El abuso de la memoria

La vida del comisario Juan Antonio Creix es analizada en perspectiva por Antoni Batista en su libro La Carta, Historia de un comisario franquista (Debate). Es un trabajo intenso y muy elaborado, construido desde la carta que el más siniestro torturador de la policía franquista escribió en 1974 al entonces ministro Rodolfo Martín Villa para que suavizara las sanciones que le había impuesto el régimen que estaba a punto de fenecer.

La carta. Historia de un comisario franquista

Invocaba el comisario Creix en aquella carta los servicios prestados al régimen en las comisarías de Barcelona, Bilbao y Sevilla, dejando recuerdos y huellas físicas imborrables a cuantos torturó. No consta que tuviera respuesta porque el franquismo de última hora le estorbaba una figura que representaba la cara más fea y cruel de la dictadura.

Batista atraviesa la vida del comisario sin olvidar lo más sustancial de sus fechorías, pero acercándose a la mente del personaje para tratar de entender su inhumano proceder. Me parece lúcida su interpretación sobre la vastísima historiografía de la tragedia colectiva española del siglo XX.

A la Guerra Civil española y el franquismo, escribe, les sucedió una guerra civil de la historia. Los vencedores escribieron contra los vencidos, y después los vencidos escribieron contra los vencedores, con honrosísimas excepciones, por supuesto. El paso del tiempo ha permitido que se ensanchen los caminos de la paz intelectual al cambiar la transversal preposición “contra” por la preposición “sobre” y tratar el tema sin la fobia o la filia de la dialéctica de los ganadores o perdedores.

Batista no pasa cuentas con Creix sino que explica quién fué, qué hizo y cómo terminó tristemente su vida. No cae en la tentación de deformar o exagerar el pasado como herramienta de futuro. Ni tampoco en aquel relato de Tzevetan Todorov que en su libro Los abusos de la memoria cuenta cómo se reescribía la historia durante el stalinismo cuando con cada cambio del cuadro dirigente se pedía a los revisores de la enciclopedia que eliminaran aquellas páginas y fotografías convertidas en indeseables. Se cuenta que en las islas Soloverstskiye se acababa a tiros con las gaviotas para que no pudiesen trasladar los mensajes de los prisioneros.

La historia nos revisita constantemente, se rehace, para arrojar más luces y más matices a la realidad pasada. La historia no se reconstruye con leyes sino con investigación, con nuevas perspectivas, con rigor y con datos hasta ahora desconocidos. Las miradas parciales contra los vencidos o contra los vencedores suelen ser efímeras. Ernest Renan escribió hace más de un siglo que el olvido histórico, incluso el yerro histórico, constituyen factores sustanciales para la formación de una nación. La aspiración debería ser mirar el pasado con todas sus luces y sombras. Todas.

Artículo publicado en La Vanguardia el 7 de octubre de 2010

8 comentarios

  8 comments for “El abuso de la memoria

  1. Jordi
    10/10/2010 at 19:19

    Es evident qué la Generalitat está en situació quasi de fallida econòmica. Les mentides i manipulacions sempre acaben per descubrir-se. En Montilla ens va dir que el nou finançament era «supersideral», com mai. Ara és comprova que no tenen un euro i que no paguen ni la factura farmacèutica ni els hospitals concertats, ni els proveidors. Han tingut enganyada a una gran part dels ciutadans. Altres ja ho sospitaven per les dades que anaven apareixen.

  2. Pere
    10/10/2010 at 17:52

    Ya no solo nos frien a impuestos, sino que tambien te piden que compres bonos a mil euros, como si fueran peladillas, mil euros es lo que gana una persona al mes y no te llega ni para el día quince, pero te lo piden como si te sobrara el dinero, un dinero que se han fundido con una mala administraccion, Catalunya se va a quedar endeudada para años, vamos a tener que trabajar años para pagar los lujos de unos impresentables y vividores que han dejado el país en bancarrota.

  3. Alex
    10/10/2010 at 12:29

    Como bien dice Vila, este sistema es insostenible, no se aguanta, demasiada gente viviendo del gasto público, demasiados intereses, demasiada deuda, tienen montado un negocio que se come todo el beneficio, todo ello con gente incapaz para trabajar en el mundo real y que se refugian en la política para disimular su incapacidad.

    Ahora quieren hacer bonos de mil euros para que los ciudadanos les paguemos sus caprichos y sus sueldos, sus coches oficiales y sus comidas, es lo último que nos faltaba por ver, esto se hunde, este sistema no funciona.

  4. J.Vilá.
    08/10/2010 at 18:26

    Hoy lo que hay es un abuso total de los que nos gobiernan, nos matan de otra manera, a base de explotar nuestro trabajo y decidir por nosotros cosas que nadie les ha autorizado a decidir, este sistema es insostenible por completo, in-sos-te-ni-ble.

  5. Albert
    07/10/2010 at 23:13

    Sr. Foix: Una guerra incivil como la que provocaron unos españoles contra otros, nunca puede llamarse guerra civil. Murieron unos 5.000.000 personas y se bombardearon ciudades y poblaciones pobladas como Barcelona, Guernica, ect.ect. Y lo peor fué que no huvo perdón y se continuó fusilando gente incluso despues de acabar la guerra. Que según dicen algunos, se llegó al medio millón. Yo por mi parte lo ignoro.

    Pero se perdió una generación entera que no ha podido influir en la historia de España. Es una generación invisible.

    La Republica fué desde luego bobalicona pero la dictadura fué los primeros largos años abusiva. La dictadura fué culpable pero la república también. Seamos sinceros.

    • Albert
      07/10/2010 at 23:32

      P.D. Cada dictadura que ha habido en España, desde hace 300 años, también ha aprovechado la ocasión para prohibir una lengua de España llamada lengua catalána. Injusticias las hubo a montones. Y aún las hay hoy en día.

      Para pagar impuestos somos españoles pero para percibir las prestaciones y el retorno y las inversiones estatales, somos catalanes y por lo tanto se nos tacha de pedigüeños. Injustamente. Ya que también pagamos las autopistas y el resto de España no. ect. ect.

      Criticar y levantar falsos infundios es facil. Lo dificil y decir la verdad honradamente.

    • Albert
      08/10/2010 at 05:59

      P.D. Perdon, debo de corregir un error de teclado al escribir. Donde dice 5.000.000 de personas debe de decir 500.000 personas.

  6. 07/10/2010 at 20:56

    Sr.Foix: Estos días he visto reportajes de los estudiantes y trabajadores muertos durante nuestra transición, personas que han sido olvidadas de una forma lamentable y que merecerían un recuerdo especial por parte de todos los que creemos en la democracia.

Comments are closed.