La cambiante identidad de Turquía

La tercera victoria consecutiva del partido islamista dirigido por Recep Tayyip Erdogan pone de relieve que las sociedades y las naciones no cambian súbitamente sus identidades ni por leyes, revoluciones o invasiones. El Partido de la Justicia y el Desarrollo ha conseguido más del 50% de los votos. Es una mayoría insuficiente para promover un cambio constitucional desde el partido del poder, pero representa un consenso político y social para votar a favor de un gobierno que defiende la tradición musulmana de la sociedad turca. La imagen de la señora Erdogan cubierta con un pañuelo en la noche electoral al lado de su marido es una pequeña muestra de la evolución experimentada por un país que se resiste a perder sus rasgos identitarios más profundos.

Recep Tayyip Erdogan

Noventa años después de que el padre de la Turquía moderna, Kemal Atatürk, decidiera crear turcos occidentalizados, imponiendo nuevas vestimentas, ordenando afeitar los bigotes, creando un alfabeto de corte europeo y privando de todo poder al sultanato que dirigía los asuntos públicos y civiles en los casi cuatro siglos de imperio otomano, resulta que Turquía confía más en un partido islamista que en las formaciones seculares y occidentalizadas que gobernaron Turquía durante varias generaciones. El nuevo hombre turco se ha quedado en la imaginación de Atatürk de la misma manera que el nuevo hombre soviético de Lenin no sobrevivió al fracaso del Partido Comunista en Rusia.

La pregunta que cabe formularse es si un sistema de corte islámico puede ser democrático. La experiencia de Turquía y la de Indonesia indican en principio que sí. Pero con reservas no menores. No es una cuestión religiosa sino de comportamientos democráticos. Desde los años veinte, la Turquía moderna ha descansado sobre el indestructible triángulo del ejército, la república laica y el carisma de Kemal Atatürk. Tres mandatos consecutivos del partido de Erdogan van erosionando estos tres pilares de la tradición política turca. El problema no es si Erdogan gobierna con una orientación islámica o laica.

La cuestión está en los contrapesos de un gobierno que actúa por su cuenta con más periodistas en la cárcel que en China, con un control excesivo sobre el poder judicial y con una represión de las minorías, especialmente la kurda, a la que no se quiere otorgar un mínimo de autonomía.

Publicado en La Vanguardia el 14-6-2011

13 comentarios

  13 comments for “La cambiante identidad de Turquía

  1. Francis Black
    15/06/2011 at 11:00

    Se les va un poco la pinza. La no violencia es innegociable.

    • dogbert
      15/06/2011 at 15:13

      Estoy de acuerdo contigo Francis. Aun asi tambien al sistema se le ha ido la pinza en cuanto y tanto no han sabido modular su violencia estructural.

      • francis black
        15/06/2011 at 15:45

        Si, hay violencia estructural, abuso de poder, opacidad, corrupción…. pero cuando estas delante de una persona no le puedes pegar y menos en grupo, es como los polis el otro día que se les veía cebarse con personas sentada en el suelo. Si la gente disfruta pegándose mejor lo dejamos.

  2. Josep
    14/06/2011 at 19:12

    PAU I BÉ. AMIC LLUÍS. No es poden afegar les minories. Ja ho diu Jesús: SI FEU CALLAR A AQUESTS. PARLARAN LES PEDRES. QUE L’ESPERIT DEL SENYOR ENS DONI LA SEVA FORÇA. A REVEURE. J O S E P

  3. dogbert
    14/06/2011 at 18:53

    Despues de arduas negociaciones por parte de los lumbreras que dicen gobernarnos, se ha decidido no desalojar a los animalitos del Zoo del Parc de la Ciutadella.
    De bipedos con neurona a esta hora ya no queda ni uno en el recinto.
    El pronostico para mañana, miercoles dia del espectador, es de pronostico reservado.

  4. dogbert
    14/06/2011 at 13:53

    La foto del tal Erdogan con la luna lunera islamica asi en plan aura tiene su cosa.
    Lo cierto es que el susodicho va ganando sus batallitas internas y no le dan en todo el morro como al Silvio en Italia que le han dado bien aunque le supongo tranquilo como unas pascuas.
    El ultimo parrafo del articulo del Sr. Foix, retrata la actualidad turca que no es como muy homologable a lo que formalmente se requiere para en trar en la Union, por tanto, creo que la prudencia indica que Turquia debe seguir en espera, que con los que somos ja tenim prou feina.

  5. 14/06/2011 at 09:30

    Altre article -ara també a LA VANGUARDIA- molt realista sobre la situació i el futur polític de Turquia.
    Agraït per la vostra tasca periodística i històrica, us saluda

    J. M. Caparrós Lera
    Catedràtic d’Història Contemporània i Cinema
    Universitat de Barcelona

  6. 14/06/2011 at 08:56

    Sr.Foix: Si los paises europeos permiten que el gobierno Turco meta en la cárcel a periodistas que les son molestos, sin que nadie en la UE levante la voz ni diga media palabra, es que quizás no les molestaría hacer lo mismo con algunos periodistas de sus propios paises…

    • Francis Black
      14/06/2011 at 09:38

      ¿Cárcel en Europa a periodistas? Dos telefonazos son suficientes, aquí nadie arriesga salirse del circuito, tertulia columna radio tele polémica contrarréplica…. es una gran industrial la del opinador, la mayoría del periodistas actuales no han dado una noticia en su vida.

      • dogbert
        14/06/2011 at 13:59

        Estoy de acuerdo con Francis Black. Aqui lo que se lleva, salvo honrosas excepciones, un periodismo(?) de salon, compadreo y hoy por ti mañana por mi.
        Y en septiembre la gran eclosion: el mestre Cuni a la tele del grupo godo.
        Prou..prou..prou….prou

      • 14/06/2011 at 15:27

        Decía Chesterton que el periodismo consiste esencialmente en decir «Lord Jones ha muerto» a gente que no sabía que Lord Jones estaba vivo. Pero yo pienso que es lo contrario, que el verdadero periodismo consiste en demostrar que Lord Jones está vivo, cuando a la gente se le quiere hacer creer que está muerto…

        • Francis Black
          14/06/2011 at 16:49

          A mí el periodismo que me gusta no es ni el de opinión pura y dura ni el que da la noticia sin más, es el cronista el que se pasea y explica lo que ve, por ejemplo el libro de Josep Maria Planes, «Nits de Barcelna», hay otro libro publicado de artículos que le costaron más caro, Els gàngsters de Barcelona. Luego hay un tercer libro PLANES D’ESPORT, pero no lo conozco.

          Aquí hay cien artículos,

          Ahttp://www.memoria.cat/planes/content/recull-de-100-articles

          • dogbert
            14/06/2011 at 19:11

            anotado y a favoritos

Comments are closed.