Ambición calculada del poder

Notas de Maquiavelo escritas por Antonio Gramsci

Notas de Maquiavelo escritas por Antonio Gramsci

El peso de las certezas en política es leve. Está en juego el poder y Maquiavelo se cruza con Gramsci en los pasillos de las negociaciones, de los gobiernos y de las legítimas ambiciones para ocupar las instituciones. Todos los grandes protagonistas guardan una o varias balas políticas en la recámara. Las estrategias se confunden con las tácticas y, al final, lo que importa es el calendario, el tiempo oportuno, hacer lo que toca en el momento adecuado.

Mientras el Partido Popular intenta lavar los trapos sucios de su corrupción, que ha ­reventado alcantarillados de Madrid y Valencia, las dimisiones parciales o definitivas van sucediéndose con cuentagotas. Los investigados se cuantifican por decenas, pero las dimisiones se pueden contar con los dedos de las manos. Mariano Rajoy se aferra al paso del tiempo pensando que el fracaso de Pedro Sánchez le puede dar una segunda oportunidad.

El Partido Popular necesita un lavado que tendrá que llevarse por delante a muchos dirigentes que habrán de admitir, en palabras de Esperanza Aguirre, la culpa in vigilando, al no haber controlado los daños que perpetró alguien bajo su mando. Ya no es que llueva sobre mojado, dijo la lideresa, “es que llueve sobre una inundación”. Rajoy puede esperar su oportunidad, aunque sería más responsable que tomara la iniciativa y diera paso a otras figuras para liderar el partido conservador, que el 20 de diciembre consiguió más votos que nadie, pero perdió más de tres millones y medio en cuatro años. La regeneración pasa por las personas y por los programas abriendo las ventanas para que entre la luz del día y la transparencia.

Pablo Iglesias nos volvió a ofrecer una intensa sesión de cambio a destiempo. Insistió en marcar las líneas de la acción del nuevo gobierno, con ministerios más o menos empaquetados y sacrificándose para ser vicepresidente, tras haber enviado su programa a decenas de instituciones.

La respuesta de los socialistas fue rotunda: “Pablo, no sabes dónde estás”. Nadie había percibido que Iglesias había recibido el encargo de formar gobierno por parte del jefe del Estado. Pero así lo parecía. Los socialistas quedaron perplejos, preocupados y decepcionados, según su portavoz, Antonio Hernando.

Iglesias debe sostener que la política es un plató de televisión en el que se habla mucho, siempre y sin rendir cuentas a nadie. Claro que la política tiene un fuerte componente mediático, pero las audiencias no suelen traducirse automáticamente en votos ni legitimidades. Las negociaciones más fructíferas no se retransmiten en directo. Son fruto de horas, días y semanas de negociaciones, de tiras y aflojas, de rupturas y reconciliaciones, de cesiones y pequeños logros.

¿Cuál es la cuestión que puede impedir un acuerdo de izquierdas para formar un gobierno presidido por Pedro Sánchez con Pablo Iglesias en la vicepresidencia?: Catalu­nya. Podemos cree “imprescindible” la celebración de un referéndum sobre la posible independencia de Catalunya. Los socialistas no quieren cruzar esta línea roja y mucho menos Albert Rivera, de Ciudadanos, que nació con la identidad de preservar la unidad de España.

Con lo fácil que habría sido pactar un re­feréndum a partir del 2012 entre Rajoy y Mas para saber qué pensaban los catalanes sobre sus relaciones con España. Se habría podido hacer con todas las garantías legales y con un debate abierto en el que todas las partes hubieran podido intervenir por igual. Rajoy y Mas podían haberse inspirado en el modelo escocés y no en una fórmula tan simple como la voluntad del independentismo contra los golpes de Constitución del Gobierno Rajoy.

Nunca es tarde. Pero la retórica de Pablo Iglesias esconde, a mi juicio, un deseo oculto de precipitar unas elecciones con el intento de superar al PSOE, tal y como insinuan ­varias encuestas. La derecha tiene un problema muy serio de limpieza de caras y de purgar la corrupción. Sin embargo, la izquierda está fragmentada por cuestiones de ideas pero, básicamente, por alcanzar la hegemonía, que pasaría por laminar la socialdemocracia y depo­sitarla en un rincón de la ­historia.

No es el momento de competir como si estuviéramos en campaña electoral, sino de negociar, dialogar con todos, también con los nacionalistas, para poder afrontar las reformas constitucionales que requieren una mayoría cualificada en el Congreso y, por lo tanto, no se pueden llevar a cabo sin el concurso del Partido Popular.

Conseguir la investidura a principios de marzo es asequible. Lo que no es tan fácil es un gobierno estable que en los próximos cuatro años pueda responder a los retos globales que nos vienen a través de Europa y las reformas internas imprescindibles para asegurar la convivencia y la libertad de todos. Los nombres son lo de menos. Lo que importa es zurcir los desgarrones que llevamos todos.

Publicado en La Vanguardia el 17 de febrero de 2016

17 comentarios

  17 comments for “Ambición calculada del poder

  1. RamonM
    18/02/2016 at 18:46

    Este caso de los «nuevos» me recuerda la misma batalla, en mi caso perdida, cuando en 2004-2007 comentaba que Zapatero no se estaba enterando de nada, no hacia caso de los mensajes que llegaban del 1995 de la burbuja de España, ni se enteraba de la revolución cientifica, ni de las reformas necesarias. En ambos casos buenas intenciones, pero no aptos para gestionar un país tan complejo como el nuestro.

  2. Olivia Sola
    18/02/2016 at 12:14

    cómo si no…
    I si,…
    Perfó, Misèries!

  3. RamonM
    18/02/2016 at 12:03

    España/Catalunya es un lio
    Gobernada por personas poco estadistas. Los buenos que molestaban se los llevaban a Europa.
    La solución pues esta en que vuelvan de Europa y mandar a los de aqui alli para que aprendan,
    http://blog.idee.ceu.es/2016/02/18/la-europa-politica-democracia-con-un-parlamento-supranacional/

  4. Olivia Sola
    18/02/2016 at 12:00

    todos somos diferentes, nada que ver un Catalàn de Barcelona con uno de Girona . Seguiría con mis pensamientos al respecto si mi artilugio digital con el q escribo no me fallara . En resumidas cuentas, mi tendencia actual es a desconectar bastante de tanta palabrería y a recomcentrarme en lo que aprendí en la escuela, en el instituto, en la universidad y en el bienhacer de las personas q se han cruzado en mi vida profesional y familiar. Tengo un bagage muy sólido que no desearía q nadie me destruyera. I si també ens hemnormalitzat amb laa llengua i hem assolit el nivell C. Per cert, abans en les llengues no hi havía nivells o la sabíes o no te la sabíes correctament. Quina enyorança de tantes coses…

  5. Olivia Sola
    18/02/2016 at 11:37

    Pasando el tiempo, me doy cuenta de una realidad: tenemos unos políticos extraños o la gente se ha vuelto rara?
    Seguramente sea eso y lo que tenemos son unos políticos que se corresponden con la sociedad a la que representan y a la que no entiendo. Como sino me explico a mi misma que cuanto mas imcomprensibles veo las posturas de los políticos , nos anuncian que las encuestas mas les apoyan ? Qué decir de medios de comunicación, periodistas o comentaristas políticos? Pasando el tiempo oigo o leo unas afirmaciones que nunca hubiera imaginado de quien las emite. Incluso usted, señor Foix, me decepciona en sus comentarios, perdone. Un referendum sobre la independencia de Cataluña? Qué me he perdido en mis 63 años de catalana? Todos hemos visto pasar de una situación en que la lengua catalana , que no la cultura, no era favorecida a otra en que se puede desarrollar y utilizar sin límite y que desde medios gubernamentales catalanes se empeñan en que sea hegemónica y única y que sea lo q nos diferencia del resto del pais y nos haga creer diferentes Porque aparte de la lenguao lenguas que conforman un idioma

  6. Desiderio de Sota
    17/02/2016 at 20:58

    ¿Y que hubiese hecho Maqui (-avelo, o Macky, the knife) con esto?:
    el Caso Andratx, el Caso Arena, el Caso Baltar, el Caso Bankia, el Caso Biblioteca, el Caso Bitel, el Caso Blesa, el Caso Bomsai, el Caso Bon Sosec, el Caso Brugal, el Caso Barcenas, el Caso Caballo de Troya, el Caso CAM, el Caso Camps, el Caso Campeon, el Caso Carioca, el Caso Cementerio, el Caso Conde Roa, el Caso de la Construcion de Burgos, el Caso Cooperacion, el Caso Ciudad del Golf, el Caso Lino, el Caso Roblecillo, el Caso Emarsa, el Caso Fabra, el Caso Faican, el Caso Funeraria, el Caso Guateque, el Caso Gurtel, el Caso Hugel, el Caso Ibatur, el Caso Lasarte, el Caso Liber, el Caso LifeBlood, el Caso Madeja, el Caso Naseiro, el Caso Noos, el Caso Orquesta, el Caso Over Marqueting, el Caso Palma Arena, el Caso Parques Eolicos, el Caso Patos, el Caso Piscina, el Caso Pitusa, el Caso Plan Territorial, el Caso Pokemon, el Caso Porto, el Caso Punica, el Caso Rasputin, el Caso Rato, el Caso Salmon, el Caso Scala, el Caso Terra Natura, el Caso Torres de Calatrava, el Caso Totem, el Caso Troya, el Caso Turismo Joven, el Caso Tunel del Soller, el Caso Undangarin, el Caso Umbra, el Caso Zamora, el Caso Zeta…
    … y ahora con el Caso del partido en Madrid.

    • 18/02/2016 at 09:19

      «»»Si el partido principal, sea el pueblo, el ejército o la nobleza, que os parece más útil y más conveniente para la conservación de vuestra dignidad está corrompido, debéis seguirle el humor y disculparlo. En tal caso, la honradez y la virtud son perniciosas»»»…

      (Nicolás Maquiavelo)

      • RamonM
        18/02/2016 at 12:05

        presionar a unas nuevas elecciones, en las que subiera podemos….es la estrategia de alargar las conversaciones hasta el limite, para ganar tiempo ? me parece de Maquiavelo

  7. dogbert
    17/02/2016 at 20:50

    En el ultimo parrafo del articulo el Sr. Foix se acuerda de la ciudadania(!) Bien esta aunque sea al final ya que los politicos hablan y calculan de todo pero nunca piensan en los ciudadanos.
    La partitocracia nos ha malmetido. No hay derecha sana y no hay socialismo, aun y asi son los cadavecres de estas corrientes que en este pais entorpecen un fluir normal hacia el futuro. Son el problema.
    Aparecera no se sabe bien que, al menos a mi se me escapa, que derribara este cartonpiedra de corrupcion y cinismo, lo que venga no puede ser peor, hay que pasar el socavon, estamos al principio, es de vertigo al tiempo que inevitable.

    Menos mal que el Barça ha ganado 3-1 al Gijon y estoy optimista!

  8. Albert
    17/02/2016 at 13:54

    Sr. Foix: » Ambición calculada del Poder » …y de la riqueza sin limites. Mientras siguen yendo de BAR y de CENAS de bracete con los del PEIX AL COVE…indiferentes al desamparo del paro que sufren y padecen varios millones de personas.

    Pienso que la corrupción institucional…a gran escala…ha sido y es posible debido a que el Estado no pone los medios y el personal necesario, para controlarla eficazmente.

    Claro que, provablemente, los corruptos introducidos como topos, dentro del sistema, son los que impiden el control a los politicos decentes, honrados y éticos situados también en el poder.

    De paso recordemos… que la gran corrupción es como una arma invisible…de destrucción masiva en realidad…por los estragos, sufrimiento,hambre, muertes i guerras que acaba provocando.

  9. Jordi P
    17/02/2016 at 13:38

    «Con lo fácil que habría sido pactar un re­feréndum a partir del 2012 entre Rajoy y Mas para saber qué pensaban los catalanes sobre sus relaciones con España».
    Des de Catalunya ho hem intentat, Sr. Foix, però España -ni l’esquerra ni la dreta- no ha volgut mai dialogar. I ara ja és massa tard. No podem confiar més amb aquesta gent «tan ufana i tan superba. Bon cop de falç» o «Bon vent i barca nova», com prefereixi. Marxem, quan més aviat millor!

    • Salvador de Lleida
      18/02/2016 at 09:49

      Jordi P.
      No han volgut mai dialogar ni posar en perill el domini sobre la fiscalitat del poble catalá.
      Com mes tardem en marxar, mes malament trovarem la nostra situación económica.

  10. 17/02/2016 at 12:20

    Sr.Foix: vivimos tiempos de política mediática, todo son frases, gestos o posturas de cara a la galería, lo de menos es plantear soluciones y poner hilo a la aguja…es un Sálvame de Luxe político, un Gran Hermano político en dónde sólo importa la frasecita ocurrente, la chorradita ingeniosa o la foto para la galería…pero lo que de verdad nos interesa e importa, los planteamientos serios en busca de solucionar los problemas urgentisimos que nos asolan y preocupan, de eso Sr.Foix no tenemos nada, no se vislumbra nada, pero nada de nada en estos momentos…tremendo!!!

Comments are closed.