Avanza la hostilidad hacia el otro

Los refugiados que llegan a Europa tropiezan con las dificultades políticas, económicas y xenófobas

Los refugiados que llegan a Europa tropiezan con las dificultades políticas, económicas y xenófobas

Europa es el fruto de sucesivas invasiones que han forjado su civilización. En los últimos cien años, los grandes conflictos europeos han estado precedidos o seguidos de multitudinarios movimientos de personas. Forzados o voluntarios. Griegos y turcos se han expulsado mutuamente en varias ocasiones. Los alemanes se han ubicado al pairo de sus aventuras militares fracasadas. Los polacos se han subido en un estado sobre ruedas que ha modificado sus fronteras según ganaran los alemanes o los rusos las guerras en Europa central.

Los cientos de miles de refugiados que arriesgan sus vidas para alcanzar horizontes de mayor seguridad o dignidad vital llegan a una Europa que se ha caracterizado por los valores de acogida cuando alguien ha estado perseguido por sus ideas, creencias o procedencia étnica.

La situación de los refugiados cruzando fronteras y tropezando con vallas, alambradas con púas o soldados que les impiden el libre tránsito hacia lugares más estables es lamentable y remueve la conciencia de una mayoría de europeos. Este es el punto más doloroso de la epopeya de los que huyen.

Pero hay un aspecto todavía más inquietante y auto destructivo. Pienso en el despertar de las ideas xenófobas que asoman en prácticamente todos los países que reciben a los asilados o inmigrantes económicos. Estas actitudes se traducen en el avance de partidos políticos que entran en los parlamentos y modifican o transforman las corrientes de fondo sobre las que se ha construido Europa. Atacan directamente la vertiente humanista que ha hecho posible el estado del bienestar.

Publicado en la revista El Ciervo, Marzo-Abril 2016

2 comentarios

  2 comments for “Avanza la hostilidad hacia el otro

  1. 03/04/2016 at 13:29

    Sr.Foix: efectivamente, las corrientes de fondo sobre las que se ha construido Europa se están transformando, pero es el mismo sistema el que está impulsando dicha transformación y la vertiente humanista que ha hecho posible el estado del bienestar está siendo aniquilada…para confirmarlo sólo hay que ver el trato que reciben aquellos trabajadores aquejados de enfermedades complicadas, Fibromialgia, Síndrome de Sensibilidad Múltiple, Fatiga Crónica, etc, etc, cuando van a solicitar sus bajas…después de años de cotización sus enfermedades no son reconocidas y viven un calvario, especialmente las mujeres que son las más afectadas por dichas enfermedades…el sistema sanitario está en quiebra, económica y moral…el mal trato no es tan sólo para los de fuera…

Comments are closed.