Etiqueta: Salvador Illa

Vía amplia y vía estrecha

No sirve de nada recurrir a la participación más baja de la historia de las elecciones autonómicas en Catalunya para justificar el hundimiento de Ciutadans o la relegación del PP a la cola de los partidos políticos con tres diputados. En las elecciones celebradas en plena pandemia en Estados Unidos votó un 67 por ciento;…

La complexitat del dia després

Queden unes hores perquè s’obrin les urnes i es configuri el nou mapa polític català. És inútil fer prediccions basant-se en enquestes o en sensacions extretes de l’entorn familiar, del veïnatge o de les converses amb experts i analistes. Sempre hi ha un factor desconegut o inesperat que altera els resultats previstos. Per exemple, l’abstenció.…

Auténticos y traidores

Los cordones sanitarios, sociales o políticos, van en contra de la convivencia y el progreso. Tampoco son democráticos porque excluyen al otro por sus creencias, ideas o procedencia étnica o territorial. Uno de los ideales democráticos es organizar la convivencia con la formación de mayorías que gobiernan protegiendo también los derechos de las minorías. La…

Alternativa a un fracaso

Las elecciones catalanas del domingo llegan cargadas de muchas incertidumbres. Una de ellas es que salga un Parlament muy parecido al actual y que la política de dos bloques, excluyentes, siga ahondando las divisiones en la fragmentada política catalana. El experimento del procés , al margen de las responsabilidades que cada uno puede atribuir a…

Eleccions, pandèmia, crisi

Tot s’esdevé a gran velocitat. El ritme és trepidant. El dia en que Salvador Illa deixa el govern, Miquel Iceta el supleix però en el ministeri que ocupava la ministra Carolina Darias a Política Territorial. Pedro Sánchez ha fet el primer retoc ministerial, mínim, sense que, fins ara, hagin aflorat les habituals discrepàncies al govern…

Confinamiento de la cultura

Es conocida la anécdota en la que le propusieron a Winston Churchill en plena guerra que retirara por completo el alto presupuesto dedicado a la cultura para destinarlo a gastos militares. El primer ministro, que llevaba el ardor guerrero en sus venas, contestó escandalizado que si quitaban el presupuesto a la cultura, entonces, ¿para qué…