Mentiras que parecen verdades

El lenguaje político está diseñado para que las mentiras parezcan verdades, el asesinato una acción respetable y para dar al viento apariencia de solidez. Son palabras de George Orwell, uno de los periodistas y escritores más lúcidos y más influyentes del siglo pasado.Orwell images

Si dominas las palabras has hecho un gran recorrido. Las palabras crean el discurso y el discurso puede convertirse en propaganda o en confusión. Todos los gobiernos, también los democráticos, tienden a crear grandes fábricas de propaganda. Los gobiernos que se la creen, se equivocan severamente. La propaganda es para que la crean los ciudadanos.

Confucio decía hace más de 25 siglos que si hubiera tenido todo el poder en China lo primero que habría hecho es crear un diccionario para que todas las palabras tuvieran el mismo sentido para todos.

La vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría nos ha hablado hoy que habrá una “novedad tributaria”, un eufemismo para anunciar que habrá una subida de impuestos. La ministra Fátima Báñez dijo hace unos días que la emigración de jóvenes en busca de trabajo en el extranjero era un fenómeno de “movilidad exterior”.

Mariano Rajoy manifestó hace poco que no había cambiado de criterio en cuestión de impuestos sino que lo que habían cambiado son las circunstancias. Lo cierto es que todas estas afirmaciones no son falsas. Pero son confusas. No dicen lo que ocurre ni lo que la gente entiende con palabras bien sencillas.

Hablaba hace dos días del silencio de Rajoy. Lo entiendo porque no tiene explicaciones convincentes a una crisis que no puede combatir por su cuenta y depende de las decisiones que se toman en instituciones y gobiernos ajenos al español.

Pero saldría ganando, saldríamos todos ganando, si se presentara a la opinión pública, a través de los periodistas o en directo en el Congreso, para explicar la magnitud de la crisis. Las dificultades, los problemas, las insuficiencias. Decir la verdad. No sólo conseguiría sentirse más tranquilo sino que seguramente muchos ciudadanos se pondrían de su parte para combatir juntos el mal momento que atravesamos.

Rajoy está más pendiente de lo que digan en Bruselas, Washington, Frankfurt y Berlín que lo que le piden sus conciudadanos. Estaría bien que nos dijera que él no puede decidir por su cuenta y que quien decide la política que nos afecta a todos está lejos de la península. Posiblemente en la nube de los intereses políticos, financieros y especulativos de personajes que no tienen que rendir cuentas a nadie.

 

 

 

12 comentarios

  12 comments for “Mentiras que parecen verdades

  1. 01/05/2013 at 15:24

    La Moncloa ha preparado el acto, previsto hace meses —es el calendario que ya anunció Rajoy en la última visita a François Hollande que hizo en París— aunque cerrado recientemente, para rematar con gestos el mensaje que ya apuntó el presidente en su última rueda de prensa: el del diálogo. De hecho, dijo que está dispuesto a recibir a Mas de nuevo en La Moncloa en cuanto él quiera. Aún no hay fecha para ese encuentro, pero es posible que se remate hoy mismo.

  2. Ramón
    29/04/2013 at 22:45
  3. Albert
    28/04/2013 at 03:00

    Desde la frase » España va bien » que todos sabemos quien la pronunció, pasando por las mentiras del trio de las Azores, ect.han transcurrido varios años, gobernados por políticos y nunca hemos sido gobernados por Estadistas.

    Pero nunca habíamos pasado por un gobierno de plasma virtual como ahora. Cuando en plena crisis social, econòmica y de paro generalizado y con desahucios por doquier, se pretende governar en el Silencio de los Presuntos culpables del no sabe no contesta.

    Porque si el hablar perjudica el silencio desacredita y anula la personalidad.

    Es una verguenza que mientras quemientras hayan millones de personas que ya han perdido toda esperanza de hallar trabajo y que pierden ó pueden perder la vivienda, en cambio se permita que haya unos pocos criminales codiciosos que han amasado millones de euros, los hayan situado en paraísos fiscales en el extranjero, como buenos patriotas españoles y que luego vayan de Bar y de Cenas, encima nos hagan la peineta y que no les ocurra nada de nada. Como tampoco devuelvan el dinero subtraido ni pasen unos años a buen recaudo.

    Lo que ocurre en España no es culpa de frau Merkel si no de los que van de Bar y de Cenas y encima hacen la peineta a los gobernantes honrados y a la ciudadanía currante y cotizante y que muchos están en la puta calle. Pero mientras haya Panzancontentos, frescales, comodones y tolerantes seguiremos asi y con la Ley del Silencio.

  4. 27/04/2013 at 18:31

    Sr. Foix:
    La veritat no ens la poden dir els polítics per diversos motius.

    La coneixen? Tinc dubtes, veient la ineptitud, i la poca preparació de molts directors generals, caps d’àrea, secretaris generals,… per no dir d’alguns/es ministres/es.

    Deien de ZP que nomenava gent poc preparada perquè no li fessin ombra. En alguns casos no tinc dubte que això fos així.

    Després tenim una sèrie de persones que entren a les administracions no per oposició com els funcionaris de carrera, amb uns requisits mínims de nivell acadèmic i professional.

    Sinó per ser amic/ga de,… són els anomenats càrrecs de confiança, que els ocupen familiars, amics, o militants i simpatitzants del partit de torn, sense cap o molt poca preparació tècnica per a la tasca encarregada.

    Milers d’euros moltes vegades malgastats fruit dels impostos, obres faraòniques que després no es poden mantenir, aeroports, ave, autovies, teatres, instal·lacions esportives,…

    I no parlem dels que acumulen càrrecs (públics) i sous (públics i del partit) i al final no fan res bé. Qui molt abraça poc estreny.

    Els que manen ja fa anys no ens diuen la veritat, perquè molts no la saben, i els pocs que la coneixen, saben que si la diuen perden les properes eleccions.

    Mentre més atur, més retallades de prestacions socials, més persones a la cuneta, més pobresa, més divisió de classes.

    La solució que tots prenguem més consciència, i actuem coherentment davant -els especuladors i els venedors virtuals- en la nostra vida.

    Només si cada un de nosaltres lluita per la veritat, la justícia, i la solidaritat aconseguirem canviar l’actualitat que ens envolta.

  5. José A García
    27/04/2013 at 12:44

    Sr.Foix: He llegado a la conclusión que los políticos si que saben lo que están haciendo y lo hacen de modo deliberado. Hay una imagen que lo dice todo: el Sr. Rajoy en el pasillo del Congreso y contestando de espaldas a las preguntas de los periodistas, como si estos fueran unas moscas pesadas que hay que quitarse de encima. ¿Por qué el Sr. Rajot actúa así? Parece que tiene miedo a enfrentarse con las preguntas de sus ciudadanos a través de los periodistas; o que lo que nos tiene que decir es tan indigerible que no se atreve, y por ello se usa un lenguaje confuso. Ya se dijó: Qué Dios confunda a mis enemigos (o algo así, y en España y en Catalunya estamos en plena confusión. ¿Quién gana con todo esto? Parece un tópico pero el capital financiero internacional, la Internacional más poderosa del siglo XXI hasta ahora. ¿Qué gana? Poder, poder ilimitado para dominar países sin mover ningún ejército, poder para cambiar el modelo de sociedad y eliminar cualquier vestigio de política social (con sucesivos «shocks» traumáticos para destruir la capacidad de resiliencia) y para destruir la democracia en su forma actual. La cuestión es qué podemos hacer para evitar esta derrota del humanismo y de la democracia.

    • 27/04/2013 at 16:51

      Así es, pensamos que nuestros dirigentes defienden nuestros intereses, pero están al servicio de intereses que nada tienen que ver con los nuestros…

  6. Albert
    27/04/2013 at 08:18

    Sr. Foix: Pienso que los políticos que gobiernan es que no viven la realidad, pues hablan mucho y solucionan poco.

    La ciudadania trabajadora y currante, sea personal sanitario, policies, toda classe de funcionarios y empleades de toda clase de empresas, ect.ect. que cotizan al Estado y son consumidores, estos si que viven la verdadera realidad del drama provocado por el despilfarro y el robo del dinero publico depositado en las arcas del Estado.

    • Albert
      27/04/2013 at 09:52

      P.D. Observo que en toda la sociedad humana estamos muy preocupados por el paro galopante, pero pasamos por alto el paro de los emprendedores ó empresarios y el cierre de empresas debido a la voracidad recaudatoria del Gobierno del Estado junto a las impedimentas ó trabas y pérdida de tiempo causado por el exceso de burocracia administrativa, del propio Estado, repetida e ineficaz, que impide y frena la creación de empresas, puestos de trabajo y que de paso provoca el gravísimo cierre de empresas. Al que nadie le damos la importancia gravísima de retroceso económico por décadas, que significa su recuperación.

      Esta es la verdadera realidad. Y sobran las mentiras y las palabras engañosas que nos hablan de una realidad virtual.

  7. Desiderio de Sota
    27/04/2013 at 06:53

    Aparte del clásico de Edmund Burke de las clases de mentiras: mentiras, sucias mentiras y estadísticas, de cuando aún no había empresas de demoscopia, el recurso a las palabras inventadas no es sólo por obediencia o connivencia con lo que digan en Bruselas, Washington, Frankfurt y Berlín: también hay un fuerte componente ideológico neoconservador, en su más rancia versión carpetovetónica que incluye un desprecio por las gentes indecente. Así, las medidas de tipo social «que no cuestan dinero» todas se inclinan hacia el recorte de derechos adquiridos y libertades colectivas e individuales.
    Y eso no va a aguantar mucho…

  8. 26/04/2013 at 22:53

    Sr.Foix: Para que los ciudadanos nos pusieramos del lado de nuestros dirigentes deberiamos de percibir que compartimos problemas, tristezas, trabajos, inquietudes, ilusiones o esperanzas, pero nada de ello existe, por no compartir no compartimos ni lenguaje, las mentiras son ya tan evidentes que cada vez que tienen que acudir a exponerlas en público son conscientes de estar mintiendo, queda en evidencia la distancia que nos separa a unos de otros, por eso esa obsesión por inventarse expresiones nuevas, por prostituir el significado de las palabras, por ocultar su necedad e incapacidad con frases huecas, por querer ocultarnos una verdad que ya es imposible de esconder…»Nunca es triste la verdad, lo que no tiene es remedio»…

    http://www.youtube.com/watch?v=mHeHJs6V70o

    • José A García
      27/04/2013 at 12:48

      Apoyo su comentario y me sumo a él, muy acertado. Veo a los dirigentes de mi país como seres alejados, en otra esfera y que tienen valor de asumir su responsabilidad y que nos ocultan las decisiones que toman hasta que ya sea absurda cualquier explicación.

      • José A García
        27/04/2013 at 12:48

        quería decir que no tienen valor de asumir…

Comments are closed.