Sindicatos desfasados

Los Sindicatos han hecho un gran servicio a la sociedad industrial y post industrial. Y lo siguen haciendo en los tiempos que corren con la separación cada vez más enorme entre las bolsas de cientos de millones de personas más pobres y un grupo cada vez más restringido de multimillonarios. Aquella feliz expresión del primer ministro Harold Macmillan You’ve never had it so good, al comienzo de los años sesenta, sería compartida hoy por muy pocos. Nunca habíais estado tan bien, les decía el último de los primeros ministros eduardianos. Aquel crecimiento individual y social que fue constante y sostenible durante más de treinta años se ha estancado y empieza descender peñas abajo.

Manifestación sindical

Hemos entrado en una era de temor a la incertidumbre del futuro. Un temor, dice Toni Judt en su libro Algo va mal, a la velocidad incontrolable del cambio, el temor al paro, el temor a perder terreno frente a otros en una distribución de recursos cada vez más desigual, el temor a perder el control de las circunstancias y rutinas de nuestra vida diaria. Y, quizás sobre todo, el temor de que no es sólo que nosotros no podemos dirigir nuestras vidas, sino que quienes ostentan el poder también han perdido el control, que ahora está en manos de fuerzas que se encuentran fuera de su alcance.

Ante este panorama, gobiernos, sindicatos y financieros debaten sobre cómo recortar el gasto público y sanear las finanzas del Estado. Quienes no somos economistas no acabamos de ver cómo se puede impulsar el crecimiento con las tijeras cortando las partidas más gruesas de los presupuestos públicos como si el Estado fuera una gran empresa en la que sólo tiene importancia la cuenta de resultados. Si no se mejora la productividad, si los servicios públicos no son más eficientes, si los Sindicatos no defienden también a los trabajadores en paro, si el concepto de aumentar impuestos sigue proscrito del lenguaje de los partidos mayoritarios, no veo cómo se puede salir de la recesión.

El discurso políticamente correcto es que el mercado se ha tragado al Estado que se ha convertido en un obediente servidor de las decisiones globales de los centros financieros. La teoría está fundamentada en que la crisis no la crearon los gobiernos ni los estados sino que estalló en Wall Street en el otoño de 2008 con los abusos de banqueros sin rigor y sin escrúpulos. Así lo creo también.

Pero también es cierto que el estado tiene que recuperar su efectividad para garantizar la supervivencia de los más frágiles. que no tienen la suerte de ser funcionarios. Los que convocan manifestaciones contra las reformas sociales han de tener en cuenta que lo hacen desde una seguridad de la que muchos trabajadores carecen. El estado debe imponerse sobre los desmanes de los mercados pero los Sindicatos han de modernizarse para defender con más acierto y eficacia a sus afiliados y al resto de trabajadores sin esperanza de encontrar trabajo.

  8 comentarios por “Sindicatos desfasados

  1. Sr. Foix: Bon, logic i d’actual-litat aquest article.

    Compañeros de este Blog: Son tan acertadas y llenas de verdades y de lógica vuestras respuestas, que no tengo casi nada que añadir.

    Resumen: Casi todo el mundo cayo en la trampa del juego de la ruleta de la gran especulación. Sea de la vivienda ó de la Bolsa. Ya sea inventada por algúnos banqueros de Wall Street ó de los banqueros propios de cada pais. En realidad no importa.

    Lo que si importa es como salir de esta crisis de sunami mundial.
    Y para ello recuerdo lo que, hace tiempo ya dijo Ramón, en este mismo Foix Blog. Dijo más ó menos “… que todos debíamos avanzar y remar en la misma dirección ”

    Y esto significa que en Cataluña debemos estar y actuar todos unidos entre si y a la vez unidos con toda España. Y que debemos respetarnos mutuamente y en todo. Solo así nos salvaremos.

    Y que tanto los políticos como los miembros de los sindicatos deben afrontar con realismo los problemas de paro en que vive la sociedad. Que en realidad da la sensación de que no lo hacen.

  2. Hace más de veinte años la UGT de Nicolás Redondo plantó cara, junto a otros sindicatos, al Gobierno de Felipe González, montando una huelga general que dignificó al sindicalismo español ¡Memorable fecha!

    Allí se vio que era posible la lucha sindical independiente, ya que los vínculos históricos de la UGT y el PSOE no pudieron impedir que la central obrera supiera estar en su sitio, enfrentándose nada más y nada menos que al todopoderoso socialismo felipista del momento. Pero de aquello no queda nada; nada de nada. Dos décadas después los grandes sindicatos están desaparecidos, vendidos y apesebrados. El desprestigio que han acumulado en el último lustro se va a ver acrecentado sin duda por lo que ya es una prueba de fuego: la crisis, que al parecer no va con ellos. Y quien dice crisis dice desempleo, pobreza y quiebra del estado de bienestar.

  3. La verdad de los sindicatos es que todos estan detras del gobierno y nunca luchan por los trabajadores, siempre por ellos mismos.

  4. Es muy matizable si quien actúa antes son los estados o los mercados, hay acciones vs reacciones en ambos casos.

    Unos interpretan las señales de los otros y actúan en consecuencia.

    Cuando un estado lanza la noticia de que comprara deuda, o un plan de rescate, o inyecciones QE I, QE II es lo que genera los movimientos alcistas que pretenden en la bolsa

    aqui se explica bien en las conferencia entrevistashttp://noledigasamimadrequetrabajoenbolsa.blogspot.com/2010/01/entrevista-en-attac-tv.html

    http://noledigasamimadrequetrabajoenbolsa.blogspot.com/

  5. Les recomiendo que vean “Las invasiones barbaras”, en esta pelicula se ven los comportamientos y actitudes de dirigentes sindicales que para nada piensan en sus supuestos representados y si en corruptelas y zonas intocables y acotadas por y para ellos.
    Los sindicatos instalados en el presupuesto y en el “secreto” no sirven para nada.
    Dicho lo anterior, esta claro que si los trabajadores esperan que el “capital” les conceda nada por su cara bonita, que esperen bien sentaditos.
    Ante este callejon supuestamente sin salida, solo se me ocurre un resquicio para un futuro mas digno y justo para todos y no esta escrito en los manuales de estilo ni de unos ni de otros porque no es politicamente correcto. Habra que ser un poco incorrectos no les parece?

  6. Sr.Foix: A lo mejor la solución es tan simple como la de ponerse a trabajar, pero a trabajar en serio, el capital no existe sin el trabajo y la crisis ha sido originada por un capital que ha basado la riqueza en especular con el mismo capital y no en generar empleo. Los paises los han creado los trabajadores no los especuladores, es el trabajo el que ha creado la identidad de los pueblos y de las personas, Vd Sr.Foix se encuentra orgulloso de su trabajo y ese orgullo genera una dinámica que contagia, encontrar trabajo hoy es una necesidad vital para muchas personas en paro, pero para crear trabajo es necesario que quienes tenemos trabajo lo hagamos lo mejor posible y sepamos la responsabilidad que eso supone. El problema de muchos sindicalistas es que hace tiempo que se olvidaron de lo que es el trabajo…

    • Ademas si nos ponemos a comparar, España tiene el doble de paro que otros países parecidos…
      Aquí hay responsabilidad de los agentes sociales, tanto sindicatos, patronal como gobierno, cada uno en un grado diferente pero todos responsables.

      Muchos mezclan asuntos financieros y macroeconomicos(asuntos de normas que deben hacer los políticos, de regular las fallas del mercado) con asuntos de economía productiva-microeconomica, de estructura productiva del pais.

      Ahora los sindicatos con las deslocalizaciones, con la perdida de soberanía financiera de España saben que es mejor una negociación mínima con el gobierno actual que crear mas tensión, con huelgas, huida de capital e inversdiones y no poder negociar nada con un FMI si llega el caso.

      en fin como dice la cita, renovarse o morir

Comentarios cerrados.