De Nicolas a Sarkozy, las miserias de la política

Secuencia de la película De Nicolas a Sarkozy

Seguir cinco años de la política francesa, de 2002 a 2007, mientras pasan las secuencias de la película De Nicolas a Sarkozy es asistir a una larga ceremonia de cinismo, falsedad, vanidad y ambición para conquistar el poder. Es la política en acción íntima, entre bastidores, alimentando egos y despreciando adversarios.

Ayer se podía ver en Youtube una secuencia del candidato Sarkozy saludando a masas de posibles votantes en la plaz de la Concorde de París. A mitad de la vertiginosa aparición pública se veía cómo el presidente candidato se quitaba el reloj de lujo de su muñeca y se lo metía en el bolsillo. Por si acaso. Un gesto feo que le puede robar muchos votos en las elecciones del domingo.

El 6 de mayo de 2007 Sarkozy sabe que va a ganar las elecciones. Lo dicen las encuestas y lo piden los franceses. Todo el país está ansioso por conocer los resultados. Nicolás Sarkozy no ha querido salir de casa a pesar de considerarse el líder carismático que piden los franceses. No sale porque su mujer, Cecilia Ciganyer Albéniz, bisnieta de Isaac Albéniz, no irá a votar con él. Ganará, con la ayuda de su mujer, pero no con la complicidad final de Cecilia de la finalmente se separaría al poco de llegar al Elíseo.

Es un relato político sobre la derecha francesa a la que el director Xavier Durringer, le aplica la lupa para descubrir sus más íntimas miserias. Queda mal el presidente Chirac, queda peor el primer ministro Dominique de Villepain y queda peor que nadie Nicolas Sarkozy. Vaya tropa.

No es frecuente hacer biografías de ficción sobre presidentes en activo. Sarkozy aparece como un personaje cuya única ambición en la vida es llegar a la presidencia de la República. Y lo consigue plantándose ante Chirac y, sobre todo, enfrentándose a Villepin, tan ambicioso pero más intelectual y más elegante que él. Más escrupuloso, a pesar de todo.

Sarkozy es hijo de un inmigrante húngaro que vagó por media Europa después de que los comunistas le quitaran su patrimonio y le obligaran a abandonar su país. Recaló finalmente en Francia, afrancesó su apellido y se casó con la hija de un cirujano de París, una judía sefardita procedente de Tesalónica, que se había convertido al catolicismo.

Es divertido ver cómo la política tiene un ingrediente de pasión y de miseria. Los cuchillos se clavan en la espalda o en el vientre, a amigos y enemigos, los encuentros con la prensa son auténticas batallas campales de hipocresía y cinismo. Los políticos quedan muy mal, pero los periodistas les vamos detrás, a muy corta distancia.

No aparecen las miserias de la izquierda. Ni siquiera se muestra a Ségolène Royal a la que Sarkozy derrotó en mayo de 2007, tras un célebre debate televisivo. Cuando la película se estrenó en Francia, ahora hace un año, con el título de “La Conquete”, Sarkozy manifestó que prefería ir al psiquiatra antes que ver la película.

No me extraña. Aparece poco sofisticado, primario, activo hasta el ridículo, rápido, tragando en vez de comer, pendiente de la televisión y la prensa, desafiante ante el presidente del gobierno y al presidente de la República. Poder reírse de los que mandan es un ejercicio saludable.

Expone el director el permanente circo de la política y los políticos. Le apasiona el personaje pero no lo deja bien. Dice que elegir a Sarkozy era poner a un hombre bajito, de 1,65, frente a Chirac y Villepin, que miden 1.93. Los dos vienen de la Francia eterna, de la tradición y él procede casi del arroyo y sin ninguna posibilidad. Va derribando las pequeñas y grandes barreras, un poco de populismo aquí y una pincelada de conservadurismo allá, recoge votos que vienen de la derecha extrema y del centro.

Dice frases cortas, titulares fáciles, slogans que la gente entiende. Y gana.

Este domingo los franceses harán balance. Las encuestas le son adversas. Vuelve a recurrir a los viejos tópicos. Uno de ellos, nuevo esta vez, es meterse España en la boca en cada discurso. Eso sí, siempre añadiendo “ese gran país que es España”. Y a otro tema.

Los millones de franceses que han visto la película se habrán reído. Pero también habrán reflexionado sobre si un personaje tan banal y tan primario merece ser reelegido presidente de la República.

El domingo es la primera vuelta. La segunda, el día 6 de mayo, es la segunda. Va a ser muy importante para el futuro inmediato de Europa.

14 comentarios

  14 comments for “De Nicolas a Sarkozy, las miserias de la política

  1. Joan Martorell i barberà
    26/04/2012 at 12:03

    EUROPA
    Hollande , Sarkozy, Le Pen, Merkel… Berlusconi (cessat), Que voleu que us digui no puc deixar de pensar en els fundadors d’Europa: Adenauder,Schuman, De Gasperi…i em cau l’ânima als peus.
    Deu ser veritat que cada pais, (i en aquest cas la nostra Europa) té els covernants que és mereixen, peró, vulguis o no, i com diuen els castelláns “con estos bueyes tenemos que arar”.-
    Ens cal un gir copernicà: una nova cultura, unes noves costums, perqué l’origen d’ aquesta crisi ve més del “coco” que de la butxaca.
    JOAN MARTORELL I BARBERÀ
    Carretera de Terrassa 30
    08230 MATADEPERA
    Telf 937870535
    DNI 39054045E

  2. dogbert
    21/04/2012 at 22:26

    Y si nos levantamos mañana domingo muy temprano, pero muy muy temprano, podremos leer antes que nadie la prensa de madriz y las reflexiones de mossen Pep Guardiola y darnos con el cilicio que es lo que de verdad nos va de toda la vida a la culerada.
    La lliga a fet figa.

  3. Jesús
    21/04/2012 at 18:04

    Todos las encuestas que se han realizado hasta la fecha (en total 375) prevén que Nicolas Sartkozy y François Hollande sean los dos candidatos más votados y, por tanto, quienes pasen a la segunda ronda. Pero Ifop vaticina una abstención elevada, en torno al 23-26%, y el mismo instituto de opinión calculó el viernes un 28% de indecisos a dos días de la cita con las urnas. Ateniéndonos a esos parámetros, cabe esperar la sorpresa. Además, hay que tener en cuenta que dos de los candidatos extremistas (Le Pen y Mélenchon) gozan de un inusitado apoyo popular y podrían dar la campanada clasificándose para la final.

  4. Albert
    21/04/2012 at 08:21

    Cuando el ciudadano de la calle medita sobre los políticos de los partidos, tanto si gobiernan como si están en la oposición, le entra una indignación generalizada dirigida hacia sus miserias y sus ineptitudes de talento, previsión de futuro cambiante y también de la falta de control, destino, disposición, seguimiento y empleo del dinero público.

    Porque aunque hemos de reconocer que está crisis económica mundial nos está perjudicando gravemente, tenemos de reconocer que ello no es escusa para que el partido de la gobernanza de turno y el ó los partidos de la oposición vivieran el panzacontentismo dentro del espejismo de un falso progreso económico durante la burbuja especulativa del tocomocho del tocho.

    Y olvidarán por dejadez ó hicieran caso omiso de los consejos de los mejores económistas españoles. Que ya durante los años 2006, 2007, 2008, 2009 y 2010 iban advirtiendo y aconsejando a la gobernanza de turno de lo que estaba ya empezando a ocurrir en la economía y en las finanzas.

    Pero la gobernanza con su soberbia y ceguera hizo caso omiso de los consejos de los economístas y asi siguio el despilfarro por descontrol del empleo y uso del dinero público.

    Y así hemos llegado hasta el drama actual de casi 6.000.000 de personas en el paro. Sin ingresos posible y muchos sin vivienda. Pero con hijos y familia.

    No han ido a cazar elefantes pero han hecho algo peor que es el olvido de la obligación de controlar el gasto, empleo, seguimiento del uso del dinero público por parte de todos sus responsables dentro de la gobernanza.

    Si una gobernanza no controla el uso, seguimiento y empleo del dinero público, que es lo principal, me pregunto ¿ Entonces para que está en la poltrona del poder responsable y decisorio del Estado ?

    No comment, Sir.

    • Albert
      21/04/2012 at 08:41

      P.D. Ahora todo son recortes, grande subidas de los impuestos, de los carburantes y combustibles, ect. aumento del agua, gas, electricidad, telefono, ect. ect. Transportes públicos, ect. Aumento exagerado de los intereses de la devoluvión y pago de la deuda del Estado. ect.

      Pero la gobernanza vuelve a equivocarse en la solución que en realidad debería ser todo lo ocntrario.

      Cuando el Estado entra en bancarrota o quiebra no se le ocurre otra cosa a la gobernanza de turno que hacer lo citado más arriba. Y que paguen los de abajo. Pero nunca los de arriba.

      Porque no es lo mismo recortar el 5 % a un funcionario de abajo que recortar el 5 % a un alto funcionario. Ó a un expresidente de gobierno ó a un/a exseñoría del Parlamento.

      Pagamos el interes de la deuda demasiado alto. En cambio Alemania tiene una deuda superior a la de España y solo paga el 1,5% ó 1,7% de interes. Vuando España ya está llegando al 5,5% ó rozando el 6 %.

      El resultado es que Alemania está creando empleo y España lo está destruyendo en la misma proporción.

      Algo falla.

  5. Albert
    20/04/2012 at 16:39

    Sr. Foix: Nunca he escuchado o visto a ningún político que diga » Me he equivocado, no volverá a ocurrir «. Pero dicho esto luego hacen lo que les da la real gana.

    No comment, Sir.

  6. dogbert
    20/04/2012 at 15:40

    El padre de Sarkozy le espeto a su hijo joven, que con su apellido y su fisico no iba a llegar a ninguna parte. El hombre iba para adivino segun hemos visto.
    Esta claro que Sarkozy es un sobrevenido en «la grandeur» y que ya ha cumplido el ciclo, pero ojo que este individuo ha dejado por el camino a oponentes de peso y pedigree.
    Veremos. En cualquier caso poca cosa cambiara, porque en Francia al igual que aqui, no tanto pero tambien, quien manda de verdad es el maldito mercado y los que se siguen llamando socialistas, Hollande y demas tambien estan en la misma liga amañada y cautiva.
    Carla Bruni les cantara, nos cantara una cosita a todos y nos quedaremos tan a gusto. Sera lo unico guapo de toda esta nueva sesion de circo.

  7. 20/04/2012 at 13:09

    Llámenme clasista, pero así, de bote pronto y sin saber nada del personaje ni entrar en el color político, me caen mejor los políticos que transmiten educación y buenas maneras, como Villepin, Mario Monti o Jorge Semprún, por poner tres ejemplos distintos y distantes, que los que transmiten vulgaridad, como Sarkozy, Alfonso Guerra o Berlusconi. Y es que, en el fondo, lo que no es estético raramente es ético.

    • enric
      20/04/2012 at 14:24

      Que considere político a Sarkozy se lo puedo pasar. Pero a mafiosos como Guerra i el otro innombrable, ya es de un gusto un tanto dudoso

  8. 20/04/2012 at 11:51

    Sr.Foix: Sarkozy es el mejor ejemplo de político de usar y tirar, aprovechó el momento, se cargó a todo el que le hacía sombra, montó un casamiento mediático cuando su mujer le abandonó, usa frasecitas cortas bien publicitadas y aprovecha todos los fallos de sus rivales, amigos y enemigos, para sacar provecho. Su servilismo ante Merkel es un reflejo de la historia del último siglo en Francia…

  9. francis black
    20/04/2012 at 11:20

    No veo mejor razón para darle la mano a Sarkozy que intentar mangarle el reloj, es sorprendente que a estas alturas de la película la gente siga aglomerándose para saludar a un político.

    • 20/04/2012 at 11:52

      Francis, es más que posible que si le das la mano te quedes tú sin reloj…

Comments are closed.