Miedos en el horizonte

El miedo se percibe sobre lo que no ha ocurrido todavía. No se tiene miedo del presente, del momento concreto en que vivimos, de las amenazas que se pueden cernir sobre cualquiera de nosotros en cualquier circunstancia actual.
Pero el miedo existe y nos impulsa a actuar. Haciendo lo que sea para evitar una catástrofe previsible o bien quedarnos en el caparazón de nuestra cotidianidad sin hacer nada.
Europa tiene dos motivos de temor que, de alguna manera, ya los encontramos en nuestra vida ordinaria. El primero es el drama de miles de personas que huyen del hambre, de la guerra, de la persecución política, religiosa o étnica y que arriesgan sus vidas para salir del infierno. Entran por las costas mediterráneas, por las fronteras del Este, por el pasadizo entre Serbia y Hungría para encontrar amparo en Europa.
Y Europa dedica miles de millones para salvar el sistema financiero de este o de aquel país en crisis pero, sin embargo, sólo destina unos miles de euros para encontrar una salida digna a los que llaman desesperadamente a la puerta de Europa.
Falta generosidad. Los gobiernos no quieren favorecer la acogida masiva de recién llegados para no verse perjudicados en las próximas elecciones. Los partidos xenófobos crecen gradualmente en la gran mayoría de países europeos. Es un crecimiento que procede del miedo al otro, al extranjero, al que llega con lo puesto.
No es fácil una solución. Pero Europa debe hacer honor a su respeto por las minorías, los desprotegidos, los que llaman a sus puertas desesperadamente. Europa no tiene ejércitos ni puede controlar el mundo. Pero sí que puede añadir una dosis de humanismo hacia los que llegan con lo puesto.
Los peligros de la acogida son evidentes. Pero las ventajas de integrar a cuantos huyen de la persecución y el hambre no son sólo negativas. Hay que tratar con respeto a cuantos llegan. No se puede pisotear su dignidad.
La seguridad total no existe en ninguna parte. El otro motivo justificado de miedo es el avance sistemático del Estado Islámico desde las tierras de Iraq y Siria hacia el norte de África y el este de Turquía. Europa no puede mirar con pasividad cuanto ocurre con estos fanáticos de la destrucción de todo lo que sea occidental. Y mucho menos combatir a los que matan indiscriminadamente porque no piensan como ellos o son occidentales.
Estos dos temores, el extranjero y la violencia fanática, tienen su base en Oriente Próximo. La respuesta militar como única alternativa no ha dado resultados. Al Estado Islámico habrá que combatirlo con la fuerza. Pero a tantos millones de personas que son amenazadas por esos talibanes sin misericordia ni entrañas, se les puede proteger con ayuda económica, educación y ayuda diplomática. Si no actuamos con más inteligencia, el miedo puede llegar a ser insoportable y nos puede llevar a responder de forma desproporcionada e inútil.

22 comentarios

  22 comments for “Miedos en el horizonte

  1. Rosamaria
    19/08/2015 at 10:14

    Penso igual que l’ Africa. La veritable ajuda hauria de ser als paisos d’origen per tal que ningú hagués de marxar del seu pais.

    …però de la mateixa manera que no hi ha hagut mai voluntat per combatre la fam a l’ Africa…on hi moren per milers des de fa anys, tampoc n’hi ha per arreglar per arreglar el problema que ens ocupa….

    Hipocresia…..molta hipocresia….o el que és el mateix…..»Molta roba per tan poc sabó «…!!!

    • francis black
      19/08/2015 at 10:41

      No hay voluntad de que se desarrollen, los recursos naturales son limitados y los queremos nosotros. Hoy el Sr.Foix habla de China y Japón , estos también quieren los recursos naturales, mientras los que tienen el petroleo se blindan con los extremistas para no ser invadidos.

  2. SALVADOR DE LLEIDA
    19/08/2015 at 09:18

    Pitjor quan el franquisme es deia «MASA» o «CHUSMA»

  3. Albert
    19/08/2015 at 05:54

    Sr. Foix: Como BartoloméC, comparto su criterio. Es decir opino lo mismo que los dos.

    Observamos, sabemos y vemos por televisión en directo, muchas veces impasibles e indiferentes el desespero y la muerte provocada por el desamparo del paro, por las guerras fratricidas provocadas inhumanamente, infinidad de veces, por mentes humanas ávidas de acaparar poder y riqueza, sin limites, sin freno y sin sentimientos humanos.
    Lo define muy bien el refrán castellano : » El poder corrompe «.

    La actuación del EI, me recuerda a la epoca Nazi con su mentalidad Itleriana, ect. Casi 60.000.000 de personas murieron debido a la 2ª guerra mundial. Que fué provocada por él y sus acólitos y previamente fué provocada por los que con su afan de poder y riqueza sin límites, provocaron a sus mentes itlerianas y nazis.

    Los que verdaderamente provocaron que con los años se creara el EI, ahora para defender sus intereses de poder, riqueza y materias primas, lo pretenden combatir con bombardeos masivos, tipo terremoto sobre poblaciones humanas inocentes e indefensas.

    Pero en realidad y presuntamente, los responsables que ordenan los bombardeos, no tienen ningun interes en buscar y hallar las causas originales. que provocaron que se creara el nazismo del EI.

    Asi es el ser humano. Unos se enriquecen millonariamente, con la destrucción y muerte de los demás y otros en cambio ayudan voluntariamente y sacrificadamente a los demás.

    • Albert
      19/08/2015 at 06:13

      P.D. No nos damos perfecta cuenta, pero todos intuímos que la 3ª guerra mundial ya está en marcha…y desde aquel fatídico día del 11 de Septiembre del 2001. Por ello y con fundada razón, los… » Miedos en el horizonte «.

  4. Olivia Sola
    19/08/2015 at 00:06

    Quizás aquí esté la respuesta. Una película de 120 ‘

    http://youtu.be/DRGyTrHRryY

  5. Josep Palahí Brugués
    18/08/2015 at 16:38

    Benvolguts:

    Perqué,en general,es parla tant dels problemes i tant

    poc de les moltes causes que els originen?

    Adéu siau

    Josep Palahí

    • Magí de Cal Corona
      18/08/2015 at 18:26

      Un vell principi jurídic: «La causa u las concausas de la causa son la causa de lo causado». Molt complexe !

  6. Josep Palahí Brugués
    18/08/2015 at 16:36

    Benvolguts:

    Perqué,en general,es parla tant dels problemes i tant

    poc de les moltes causes que els originen?

    Adéu siau.

    Josep Palahí

  7. Àfrica
    18/08/2015 at 14:34

    Sr Foix: creo que todos los esfuerzos deberían ser en los países de origen.Nadie debería huir de su país y de su gente por circumstancials tan dramáticas como las que vamos a diario. Este cruel éxodo humano es intolerable.

    • Magí de Cal Corona
      18/08/2015 at 15:12

      Àfrica: No arriba pas per via marítima «una gentada» o «una gent» de països pobres. Vénen unes pobres persones, persones pobríssimes, desesperades i moltes vegades enganyades. Hi perden la pròpia vida, o la dels seus fills, en l’intent. El món que han vist a la tele, amb la parabòlica enfocada a Europa i veient els anuncis d’una vida de pel·lícula no s’assembla gens ni mica amb la realitat que els espera… si és poden arribar a posar els peus a terra en una platja mediterrània.

      • Àfrica
        18/08/2015 at 21:06

        Magí, ahir veia els exiliats sirians….criatures,avis….no hi ha paraules, sense parlar dels milers i milers que s’arrisquen per mar.Fins quan? Que esperem per ajudar en orígen? És en origen on hi ha el remei,només cal voler-ho fer.

  8. Magí de Cal Corona
    18/08/2015 at 12:24

    Flexibilitat i comprensió. El que ha passat, però, és que hi ha hagut moltes guerres en les quals els qui hi han perdut la vida o la salut -en l’ampli sentit que diu l’OMS- creien que tenien la raó. De fet, si ho anem a mirar fredament, moltes persones han cregut en acabar una guerra que «havien guanyat els bons». Ah! Jo trauria del diccionari català la paraula «gent», o del castella «gente». Millor parlar de persones, o ciutadans …

    • francis black
      18/08/2015 at 12:31

      Siempre comentas que «gente» te parece despectivo, ¿hay alguna razón?

      Un texto de Fuster sobre el tema.

      http://www.laserpblanca.com/joan-fuster-gent

      • Magí de Cal Corona
        18/08/2015 at 12:54

        Quizás por un factor subliminal: Mi abuelo, que nació en el siglo XIX y tuvo la experiencia de ir a la guerra de Cuba, acostumbraba a decir «hi ha molta gent i poques persones». No encuentro de bien educado al político que dice que «la gente está contenta, o «las buenas gentes de…». No dirá: «Las gentes que forman el gobierno del cual soy el presidente…» Simplemente, apreciado Francis, se trata de una interpretación personal. Te agradezco tu información y ahora mismo voy a leer el texto de Joan Fuster.

        • Magí de Cal Corona
          18/08/2015 at 13:23

          Francis: He llegit la definició de Gent de Joan Fuster -Diccionari per a ociosos. Ed.62- i és d’una riquesa extraordinària. Al començament: «Quan diem «la gent», mai -o quasi ma8i-, en general, no volerm al·ludir-nos a nosaltres mateixos. Jo dic «la gent» i designo els altres…. «Ens resistim a veure’ns sumits, o submisos, en la indeterminació dún grup, d’un magma humà confús i ofuscat.»
          Deu ser per això que el mot «gent», de vegades, pugui ser interpretat com una expressió poc encertada, respectuosa o educada.

          • Àfrica
            18/08/2015 at 14:37

            Magí, no hi havia pensat mai però crec que tens raó, sona més despectiu «gent» que no pas » persona».
            Ben trobat el text,Francis…..i,sobretot, m’ encanta el quadre se sota!

      • 18/08/2015 at 18:10

        GENTE NECESARIA
        Hay gente… que con solo decir una palabra
        enciende la ilusión y los rosales. . .
        que con solo sonreir desde sus ojos
        nos invita a viajar por otros mundos
        y permite florecer todas las magias.
        Hay gente que con solo dar la mano
        rompe la soledad, pone la mesa,
        sirve el pan, coloca las guirnaldas,
        que con solo empuñar una guitarra
        te regala una sinfonía de entre casa.
        Hay gente que con solo decir una palabra
        llega hasta los límites del alma,
        alimenta una flor, inventa un sueño…
        hace cantar el vino en las tinajas
        y se queda después, como si nada,
        Y uno se va de novio con la vida
        desterrando una muerte solitaria,
        porque sabe que a la vuelta de la esquina
        hay gente que es así, ¡tan necesaria!.

        Hamlet Lima Quintana

        • Àfrica
          18/08/2015 at 21:09

          Que bello,amigo

        • Rosamaria
          20/08/2015 at 10:46

          Quina maravella de text !!…però n’hi ha poca d’aquesta gent….oi ??

  9. 18/08/2015 at 11:49

    Sr.Foix: comparto su criterio en relación a que hay que actuar con más inteligencia…pero la inteligencia no abunda políticamente y el problema es que se actua siempre por intereses electoralistas, intereses económicos espureos y a veces por puro revanchismo histórico…los problemas hay que solucionarlos en su origen siempre, intentar solucionarlos por delegación es un error…

Comments are closed.