El miedo tóxico

El presidente F.D. Roosevelt en el discurso inaugural de 1933 hablando sobre el miedo al miedo

El miedo se propaga en todas direcciones. Lo sienten los que poco tienen y lo temen todavía más los que más poseen. El miedo no suele vivirse en presente sino que se proyecta siempre en el futuro. Tienen miedo los que están en el paro y los que trabajan, los jóvenes y los mayores, los políticos y los empresarios. Vivimos en la inseguridad del que contempla el futuro con hechos inesperados e inciertos.

En tiempos tan convulsos como los de hoy, el presidente Franklin D. Roosevelt dijo en su discurso inaugural el 4 de marzo de 1933, un mes después de la subida al poder de Hitler, y sin tener respuesta a la gran depresión que había empezado cuatro años antes: «Déjenme enunciar mi firme creencia de que la única cosa a la que tenemos que tener miedo es al miedo mismo.»

El miedo aumenta las dificultades para enfrentarte a situaciones extremas o muy críticas como la actual. La canciller Merkel decía el domingo: «Deberíamos mantener un poco de silencio todos, incluidos los alemanes, por respeto». La palabra frívola de políticos, financieros y periodistas no contribuye a la serenidad que se necesita para superar la situación con el mínimo coste y sin pisar las flores de los jardines de la dignidad de las personas. Cuando hay tanta gente que hablamos de todo a todas horas existe el peligro de perder la capacidad de hablar sobre algo con un mínimo de conocimiento.

El respeto que pide Merkel habría que aplicarlo a los alemanes y a las instituciones europeas sobre las que tienen una influencia muy grande. ¿Tiene el Banco Central Europeo autonomía? No lo parece si sus decisiones dependen de factores externos. ¿Tienen los gobiernos nacionales capacidad para decidir por su cuenta? Pues no. El periplo de urgencia que ha iniciado Rajoy por Europa es para evitar o mitigar un rescate que no sabemos si será solamente bancario o afectará al conjunto del país. El problema es que no hay un diagnóstico ni una terapia adecuada.

No podemos transformar las buenas noticias en miedo tóxico. Estamos experimentando el mejor año turístico de la historia con cruceristas que llegan a millares cada día a Barcelona. Las exportaciones, a pesar de todo, crecen. Hay apuntes positivos en sectores de economía innovadora. Hay talento y ganas de trabajar. Cuidado con las fugas. Un poco de silencio, sí, frau Merkel, pero basta ya de tanta austeridad que nos llevará a la inevitable miseria.

Publicado en La Vanguardia el 28-8-2012

15 comentarios

  15 comments for “El miedo tóxico

  1. Ramon
    30/08/2012 at 22:24

    REcomiendo en estos casos de miedo,de como afrontar la crisis, la valoracion del caso y estudio en el libro: Ahora yo de Mariano alonso Puig

    • 31/08/2012 at 18:08

      Gracias por la recomendación Ramón…

  2. Albert
    29/08/2012 at 15:44

    Sr. Foix: Bon article. Hem quedo amb l’ultim paragraf.

    Companys del blog: Bones respostes. Prenc nota.

    BartoloméC: Hem quedo amb la teva resposta.

    No tinc res mes a dir. Perque entre tots ja ho dieu tot.

  3. anibal
    28/08/2012 at 21:47

    Se fugaron en un mes 76 mil millones de euros de los bancos españoles. Miedo?, prevención?, descreimiento? quien estimula la fuga?

    • 29/08/2012 at 09:47

      La Sra Merkel y sus amigos…

  4. malena
    28/08/2012 at 18:07

    ¿Recorda la por que escampava la Vanguardia fa dos anys per aconsseguir vots per CIU-PP? Aprop de la immoralitat.

  5. francis black
    28/08/2012 at 13:06

    Hay mucho negocio en la crisis, libro de economía de cincuenta páginas, otros de autoayuda de ochenta, especialista de bolos por radios y teles.

  6. dogbert
    28/08/2012 at 13:00

    Cuando llegue septiembre veremos como seguimos llevando esta debacle general. Sospecho que todo va a seguir igual o sea a peor.
    Marearemos la perdiz con la Diada, seguiremos con la doble convocatoria de elecciones en el Pais Vasco y Galicia. Mañana mismno ya tenemos otro partido de la maxima, que distrae y llena mucho. Y nada que remueva de fondo y forma el apabullante kangelo generalizado que se palpa.
    Nos aplicaran la medicina que no funciona en Grecia, Portugal e Irlanda y definitivamente arruinaran el pais por varias generaciones. Alli siguen aguantando el tiron y aqui igual. Mucha queja, mucha historia, pero no pasa nada.
    Seguiremos pensando que esto escampara por si solo, que es una pesadilla pasajera y que a nosotros no nos pillara.
    Lo cierto es que ya hace tiempo que nos ha pillado, ahora viene la repillada.
    Cul de sac, intemperie y despiste.
    Vamos a la playa.

  7. Joan Martorell i barberà
    28/08/2012 at 10:57

    25 Agost 2012

    Deméncial, injust i sobretot, la táctica “d’amagar l’ou” vull dir donar-nos la noticia de la gran empastifada en conta- gotes; tot aixó se m’ha acudit quan he llegit l’últim invent del Govern en refereixo als 400 Euros; ja sabeu de qué va… jo no ho he acabat de llegir, ni penso fer-ho. Per cert no fou l’inefable Zapatero que anys a ens va donar 400 Euros per barba, quan va guanyar les eleccións?
    Avui, per postres ens diuen que Europa està entrant en una segona recesió.

    Fa mesos que no entro en les mantres del deute sobitrà, de la prima de risc, de la puja i baixa de les bosses. Estem en mans d’especuladors que la crisi enriqueix (n’estic segur, i ho deixo escrit que aquesta es la segona i gran estafa) i de ineptes que desconeixent com es manega la bruixola ens fan navegar a la deriva.
    Pagar més, i retallar més, no passen d’aqui,no en saben més. … ho confesso, jo tampoc, només sé que si hi ha un camí de sortida no passa per pagar més i retallar més, per aixó sóc partidari, de anar a la nostra, de moment ens convé una economia parcialment “invisible” que tributi just el necessari per cobrir el deure de subsidiariatat.Ben segur que baixant imposts, en recaptaran més.

    JOAN MARTORELL I BARBERÀ
    Carretera de terrassa 30
    08230MATADEPERA
    Telf 937870535
    DNI 39054045E

    • 28/08/2012 at 12:04

      Totalment d’acord, els hem de deixar dir, però ens estan prenen el pel i això no agrada, ni està be, ni ho hem d’acceptar encara que només sigui per dignitat.
      Contra la por només cal ser valents, ens hem de fer sentir i no pas a cop de bastons.

  8. 28/08/2012 at 10:08

    Sr.Foix: El problema del miedo es que quienes lo padecen acaban tomando decisiones erróneas, se magnifica la situación y por consiguiente se acaban adoptando medidas que por exceso o por defecto son inadecuadas…La canciller Merkel adopta medidas basadas en el miedo, es la primera que lo padece y en su afán de preservar su país, acaba destrozando al resto con medidas draconianas de austeridad…Hace tiempo que pienso que ella es parte del problema y no de la solución, y convendría que empezase a dejar de sentirse intocable y se le bajaran un poco esos humos de superioridad que demuestra un día sí y otro también, tanto ella como sus colaboradores…

  9. Nano
    28/08/2012 at 10:08

    …Pero ya basta de tanta austeridad que nos llevará a la inevitable miseria. Hay que aumentar la productividad y para ello estimular el consumo…

Comments are closed.