La historia no se detiene

imatge foixblog

La visión de Europa de Charles De Gaulle y Konrad Adenauer ha evolucionado hasta nuestros días

Pasada la pantalla de la democracia demoscópica y mediática es hora de volver a la fría administración de los hechos para formar un gobierno que tiene que salir de la representatividad de las urnas a pesar de la precariedad de los resultados para todos y cada uno de los partidos que obtuvieron representación el pasado 26 de junio.

Se puede abordar la cuestión pensando en los próximos dos años, en toda la legislatura o bien ejerciendo la responsabilidad que suelen tener los políticos con madera de estadista y mirar al futuro con dos vectores: el futuro de Europa y la recon­ciliación territorial hispánica. Se puede pensar en la interinidad justificada por las prisas y la situación incierta.

Europa necesita estadistas que expongan sus ideas sin temor a las próximas elecciones. Y muy especialmente ahora que la antojadiza decisión de David Cameron ha sembrado el caos político en Londres con dimisiones en cadena de los principales protagonistas del Brexit.

Se puede argumentar que Europa no había vivido momentos tan críticos como los actuales, donde los referéndums parece que se han convertido en el instrumento ordinario de gobierno. La idea de Europa no es la de una gran Suiza que lo somete todo a consultas directas, sino un espacio de discusión en el que los representantes toman las decisiones de sus representados y rinden cuentas en las urnas cada cuatro o cinco años.

Hace falta un compromiso con las ideas sólidas no sometidas a cambios pendulares según soplen los vientos de la opinión pública. Cuando Europa quedó arrasada física y moralmente después de 1945 salieron personajes que supieron ver más allá de las ruinas que cubrían las ciudades continentales y también las que Hitler bombardeó en Inglaterra. Adenauer en Alemania, Schumann en Francia y De Gasperi en Italia tuvieron la grandeza para superar las causas de las tragedias de un siglo de horrores en Europa. Aquella idea prosperó hasta llegar a las tribulaciones de hoy, que sólo pueden superarse con la aparición de líderes convencidos de que se pueden ahuyentar los fantasmas de las confrontaciones y la guerra en Europa.

HitlerLos tres tienen sus méritos propios, pero me quiero detener en la figura de Konrad Adenauer, alcalde de Colonia desde 1917 hasta que Hitler subió al poder en 1933, y canciller de la República Federal desde 1949 a 1963.

Cuenta Willy Brandt en sus memorias que Francia atraía a Adenauer porque en él dominaba el sentimiento renano y la tradición carolingia, y porque calculaba sobriamente que en Europa occidental sólo podría ir bien lo que llevaran a hombros alemanes y franceses. Está bien documentada su aversión a Prusia, que se manifestaba de forma pintoresca cuando viajaba en tren de Colonia a Berlín. Al cruzar el río Elba bajaba la cortina y se mantenía en vela si el viaje era nocturno. Tenía también un distanciamiento con Gran Bretaña, que compartía con Charles de Gaulle, que guardaba rencor a los ingleses por haberle subestimado durante su exilio de guerra en Londres y porque también desconfiaba de la relación especial entre Estados Unidos y Gran Bretaña.

Estos hombres tenían un proyecto y lo pusieron en marcha. La generación posterior de líderes europeos facilitó la entrada de Gran Bretaña en Europa que llamó dos veces a la puerta. Adenauer y De Gaulle, nacidos en el siglo XIX, ya ancianos y en el poder, compartían también la visión de que una Europa con Inglaterra dentro sería más bien una fuente de divisiones que de concordia.

El caso es que Willy Brandt como canciller federal y Georges Pompidou como presidente de Francia impulsaron el acceso británico que se produjo en 1973. Gran Bretaña no tuvo más alternativa que sumarse a un proyecto que ha sido un gran éxito hasta ahora con una unidad que no se veía en Europa desde el sacro imperio romano, una Europa unida, plena y libre, capaz de resolver sus diferencias a través de negociaciones y mecanismos pacíficos.

Una Europa que ha salido al encuentro de los polacos para que, en palabras de Ernst Reuter, “no se les pueda volver a pedir que tengan un Estado sobre ruedas”, dependiendo de si las guerras las ganaban los rusos o los alemanes. La ruptura que supone el Brexit es una herida que sangrará durante años.

Pero aquí no acaba la historia si aparecen líderes que tengan visiones a largo plazo y que estén dispuestos a jugarse el cargo en defensa de lo que crean más idóneo para este mundo que no ha encontrado respuestas locales en tiempos de una globalización irreversible. Las soluciones no vendrán de abajo arriba, sino a través de discusiones de quienes tengan la legitimidad democrática y sepan lo que se llevan entre manos. La democracia parlamentaria es lo más adecuado.

Publicado en La Vanguardia el 6 de julio de 2016

8 comentarios

  8 comments for “La historia no se detiene

  1. Albert
    07/07/2016 at 06:34

    Sr. Foix: Buen anàlisis de la historia y buen criterio, al opinar del comportamiento de los personajes…

    » Cuando Europa quedo arrasada física y moralmente despues de 1945, salieron personajes que supieron ver más allá de las ruinas que cubrían las ciudades continentales y también las que Hitler bombardeo en Inglaterra. »

    Pienso que Vd. Sr. Lluis Foix, ha dado con …la cuestión…Sine quanon… » Cuando Europa quedó arrasada física y moralmente despues de 1945…»

    He ahí la clave que hizo posible que, los genios talentudos y estadistas natos, crearan al unisono el esbozo, la realización y la puesta en marcha de la Unión Económica Europea ó mercado Común Europeo, como solución genial y realista que evitaría las desavenencias y las guerras.

    Pero …¡ Hay ! …como siempre en la historia real… un solo personaje como ..Mr David Cameron ó como han hecho antes …Adolf Hitler, ect. ect… pues ha dado al traste ó está a punto de hacerlo con la realidad del sueño de una Europa Unida y en Paz.

    Conclusión : La sociedad humana no puede estar dirigida por personas ó personajes… panzacontentos,… sin experiencia real vivida …del sufrimiento y de la muerte provocada por las guerras criminales y sin piedad,…ect…

    A mi parecer ( se trata solo de mi opinión ) esta es la clave real… que hace posible la invenció genial de una solución viable y conjuntada por varios personajes talentudos.

    Es decir: Para hallar una solución y luego aceptarla, en este caso, primero hay que pasar por la destrucción masiva y el sufrimiento total.

    Es triste y dramático… pero en realidad es así.

    Los dirigentes panzacontentos, debido precisamente…al panzacontentismo, a este paso nos llevarán al principio del desastre total. No soy pesimista, pero es que se trata de la realidad tal y como la veo. Asi se hace la historia de la humanidad.

  2. Francesc
    07/07/2016 at 00:17

    Interesante

  3. francis black
    06/07/2016 at 20:23

    » Lo que está pasando ahora, lo que podemos llamar la crisis de la democracia, es el colapso de la confianza. La creencia de que los líderes no solo son corruptos o estúpidos, sino que son incapaces. Para actuar se necesita poder: ser capaz de hacer cosas; y se necesita política: la habilidad de decidir qué cosas tienen que hacerse. La cuestión es que ese matrimonio entre poder y política en manos del Estado-nación se ha terminado. El poder se ha globalizado pero las políticas son tan locales como antes. La política tiene las manos cortadas. La gente ya no cree en el sistema democrático porque no cumple sus promesas. Es lo que está poniendo de manifiesto, por ejemplo, la crisis de la migración. El fenómeno es global, pero actuamos en términos parroquianos. Las instituciones democráticas no fueron diseñadas para manejar situaciones de interdependencia. La crisis contemporánea de la democracia es una crisis de las instituciones democráticas.»

    » El cambio de un partido por otro partido no va a resolver el problema. El problema hoy no es que los partidos sean los equivocados, sino que no controlan los instrumentos. Los problemas de los españoles no están confinados al territorio español, sino al globo. La presunción de que se puede resolver la situación desde dentro es errónea.»

    http://cultura.elpais.com/cultura/2015/12/30/babelia/1451504427_675885.html

    Bauman

    Pero luego la población tira para lo suyo, cuando parece claro que la solución o la vía de solución es lo contrario. El razonamiento no es el motor del mundo.

    Creo que nos cuesta mucho, a las personas y a los países, dejar de lado la idea que uno tiene de si mismo y variar, se ve como una traición a la imagen que tenemos de nos hemos creado, personal y colectiva.

  4. Ramon
    06/07/2016 at 19:09

    Entrepreneurship Education at School in Europe- European Commission-Febrero 2016-The prominence of specific entrepreneurship education strategies in the Nordic countries can be linked to their commitment to innovation, evidenced from the consistently high international innovation rankings. Sweden, Finland and Denmark take the top places in the European Innovation Scorecard 2015 and are placed in the top 10 globally through the Global Innovation Index, with Norway also in the global top 20. http://www.ifuturo.org/entrepreneurship-education-school-europe https://webgate.ec.europa.eu/fpfis/mwikis/eurydice/images/4/45/195EN.pdf

  5. 06/07/2016 at 18:46

    Sr.Foix; ya no existen estadístas…la política se basa en analistas de encuestas…

  6. Ramon
    06/07/2016 at 18:37

    Las soluciones vendran de los lideres que convenzan a la ciudadania que hay que sembrar mas de una decada para que la proxima generación no tenga problemas muy graves, lideres estadistas que generen confianza. Las palabras claves son formación y desarrollo, formación en nuevas actividades y desarrollo empresarial (economia de las transacciones, revolución cientifica),con el desarrollo de nuevas instituciones supranacionales,(economia institucional)

Comments are closed.