Una fotografía borrosa del Barça

El talento de Messi no pudo evitar la derrota del Barça en el Berrnabéu.

La fotografía del Barça de hoy es borrosa. Tras la derrota en el Bernabéu, solo queda a un punto del Madrid. Correcto y asumible. Queda mucha Liga y la suerte de la Champions todavía no está echada. Es probable superar al Nápoles de Gennaro Gattuso y seguir por la espinosa vía que lleva a la final de Estambul. Que no estamos tan mal, hombre, que diría aquel. Pero el Barça de Quique Setién no está fino o, por lo menos, no actúa con la ilusión y la fuerza de un campeón. Leo Messi lo ha podido y lo puede casi todo. Pero ya no es suficiente cuando anda distraído y rodeado de adversarios. Viendo al Bayern que golpeó con tres goles al Chelsea en la primera vuelta de octavos en Londres, el 25 de febrero, me pareció que estaba viendo al Barça, pero corriendo, entrenados, convencidos de que quieren conquistar la sexta Champions.

Una de las causas de la irregular temporada del Barça tiene que ver con la preparación física, con el cansancio, con la edad de los mejores. Gerard Piqué no hizo mal partido pero fue superado por Vinicius en velocidad y agilidad. Busquets sigue siendo el motor pero parece que ya solo carbura con gasoil. Martin Braithwaite, Ansu Fati, De Jong y Ter Stegen pueden dinamizar lo que queda de temporada y aspirar a la consecución de algún título. La técnica de los mejores sigue siendo un gen inconfundible, una marca de calidad, con un palmarés jamás visto por el barcelonismo. Pero hay que correr más, mucho más, y dejar de hacer senderismo. El guión de la Liga y la Champions así lo exige.

Publicado en Mundo Deportivo el 3 de marzo de 2020

1 comentario

  1 comment for “Una fotografía borrosa del Barça

  1. dogbert
    03/03/2020 at 14:49

    Mas que una foto Sr. Foix, ha sido un retrato.
    Tots plegats hem quedat retratats!
    Sempre ens queda la esperança Laporta. El vaig veure escapat a Perpìñan al costat dels fugits i vaig pensar que aixo seria com la cirereta a una societat que ja esta definitivament tocada per la ventada.

Comments are closed.