Un poco de calma

La Llotja de Mar donde se celebrará el viernes la reunión del Consejo de Ministros en Barcelona

Un aire de intransigencia domina el espacio público en el que abundan las descalificaciones de las personas y de las ideas. El diálogo sólo es útil si se está dispuesto a escuchar al otro para hacerse cargo de sus pretensiones y su voluntad de transacción. Y al revés. Imponer el diálogo es tan absurdo como inútil. Un poco de calma.

Mucho se ha especulado ya sobre lo que puede ocurrir el próximo viernes. Los profetas de tres al cuarto abundan tanto en la política como en el periodismo. Cuando la ficción adquiere categoría de realidad la confusión está asegurada. No veo provocación en que un Consejo de Ministros se reúna en Barcelona para tratar de lo que le venga en gana.

Entiendo que el fondo del problema es que Barcelona es patrimonio exclusivo de los independistas y que nada tienen que hacer aquí lo que las Cortes itinerantes eran en tiempos de los Austrias. La corriente del yo primero, Catalunya primero en este caso, ha llegado a Europa para quedarse. Cervantes se encontró muy a gusto en Barcelona siendo la ciudad que más veces cita en El Quijote, entre admiración y sorpresa.

La aportación a la literatura castellana, creada y editada en Barcelona, es una de las señales de identidad de la ciudad que más libros en castellano edita en el mundo. Es interesante leer el documentado libro de Sergio Vila-Sanjuán, Otra Cataluña, en el que expone la aportación literaria, filosófica e historiográfica de cultura catalana escrita en castellano en los últimos seis siglos.

La cuestión viene de antiguo, desde Felipe II según sostiene el historiador John Elliott, y no se encontrará una solución este viernes. Ahora hace más de cien años (1916) que la Lliga Regionalista publicó el manifiesto Per Catalunya i l’Espanya gran, redactado por Prat de la Riba y firmado por todos los diputados y senadores del partido catalanista conservador.

Se denunciaba ya que Catalunya era uno de los pueblos de España que veían los elementos sustanciales de su espiritualidad, de su personalidad, excluidos de las leyes del Estado, lo que convertía a los catalanes en españoles de tercera clase.

El catalanismo de Prat sostenía que una nación tiene que convertirse a la larga en Estado aunque el momento no había llegado a pesar de los notables avances que él impulsó en el ámbito de la lengua, la cultura, las infraestructuras y la modernización del país. ¿Es ahora el momento? Pienso que no por tres cuestiones: no hay una mayoría ­social significativa, amplia e incuestionable; España no va a permitirlo y hará lo que haga falta para evitarlo y Europa no se pondrá del lado de Catalunya si no media un conflicto de dimensiones catastróficas que redibujen el mapa continental como ocurrió al término de las dos últimas guerras mundiales.

España no está en descomposición como lo estaba la Unión Soviética hace treinta años. En los índices de buena salud democrática internacionales está al nivel de Francia, Alemania y Gran Bretaña.

Esto no quiere decir que no haya corrupción y que la justicia no necesite una ur­gente reparación para separarla de intereses creados y sospechosas connivencias con el poder ejecutivo. La larga prisión ­preventiva de los presos políticos y también de Sandro Rosell es inexplicable. Pero aquella Constitución redactada por el juez Santi Vidal en sus horas libres o la ley de Transitoriedad aprobada por el Parlament de Catalunya el 7 de septiembre del año ­pasado me inspiran más inquietud que ­confianza.

No sé lo que ocurrirá el viernes. Puede ciertamente paralizarse la ciudad y que se produzcan incidentes. Pero de qué habrá servido todo a partir del sábado cuando las frustraciones más lamentables serán las de los barceloneses que se han empobrecido y no tendrán recursos para celebrar las fiestas como lo hacían hace diez años.

Puede ser interesante estas fiestas leer el libro de Timo­thy Snyder El camino hacia la no libertad, un ensayo sobre la falta de criterio personal y colectivo en las sociedades modernas. Snyder dice que nos limitamos a repetir las cosas que nos gusta oír y a obedecer a quienes las dicen. Ese es el camino hacia el autoritarismo. Trump adoptó el doble rasero de los rusos: él estaba autorizado a mentir todo el tiempo, pero cualquier pequeño error de un periodista desacreditaba a toda la profesión periodística. Haber copiado y haberse aprovechado de Putin le están dando ya muchos disgustos.

Empezó a decir que no era él quien mentía sino los periodistas, que llegó a calificar de “enemigos del pueblo americano” y lo que escribían eran fake news. El espectáculo todavía dura y suscita la polarización de las sociedades entre seguidores y detractores de sus propias tribus utilizando sin escrúpulos mentiras y medias verdades.

Publicado en La Vanguardia el 19 de diciembre de 2018

11 comentarios

  11 comments for “Un poco de calma

  1. Carlos
    21/12/2018 at 11:54

    Molta salut i bon Nadal al S.Foix i tots els seus lectors per aportar les seves reflexions i llum enmig de la foscor i mediocritat.

  2. Ramon
    20/12/2018 at 12:12

    Tendremos calma cuando los políticos actúen de forma inteligente y racional, sin ser frentistas, sin actuar de pirómanos.
    El hemiciclo catalán ha proclamado este martes que la Constitución tiene un carácter «antidemocrático y antisocial», un texto impulsado por la CUP que ha cosechado el apoyo de JxCat, ERC y los ‘comuns’, ante la negativa de Cs, PSC y PPC. pero no todos los comuns, los dederalistas se han mosqueado….El diputado de En Comú Podem en el Congreso Raimundo Viejo se ha sumado a las críticas asegurando que «es falso y una barbaridad» decir que la Constitución es antidemocrática. «Que fuese una democracia insuficiente y a superar, no niega que reúna los elementos básicos de un régimen político democrático. No discernir esto deja en evidencia una preocupante carencia intelectual, se ha quejado en Twitter. https://www.elperiodico.com/es/politica/20181219/malestar-comuns-mocion-constitucion-7210210 Esta claro hay una preocupante carencia intelectual por parte de unos politicos.

  3. 20/12/2018 at 11:13

    Sr.Foix: es lo que tiene dialogar por Twitter…

  4. Albert 2.
    20/12/2018 at 09:34

    «La larga prisión ­preventiva de los presos políticos y también de Sandro Rosell es inexplicable»……

    Primer cop que llegeixo que es refereix a presos polítics, i no polítics presos… gran encert.

  5. Bet
    19/12/2018 at 23:08

    Espero que aquest proper divendres hagi calma a Catalunya.
    Espero que aquest dijous sigui l’ inici d’ un diàleg entre els governs d’ Espanya i Catalunya.
    Desitjo que deixin la vaga de fam els politics que estan a la pressó i rebin un judici rapid i just.
    Desitjo la Pau a tots els conflictes.
    I al Sr. Foix i companys de blog ,molta salut per l’any 19.

  6. Albert.
    19/12/2018 at 22:31

    Sr. Foix, dogbert i Desiderio de Sota : No tinc res a dir, doncs estic d’acord amb la opinio sumada dels tres.

    Per la meva part ja en hi fet moltes de opinions, en reposte en anteriors articles.

    Bones festes a voste i a tots plegats, companys i companyes del foixblog, del nostre benvolgut anfitrió Sr. Lluis Foix.

    Salud, diner i amor. ( Deian als castellans antics )

    • Albert.
      20/12/2018 at 09:33

      Sr. Foix : Avui he trobat a internet, un tema molt greu, que ens passa molt desapercebut a cuasi tots els ciutadans i tambe a cuasi tots els polítics els polítics que ens representan a n’els diferents Parlaments de tot España.

      Doncs he llegit concretament :

      » Casi dos millones de jovenes viven en la pobreza » Reuters.

      ( Referit a España )

      Hem de tenir en compte de que son joves nouis i noies, que estan molt preparats, son inteligents i tenen talent, ect.

      Pero no troben feina ó si la troben els hi paguen salaris super minims, ect.

      Com que no troben feina, tampoc es poden casar ó aparellar i tampocs tenir fills, ect.

      En cambi els estrangers especialment els de religió islámica ó altres, degut a les seves creencies religioses, doncs tenen varios fills. encara que siguin pobres.

      S’esta produint un cambi de pobleció humana, que de moment ens passa desapercebut, pero es molt real i que tresbalsará en pocs anys, tot el sistema social i de convivencia ciutadana.

      Mentrestant tenim que els cervells amb talent, amb estudis i titols universitaris i emprenedors, estan encallats en la pobresa, la impotencia i no tenen fills, ni posibilitat de tenirne.

      Es molt i molt greu el que passa i tot passa per culpa, dels inhumans einsensibles cains, que amb la seva gran corrupció han robat a l’Estat i per ende a tots nosaltres, doncs som els que paguem repetit, la quiebra del Estat del benestar.

      No hem refereixo solsament a España, Cataluña, sino a tots els paisos del mon. Doncs a tot arreu passa exactament el mateix cainisme corrupte.

      Per el bon entendor… ó la bona entendedora…

  7. dogbert
    19/12/2018 at 20:41

    El dia, y ya hace uos añitos, que el «astut» tuvo que tirar de helicoptero para llegar al Parlament, el susodicho se puso sin convencimiento alguno a intentar encabezar la movida y de paso intentar ocultar el saqueo «de pais»

    Han sido intentos de un fracasado. Y de ahi viene todo. Hipocresia, cinismo, mentiras, corrupcion y un maldito tono de superioridad.

    Estamos en un cul de sac sin referentes, sin lideres, sin ideologia y en una sociedad descreida, materialista, superficial.

    Lo del viernes sera una anecdota mas, un rebote estupido dentro de un canal bajista hacia la inanidad.

    • Xavier
      19/12/2018 at 22:12

      Las generelizaciones no son muy recomanables. Personalmente, no creo vivir en un cul de sac. No creo en líderes. Tengo capacidad de pensar y es posible que la sociedad dependa de los individuos que la formen.

  8. Desiderio de Sota
    19/12/2018 at 12:02

    Concuerdo en la necesidad de pedir un poco de calma. O algo más que un poco. Lo que no tengo claro es si precisamos a quién pedirle la calma. Los que más gritan y se muestran histéricos parece que están más de un lado que de otro, si escuchamos los parlamentos o, esos parlamentos espúreos de las tertulias televisivas.
    Que el Consejo de Ministros vaya a reunirse un tal o cual rincón de ese estado urde ser un ejercicio de su libérrima libertad, excepto cuando para hacerlo necesite acompañase de 1000 elementos de la guardia pretoriana policial. En Cataluña los únicos que pegan a la gente son los guardias.
    En cuanto al «momento» de promover postulados como el de Prat de la Riba sea este, de las tres cuestiones que presenta, senyor Foix, una tiene un sostén dudoso: las mayorías hay que contarlas en las urnas sobre preguntas concretas. No vale extrapolar encuestas o elecciones impuestas.
    Las otras dos son predicciones sobre lo que España ( lo que quiera que España sea) o Europa vayan a hacer. Y ya sabemos lo difícil que es predecir el futuro, especialmente cuando las hacen «…los profetas de tres al cuarto que abundan tanto en la política como en el periodismo…»
    Tampoco puedo yo predecir, pero si me permito apostar:
    El viernes no pasará nada irremediable.
    El juicio (político) de los presos que dio comienzo ayer no es el final. Como mucho el final del principio de lo que inexorablemente permitirá a Catalunya recuperar el control de su destino.

    Bones Festes a vosté i als lectors dels Comentarios

Comments are closed.