Saben lo que no deben hacer

Rajoy y Puigdemont pueden evitar los efectos de una ruptura entre España y Catalunya

La historia está llena de ejemplos de personajes públicos que sabían perfectamente lo que no debían hacer y, sin embargo, lo hacían para su propia perdición y para la perdición de sus pueblos. Los grandes conflictos del siglo pasado fueron errores de cálculo de sus máximos dirigentes. La Gran Guerra fue un conflicto inesperado por el gran público pero incubado meticulosamente desde hacía muchos meses en el alto Estado Mayor alemán.

Neville Chamberlain y Édouard Daladier acudieron a Munich en 1938 para apaciguar a Hitler y volvieron a Gran Bretaña y a Francia con la seguridad de que habían evitado una segunda guerra mundial con un pacto que autorizaba a Hitler a ocupar la tierra de los sudetes de Checoslovaquia.

Sabían que no se podían fiar de Hitler, pero no tuvieron el coraje de plantarle cara aquel septiembre de 1938. Churchill sentenció el futuro político de Chamberlain al cerrar su discurso en el Parlamento diciéndole que usted ha ido a Munich para salvar el honor y evitar la guerra y perderá el honor y tendrá la guerra. Así fue. Churchill fue abucheado en un Parlamento donde estaba en absoluta minoría y donde la paz se creía que se obtenía con discursos.

La historia de los conflictos, según la historiadora norteamericana Barbara Tuchman, la decidieron reyes o presidentes que eran conscientes de que iban directos al fracaso. Felipe II sabía que no podía sostener cinco guerras paralelas al igual que Johnson tenía la certeza de que la guerra de Vietnam sólo podía acabar en desastre. De Gaulle pronunció la célebre frase “Viva Argelia libre” en 1958 para después iniciar la retirada de la colonia dejando abandonados a cuantos creyeron en sus palabras. En sus memorias no está muy satisfecho de este brusco cambio de posición que justifica por la incapacidad de Francia para mantener una colonia que luchaba por su eman­cipación.

La gerontocracia que acampaba en el Kremlin en los años ochenta sabía que la invasión de Afganistán significaría una operación inasumible. Contribuyó decisivamente a acabar con el régimen y a la voladura de la Unión Soviética.

Los partidarios del Brexit manejaban datos falsos y sabían que la salida de la Unión Europea sería perjudicial para Gran Bretaña. Y, sin embargo, se empeñaron con su propaganda y sus mentiras en romper con Europa. Y lo consiguieron.

Vivimos hoy momentos de gran desconcierto en Catalunya y en España. Tanto Mariano Rajoy como Carles Puigdemont saben que el discurso y la política de confrontación no conducen a ninguna parte, que no puede haber vencedores ni vencidos, que la ley lo tiene difícil para juzgar sentimientos, que una independencia unilateral es una quimera porque no tendría el reconocimiento internacional. Los dos saben que tras la confrontación aparecerán los daños económicos, políticos, judiciales y mediáticos que se observarán después del choque.

Puigdemont sabe que está tiempo para evitar los costes de una operación que, incluso antes de producirse, está enviando la sede social de centenares de empresas fuera de Catalunya. Algunas de ellas son las más importantes del país. Las consecuencias de estas fugas empresariales puede que no sean inmediatas, pero no hay que ser un experto para deducir que significarán un empobrecimiento de Catalunya. Los líderes del independentismo saben también que la división entre catalanes es cada vez más preocupante y que el independentismo, hasta hoy por lo menos, no tiene una mayoría social suficiente. Y, sin embargo, siguen adelante con su hoja de ruta al margen de los daños colaterales que ha generado el proceso.

El Partido Popular de Mariano Rajoy no ha acertado en comprender la realidad catalana. Desde la recogida de firmas contra el Estatut del 2006 hasta el calculado quietismo de Rajoy pasando por las presiones para que el Tribunal Constitucional fallara a favor de recortar el Estatut que había pasado por todos los filtros legales establecidos en la Constitución, ha habido un desconocimiento de la realidad catalana.

El Estado ha puesto en marcha todos sus mecanismos políticos y judiciales para desactivar la declaración unilateral de independencia, asumida confusamente por el president Puigdemont. La aplicación estricta de la ley ha situado el problema en el ámbito internacional, donde los independentistas han trabajado con más eficacia y agilidad que los aparatos del Estado.

Rajoy y Puigdemont saben que si no ceden en sus posiciones vamos hacia el desastre y, aunque no sea lo más importante, el futuro de sus cargos será breve. La prisión incondicional para Jordi Sànchez y Jordi Cuixart es un error que complica todavía más la posibilidad de llegar a un pacto en las próximas horas. Rajoy y Puigdemont saben que vamos hacia la catástrofe y no quieren o no saben evitarlo. Los grandes estadistas conocen el valor de las cesiones en momentos excepcionales.

30 comentarios

  30 comments for “Saben lo que no deben hacer

  1. A
    19/10/2017 at 10:49

    Sr. Foix y compañeros/as del blog : En los cuatro últimos párrafos se condensa toda la secuencia de la realidad y maneras de proceder de Don PP y su equipo frente a Don CIU y su equipo, Don CUP, ect.

    Don PP y su gobernanza actual, se encasilla en la excusa de la Ley, para justificar el quietismo decisorio de su mentalidad, de político, que no de estadista.

    Con tanto nombrar la Ley, ha olvidado que la Ley a veces, también va contra la Ley.

    Y en este caso fue el Propio Don PP, el responsable principal de lo que viene ocurriendo desde la decisión votada por el TC, por un solo voto de diferencia, para rectificar y dejar sin efecto la decisión, referente al Estatut de Cataluña que fue refrendado, votado y aceptado por el Parlamento de Cataluña, el Parlamento de España y por el Senado de España.

    Ahora también van contra la Ley Don CIU y Don CUP, por inventarse e imponer una nueva Ley en el Parlamento de Cataluña.

    Y se cumple plenamente el título de este artículo del Sr. Foix :

    ” Saben lo que no deben hacer ” pero por su edad y falta de experiencia vivida, no saben ó ignoran, que estan creando un futuro inpreviscible
    que nos podrá traer sangre, sudor y lágrimas para nuestros descendientes.

    El hecho de que se marchen 800 grandes y poderosas empresas, parece poco frente a las más de 240.000 empresas medianas y pequeñas, que se quedan, pero pasamos por alto y olvidamos que, la casi totalidad trabajan para aquellas 800 grandes empresas.

    En España y en Cataluña actualmente nos falta verdadero talento y previsión con clarividencia, de lo que nos espera en el próximo inmediato futuro.

    • Albert
      19/10/2017 at 10:52

      A …es Albert, Doncs estaba encara escribint el nom, i de cop i volte s’ha disparat.

  2. Ramon
    19/10/2017 at 00:11
  3. Ramon
    18/10/2017 at 23:01

    Que marchen empresas es preocupante, a dia de hoy 800 muy importantes, volverán o no volverán, ya veremos, que nos quedemos sin músculo financiero es muy preocupante, en vez de ganar soberanía nos hace dependientes de fuentes de financiación,simililares a las que debe recurrir las familias que no prestan los bancos, que se paralicen proyectos e inversiones es preocupante, pero el factor clave mas preocupante es que se marchen las aseguradoras, que son quién mejor conocen y analizan los riesgos, las primas, la seguridad jurídica, la garantía de los contratos, bien sabemos que pasa en los países, donde no quieren trabajar las aseguradoras… como dice Manuel, si las reaseguradoras (basadas en Londres) dejan de aceptar riesgo de empresas y personas con sede en Cataluña, …, Pierden la calificación de riesgo, es decir, para los proveedores pasan a ser insolventes y exigir pago anticipado.
    Eso es un riesgo sistémico.

    • Ramon
      18/10/2017 at 23:04

      La tercera casilla
      ”Los actores dominantes en el conflicto catalán reducen las opciones a dos casillas: o con el Gobierno y su inmovilismo legalista o con el Govern y por la independencia. En cambio, los expertos que entrevisto siempre eligen una tercera casilla, que sería la que menos daños causaría: ni sí ni no, sino una salida pactada con concesiones mutuas. DeGrauwe explica que esas salidas suelen disgustar a todos, porque consisten a menudo en meros apaños ineficientes y hasta absurdos, pero que van permitiendo a los belgas, por ejemplo, salvar su Estado. Y aquí siempre resultarían menos dañinos que la independencia fuera de la UE –un desastre para Catalunya durante décadas– o la imposición de la ley sin acuerdo y con coerción indefinida.’ Paul de Grawe

  4. Bet
    18/10/2017 at 22:12

    El problema es que no tenim estadistes. No pensen en el poble, nomès es preocupen de mantenir els seus votants.

  5. Francesc
    18/10/2017 at 20:31

    El educar a la gente en libertad conlleva el riesgo de que esta quiera ejercer dicha libertad. No obstante, la libertad para ser ética debería conllevar la responsabilidad, la solidaridad, y el bien común. Y en esto ha habido carencias. Porque en cualquier sociedad compuesta por personas diversas y pensamientos diversos más allá de lo que uno quiera está nuestra responsabilidad hacía los demás. No olvidéis tampoco que esa expresión de libertad en un mundo dominado por la expresión del poder del más fuerte en todos los aspectos esenciales (político, religioso, económico, y militar: y de ahí podrían derivar el resto de aspectos) puede que no sea más que una combinación entre un espejismo de niños pequeños que patalean cuando algo no les gusta y una inducción hacía ese malestar para mantener el eterno estado de cosas.

    Leo los comentarios diariamente en este blog y en muchos otros y veo como en un calidoscopio la expresión de un pueblo, pero de manera lamentable debo decir que los que mantienen posicionamientos maximalistas viven religiosamente en su mundo y no solo no quieren ponerse en la posición del otro, si no que dudo que puedan llegar a un punto intermedio, en el que cual mediante la razón se pueda llegar a un acuerdo, porque imponen sus argumentos. La pregunta pertinente es ¿no debería ser la política el camino para que cualquiera pueda aspirar no solo a sobrevivir si no a mejorar su situación? ¿Entonces a que viene eso de aceptar que debemos por alguna extraña razón aceptar que se nos imponga lo contrario? ¿Estamos de acuerdo con al menos en este principio?

    Me parece que lo que digo es bastante razonable. Lo que nos jugamos no es solo una emanación de nuestra persona, una creación nuestra, con más menos concesiones, sino un proyecto compartido en la que por necesidad estamos unidos. Un proyecto que como nos ha demostrado la historia en cualquier momento puede desaparecer. Ha habido sociedades que en su momento funcionaban y eran un proyecto de éxito en todos los sentidos que hoy solo sobreviven cuando contemplamos sus despojos y sus ruinas.

  6. Albert
    18/10/2017 at 20:29

    Excelente artículo Sr. Foix. Me quedo con sus cuatro últimos parrafos, porque reflejan la realidad de lo que ha ocurrido y de clarividencia de lo que muy seguramente ocurrirá.

    Pienso lo mismo.

  7. Rosamaria
    18/10/2017 at 19:56

    Toc d’atenció de Bloomberg , el canal nord americà més important en el món econòmic, a Rajoy:

    Abandoni l’ ultimatum del 155.

    http://www.elnacional.cat/ca/politica/bloomberg-rajoy-ultimatum_203205_102.html

  8. 18/10/2017 at 17:07

    Esperemos Sr.Foix…esperemos…

  9. 18/10/2017 at 16:33

    1- Rajoy ha d’acceptar l’oferta de diàleg que li planteja. 2. Rajoy ha d’expressar solidaritat amb els 900 ferits per la policia nacional i la guardia civil. 3. Rajoy ha de desmantellar las clavegueres de l’estat, denunciar la repressió policial que ha vist tot el món, alliberar els dos presos polítics catalans. 4) Puigdemont ha de dialogar a partir del mandat del referèndum celebrat malgrat la repressió del Govern espanyol. 5) Puigdemont i Rajoy han d’acceptar les ofertes de mediació internacional que han rebut

  10. david g
    18/10/2017 at 15:44

    catalunya se ha suicidado política, social y económicamente. los bancos se van, las empresas se marchan, los particulares retiran sus depósitos, la unión europea repite por activa y por pasiva que no reconocerá la independencia, etc, el turismo de desploma, pero no pasa nada. la moral indepe es irreductible. ahora resulta que las empresas que se van es porque son carroñeras (cup/arran dixit) y mejor sin ellas, que no es la ue sino la efta lo que mola, que la caída del turismo es lo deseable porque aquí el camino es la okupación de inmuebles, y demás argumentos por el estilo. supongo que los que, de resultas de todo este despropósito, en los próximos años vayan a las listas del paro después picarán a la puerta de la cup para que los recoloquen de reponedores en el economato social que montarán en la catedral.

    • Ramon
      18/10/2017 at 23:06

      R.Tamames ,otro economista a quien escuchar, experto en estructura económica, hace unos años escribió el libro, A dónde vas Catalunya? Como salir del laberinto.(2014)

      El modelo Prim……….

      Qué hacer?
      La necesidad de un proyecto nacional Necesitamos: una nueva ley de partidos políticos, transparencia dentro de todas las organizaciones en torno al Estado, verdadera separación de los tres poderes, una mejor Administración Pública, que todo el mundo conozca la Constitución.
      ¿Qué no hacer?
       Nada que suponga ni remotamente el uso de la fuerza en Cataluña . 

       -Propone: 

      Un nuevo Sistema de Financiación Autonómica (NSFA) El NSFA a considerar –con una agencia tributaria federal, mutualización en el Estado de las Deudas Públicas de las CC.AA. y con límite racional a la solidaridad interregional— no es un ataque de recentralización contra las autonomías, sino todo lo contrario […]. Se trata de un conjunto de dispositivos a idear e instrumentar, para que las CC.AA. sean más productivas y competitivas. 

      La secesión de Cataluña no puede ser, y además es imposible En fin de cuentas, lo que se trata de esbozar en “¿Adónde vas, Cataluña?”, es la idea que los catalanes recapaciten sobre la deriva secesionista y se planteen algo muy diferente: una nueva relación de concordia con el resto de una España, que genere nuevos impulsos de progreso e innovación, lo cual exigirá indudable coraje contra obstruccionistas y desintegradores que proponen un viaje a lo desconocido. Por ello mismo, es preciso idear nuevas fórmulas de convivencia, en la expectativa de que el actual brote secesionista de la segunda década del siglo XXI pueda apreciarse —un día, en el futuro— como la gran ocasión que surgió de aprovechar las proclamas y exigencias del soberanismo, y de manera reflexiva ir hacia el buen cambio que el país necesita.

      http://www.circuloecuestre.es/documentos/eventos/evento-informacion-adicional-298.pdf 

  11. Alfred
    18/10/2017 at 15:03

    Sr. Foix, els seus desitjos no son realitats homologables.

  12. Francesc
    18/10/2017 at 15:03

    Concuerdo con usted Sr. Foix,

    Iban hacía el precipicio y estaban contentos,

    • Ramon
      19/10/2017 at 09:12

      Grave error, no se esta creando una fábrica de independentistas se esta creando una fábrica de parados, el importe perdido en empresas, negocios, tiendas, hoteles,etc estas dos últimas semanas no se recuperan este año

  13. dogbert
    18/10/2017 at 14:21

    No nos merecemos todo esto y mucho menos lo que viene. La situacion quedara sin reversion a largo plazo, con vectores hacia mas pobreza, mas desaliento, menos esperanza.
    Toda la clase politica que nos ha traido hasta aqui son unos ineptos, unos inconscientes. Son gente peligrosa, no son de los nuestros, pero juegan con nosotros.
    Hay que echarlos a todos, petar el tablero y empezar desde cero.

  14. Rosamaria
    18/10/2017 at 13:55

    LLegint el primer paràgraf m’ha semblat que estaba al cinema escoltant el “tráiler” d’una peli d’espies entre la CIA i la KGB…..!!!!

    Pel demés …cap novetat…en la linia del Sr. Foix.

  15. Desiderio de Sota
    18/10/2017 at 13:48

    Gracies un cop més Senyor Foix per la seva finestra de claror. Ara be: “el independentismo, hasta hoy por lo menos, no tiene una mayoría social suficiente” sona com un mantra qualitatiu que pretén ser quantitatiu per allò del vote i tal.
    L’estat te por del referendum i continuarà dient que no és vàlid perquè no vol comprar els vots reials. I per això envía els guàrdies a castigar a la gent. Unes eleccions “autonòmiques”, amb Indra remenant les cireres dels vots no mereixen confiança. Unes de plebiscitàries les prohibiran o il·legalitzaran als indepes.
    Mai es reconeixeran votacions a CAT i sempre es faran referències a majories silencioses, com ara fa uns dies a Sarrià, que la “majoria” era silenciosa per què eren dues dotzenes i, es clar, feien poc soroll.
    Però tot això són detalls que es perdran en la boira de la història. Al final només quedrà si els catalan es van fer indepedents o no. Si es que sí, ningú els fara retornar a Espanya, ni la UE, ni la London School of Economics, ni la Esglesia catòlica. Si és que no, tornaran (tornarem) a començar, que 300 anys només son 16 o 17 generacions…

    • Rosamaria
      18/10/2017 at 14:14

      Tothom menys el Sr. Foix , Desiderio de Sota, sap sobradament que si salta Catalunya, España s’enfonsa i això no és bó per UE. Què s’espera doncs que digui la UE ???

      Tothom ha vist també, inclosa la UE , `però llevat del Sr. Foix, que la via del diàleg no avança per negativa granítica del gobierno español.

      També tothom sap, llevat del Sr. Foix, que Madrid vol el 155 per recuperar competencies, recentralitzar i aplanar Catalunya per 40 anys més, ( incomprensible en una Europa moderna i democrática) així que, el que UE està veient i constatant és la realitat més crua de l’ autentica personalitat del gobierno español. Les detencions dels Jordis, no fa res més que reafirmar la fotografía del PP a España i això ens reforça a nosaltres davant del món i de la UE. España no pot consentir la independencia de Catalunya, ELS HI VA LA VIDA !!!

      España pot presionar a França, però menys a Alemanya, Italia i gens a la resta. De la UE, Dinamarca, Finlandia, Suecia, Republiques Báltiques, Eslovenia, Irlanda, Bñelgica, Croacia… Fora de la UE Noruega, Suiza, Islandia. Mig a fora i mig a dintre de la UE tenim El regne Unit. Tots, llevat d’aquest darrer són estat ” autodeterminats”, nacions fundades per disgregació, ( així será amb Catalunya).

      Tots ells están molt i molt cansats de l’ actitud de Rajoy amb Catalunya, no gens propia d’un estat europeu. Noruega estaría encantada de l’ entrada de Catalunya a la EFTA.

      Que no será fácil ni ràpid…SEGUR !!
      Però que serem independents i reconeguts…també SEGUR!!!

      • Jaume T.M.
        18/10/2017 at 16:28

        Rosamaria: No diguis “Tothom, menys el Sr. Foix…” perquè jo penso com ell en moltes de les afirmacions que fa en el se article. Així doncs, ja no és tothom. I si serem independents o no, està per veure. Jo crec que ningú pot afirmar avui dia ser independent, doncs el que hi ha en molts aspectes és la inter-depèndencia. I a mi em sembla be que sigui així, i crec que els que defenseu la independència aneu per un camí equivocat. El temps dirà qui tenia raò. Salut !!!

  16. Anna Garriga
    18/10/2017 at 13:14

    Ja va per ací la cosa ja, nosaltres anem baixant vendes i apretant les dents …

    • Rosamaria
      18/10/2017 at 14:18

      …i la majoria silenciosa d’empreses ??
      Com sempre el gran titular no és que 260.000 empreses no es moguin de Catalunya, sino que 50 se’n vagin !!

      El MWC de telefonía es queda….no pateixis per la teva clientela i les tevés vendes….no pateixes gens !!!

      • 18/10/2017 at 16:31

        lo de Rosamaria es perfecto. Estamos en el siglo XXI era INTERNET y que Barcelona tenga el MWC hasta 2023 además el Barcelona Games World y IoT Solutions World Congress confirma que está al mismo nivel MUNDIAL en tecnologia avanzada como Ginebra Suiza, donde ha nacido
        el W3 – WorldWideWeb, el resto de comentarios y articules son nada más que blablabla…… y derecho a pataleo del ‘famoso Unionisme espanyol’.
        Saludos de Ginebra, Markus Gmür, suizo de pura cepa!!

        • carles
          18/10/2017 at 21:14

          Magnífico Markus, viniendo de un pais que basa su sistema en un paraiso fiscal para los defraudadores de todo el mundo

  17. CatdeMelb
    18/10/2017 at 13:07

    Com podem cedir, Sr. Foix?

    No ens fem il•lusions, tot Espanya pensa com la Victoria Prego: “Hay que actuar con fuerza. El 155 es poca cosa. Hay que tomar la policía. Hoy en día, somos tan modernos que no podemos aplicar la fuerza. La fuerza hay que aplicarla. Con dureza. Y hay que reformar la Constitución para pararlos para siempre. Esto es cíclico. Hay que pararlos”.

    Aquesta és la realitat. No pararan fins que ens destrueixin. Els independentistes i els que no ho són.

    • Rosamaria
      18/10/2017 at 14:19

      PER AIXÒ HEM DE MARXAR !! COM MÉS AVIAT MILLOR !!!…

  18. Santiago Casán Cava
    18/10/2017 at 12:46

    Estoy de acuerdo en que el Partido Popular (y no sólo el Partido Popular) no ha comprendido la realidad catalana, pero desde aquí tampoco se ha entendido nunca la realidad de eso que llamamos “Madrid”, ni se ha valorado bien el peso de todo el Estado ni la actitud que iba a adoptar la Unión Europea y el resto de aliados de España: antes de embarcarse en un litigio (político, judicial o armado), uno tiene que valorar bien si tiene fuerza suficiente para ganarlo. Y, si es que no, no vale la pena empezar, si no se quiere hacer el ridículo, que, como dijo Tarradellas, es lo único que no se puede hacer en política.

    • Rosamaria
      18/10/2017 at 14:27

      la política es mucho mas de lo que se lee y se escucha en los medios…. España tiene mucho poder, si, però también tiene grandes y poderosas debilidades….empezando por la DEUDA.

      En cuanto al ridículo, por ahora, el único que ha hecho el ridículo ante el mundo es Rajoy : violencia, represión a gente inocente, rastreando urnas y papeletas , sin encontrar ni una, y que proliferaron por doquier el dia 1…y ahora con presos políticos en pleno siglo XXI…

    • 18/10/2017 at 17:38

      Sr. Santiago, en mi modesta opinión, comprenden perfectamente la realidad catalana. Deme el dinero que ya se yo cómo hay que gastarlo. Tienen una filosofía muy definida respecto a lo catalán (los llaman perros catalanes por lo mucho que ladran). Los catalanes por muy perros que sean llegan a entender que el fusilamiento del estatut por el TC. no es de recibo, ni mantener a los vividores del BOE. Un montaje de los herederos del enviado por la gracia de Dios que demuestra que la división de poderes en el reino y la igualdad de los ciudadanos ante la ley es una utopía. Clamar para pedir democracia no es hacer el ridículo. Se pide simplemente una solución democrática para solucionar un problema, en una supuesta sociedad que fanfarronea desde el gobierno que es una democracia consolidada.

Comments are closed.