que a los USA se les puede dar lecciones de derechus humanos porque se las tienen ganadas a pulso.

    españa como siempre con del paso cambiado no va a pillar res de res del enorme pastel caribeño y alrededores. Seria complicado encontrar a un gobierno en funciones o no, me da igual, que fuera mas inepto.

    Fidel seguira siendo un hito historico de primerisimo orden y ver hoy al nobel de la paz (!) con la figura del Che detras me parece una imagen iconica.

    Sr. Foix los tiempos estan re_cambiando!

  7. Àfrica
    21/03/2016 at 21:01

    http://intercolegial.cat/signatures?id=6

    Si algú s’hi vol afegir…

  8. Josep Ramón
    21/03/2016 at 20:02

    Perdon «Confederados quería escribir»

  9. Josep Ramón
    21/03/2016 at 20:01

    «La Perla del Caribe» es la nación que mas influencia ha tenido sobre los Estados Unidos desde siempre.
    Para empezar, la aristocracia cubana financió la guerra secreta entre los Estados Condeferados del Sur y España de 1850 con objeto de obtener su adhesión a los mismos y así poder mantener la esclavitud. 362.000 dólares recaudados para armas, barcos, filibusteros de la conquista del 50% de Mexico y 100.000 en efectivo prometidos a Robert E. Lee.
    Con los fondos recaudados e imposibles de gastar tras el fracaso de la invasión de 1850, gracias a la negativa del Congreso a romper el tratado de neutralidad de 1812, se financió secretamente la guerra civil de los Estados Unidos. 700.000 muertos en la contienda civil.
    España solo puede desear lo mejor para nuestros primos caribeños

Comments are closed.