Una cierta idea del siglo XX

La crisis del siglo XX (1919-1945)

La crisis del siglo XX (1919-1945)

El siglo pasado fue tenebroso en todo el mundo. El que más progreso conoció y también el que vivió más barbarie de la mano de ideologías totalitarias contrapuestas. Las democracias, siempre frágiles y débiles, se veían aplastadas por la propaganda y la fuerza armada de los totalitarismos.

Al final triunfaron sobre la raza nueva y el hombre nuevo. La democracia tiene muchos defectos, pero es lo más cercano a la humanidad de las personas. No cree en el superhombre ni en el hombre del subsuelo. Acepta la condición humana y trata de hacerla compatible con la convivencia en espacios de criterios contrapuestos.

He acabado de leer el repaso que Jaume Vicens Vives hace desde el 1919 a 1945. Un libro imprescindible para tener una cierta idea de dónde venimos y qué ha ocurrido en Europa hace no tanto tiempo. Cuántas arbitrariedades, cuánta violencia, cuántos tratados rotos y cuántas guerras inútiles.

Pero, eso sí, con muchos millones de muertos. Se calcula que unos 80 millones de personas perdieron la vida como consecuencia de las acciones directas y colaterales de las guerras.

Todo empezó por las palabras, los discursos, los proyectos de construir órdenes nuevos. Cuánto miedo me da si oigo a hablar del hombre nuevo o de la nueva sociedad. Todo es tan viejo.

En la Italia fascista de Mussolini empezó todo cuando el Duce pronunció en el Senado la famosa frase: “cuando se ventilan intereses de la patria, no venero ídolo alguno, ni siquiera el de la libertad”. No rehuyó la comparación con los soviets, que, como el fascio, demostraban la posibilidad de gobernar fuera del marco de la ideología liberal.

Mientras Mussolini pretendía realizar el ideal de la clase dirigente hegeliana y la moral del superhombre de Nietzsche, poco a poco se abría un abismo entre el partido y el país. Mientras el fascismo llenaba las ciudades de cánticos, manifestaciones, fiestas conmemorativas y desfiles de toda clase, y las paredes rebosaban de retratos, consignas y frases altisonantes, la desmoralización se acentuaba en la vida privada y pública.

El historiador Jaume Vicens Vives

El historiador Jaume Vicens Vives

 

Lo que en Italia era una experiencia totalitaria pero más bien endeble, en Alemania salió el grito que venía de la humillación de las condiciones impuestas en el Tratado de Versalles. !Alemania, despierta!, Deutschland erwacht! Los nazis fueron utilizados por los partidos burgueses que perdieron la batalla y la misma existencia política de los partidos a medida que Hitler iba apoderándose de todo el poder prohibiendo cualquier oposición al régimen totalitario.

La Rusia de Stalin pactó con Hitler. Se dividieron Polonia y los países bálticos que habían obtenido la independencia en 1918 volvieron a caer del lado soviético. La alianza germano-soviética se rompió a medida que Stalin se dio cuenta que lo que quería Hitler era la guerra y dominar toda Europa.

El nazismo instaló regímenes títeres o simplemente anexionados en Hungría, en Checoslovaquia, se comió Austria y la Gran Alemania no respetaba nada.

Holanda, Bélgica, Francia, Dinamarca y otros países europeos fueron cayendo como piezas de dominó. Franco se puso al lado del Eje y envió miles de soldados a la División Azul que murieron en los frentes de Rusia.

Inglaterra se quedó sola. No se rindió. Y esperó a que Estados Unidos viniera en su ayuda. Ocurrió después del bombardeo japonés de Pearl Harbour. Al final, los dos totalitarismos cayeron de forma categórica. Fueron derrotados por la fuerza de las armas y por la superioridad de las ideas que se basaban en la libertad de todas las personas.

8 comentarios

  8 comments for “Una cierta idea del siglo XX

  1. Rosamaria
    25/07/2013 at 18:03

    M’agrada això que diu Sr Foix…, de l’ home nou…, quan tot es tan vell…

  2. Rosamaria
    25/07/2013 at 18:01

    Encara reflexiono l’ article anterior….jejeje… em sap greu perque aquest article m’agrada molt, però estic desbordada….. el meu fill no vol fer els deures !!!buff !!

  3. Joan
    25/07/2013 at 08:54

    Fóra bo recordar de tant en tant el pacte de Munic, signat el 29 de setembre de 1938 entre Hitler, Mussolini, França i Anglaterra http://www.cefax.org/tecno/aulah05/pacte_de_munich.htm. Els txecs encara se’n recorden.

  4. Albert
    25/07/2013 at 08:41

    Sr. Foix: Voste toca temes molt importants que sempre ens fan meditar molt, per la seva realitat i lògica basada en la vida humana.

    Pienso que cada vez que se produce en el mundo ó en la Sociedad humana una cambio generacional que dirige las empresas ó gobierna una país, ect. observo que debido a la falta de experiéncia vívida de esta nueva generación, volvemos a sufrir o vivir los mismos errores que causaron tantos sufrimientos a la generación anterior.

    Europa y Norteamérica ha vivido una epoca de bienestar social y humano porque, personas que sufrieron y vivieron personalment las desgracias, sufrimiento y muerte, que la 2ª Guerra mundial provocó a la humanidad hizo que se propusieran cambiar las normas y condiciones tanto económicas, bancarias, financieras, Comerciales, ect, ect por las que se regian las naciones, sus gobiernos y sus dirigentes principales.

    Pero esta generación de personas con experiència y talento, ect. ya no existe ó no vive entre nosotros. Y ha sido reemplaçada pocoa poco y durante estos últimos años, sucesivamente por otra u otras nuevas generaciones de jovenes ó maduros dirigentes, governantes, banqueros, financieros, empresarios, ect. ect. con más ó menos talento però sin ninguna experiència ó sufrimiento vividos.

    Seguramente que por ello volvemos a pasar y sufrir los mismos problemas de siempre.

    Codicia, corrupción, descontrol e ineficàcia administrativa a todos los niveles del estado y de la Sociedad.

    La corrupción se podria controlar y evitar bastante si existiera por parte del estado un eficaz control y seguimiento de todas las empresas que trabajan en todas las obras, concursos, ect. de infraestructuras del estado.

    Asi como el estricto control y seguimiento de la legalidad de las expropiaciones de tierras, edificios, ect.

    Como también el control de la justicia del coste ó aumento desmesurado de los precios de la construcción tanto de infraestructuras como de la compra venta de la vivienda.

    Pienso que esto es vital y necesario para el bienestar y los intereses económicos de nuestra sociedad democrática.

    • Albert
      25/07/2013 at 08:55

      P.D. Observo que el P.C. tiene un programa de corrección automática de la ortografía que si me olvido de cambiarla, cuando escribo en » el idioma castellano ( español ) » me lo corrige automáticamente muchas veces basándose en el automático » idioma catalán ( que también es el español que se habla en Cataluña ) «. Y por ello cambia automáticamente la » Z » por una » Ç «.

  5. 24/07/2013 at 23:00

    «El nazismo instaló regímenes títeres o simplemente anexionados en Hungría, en Checoslovaquia, se comió Austria y la Gran Alemania no respetaba nada»…

    • Rosamaria
      25/07/2013 at 18:03

      I ara tots anem a toc de pito de la Gran Alemanya….i hem de creure quan ella, no respectava res….

Comments are closed.