La política y las cuestiones personales

Albert Ballesta, el alcalde que saltó del puesto 19 a la alcaldía y que quiso subirse el sueldo aliándose con adversarios políticos.

Albert Ballesta, el alcalde de Girona que saltó del puesto 19 a la alcaldía y que quiso subirse el sueldo aliándose con adversarios políticos.

Hay quien abandona la política por cuestiones estrictamente personales. Los hay que invocan los temas personales para irse antes de ser cesados. Las cuestiones personales están muy vivas en la política activa. Servir a los ciudadanos o servirse de la política.

La complejidad del momento político en España y Catalunya tiene mucho que ver con las cuestiones personales, con la incapacidad para entenderse con el adversario, con considerar la política como un patrimonio de los que alcanzan el poder como si fuera un bien propio.

Las razones personales han sido decisivas en la incapacidad de que Mariano Rajoy y Pedro Sánchez no se hayan podido ni querido ver para ver si hay algún punto en común. Sánchez le llamó indecente a Rajoy y el presidente en funciones ha ninguneado al candidato a ser investido.

Artur Mas y Mariano Rajoy han tenido que tener razones personales para no verse en más de tres años. Cuando han viajado juntos o han inaugurado alguna obra pública han hablado del tiempo con caras adustas y gestos distantes.

Esto no es política. Es una ficción. Un engaño. Es pensar que el poder es un patrimonio del que no hay que dar cuentas a nadie. Lo que ha ocurrido en Girona con el alcalde Ballesta es algo más que una cuestión personal. Es una anomalía democrática. Que el sucesor de Puigdemont diera el salto del número 19 de la lista para proclamarse alcalde es un gesto que no se habría tolerado mediáticamente en otros partidos. Es un hecho insólito.

Si, además, el alcalde Ballesta hace un pacto con Ciutadan’s y el PP con objeto de subirse el sueldo es surrealista y una burla a los ciudadanos. Es un abuso democrático esta patrimonialización de la política. En la vida pública, las cuestiones personales hay que dejarlas en casa. Son los intereses de todos los que están en juego. Lástima.

  7 comentarios por “La política y las cuestiones personales

  1. “Yo apoyaría un pacto como el que se ha establecido. Además, subrayaría que se trata de un acuerdo abierto, una convocatoria o una llamada a todos aquellos que deseen verdaderamente cambiar o transformar, como parece que es necesario, este país”, ha dicho.

    Unas declaraciones que ha hecho tras la reunión mantenida con la portavoz socialista de Alcorcón, Natalia de Andrés, en este municipio.

    Del mismo modo, ha indicado que no puede entender que se defienda que los ciudadanos están pidiendo acuerdos, para luego molestarse cuando se llega a uno, aseverando que espera que, “entendiendo ese acuerdo como abierto a nuevas incorporaciones”, sea posible evitar la celebración de nuevas elecciones “y que haya efectivamente un Gobierno”.http://www.eldiario.es/politica/Gabilondo-militante-apoyaria-PSOE-Ciudadanos_0_488551788.html
    http://www.elnuevofederalista.eu/

  2. Sr.Foix, ese es uno de los problemas, demasiados personalismos, demasiados yoismos, demasiada egolatría…no existe una visión social…hay que dejar de lado los personalismos y empezar a pensar en las personas…

  3. A ninguno de estos políticos les veo como personas buenas en sus maneras . Tampoco los periodistas son buenos con sus informaciones. Este señor se saltó las reglas del juego pero el ayuntamiento tenía q asignarle un sueldo que se había bloqueado con su predecesor.

  4. El Sr. Foix esta noche en Can Cuni hablaba en plan admonitorio de que por la politica de este pais se paseaban Maquiavelo y Gramsci. Vaya!

    Ojala se paseara gente de cierto fuste fuera o no de nuestro agrado y no toda esta retahila de politicos de tercera division a los que refiere en su articulo nuestro anfitrion.

    Estamos en manos de trileros ventajistas que hacen y deshacen con total desparpajo en nuestra cara.

    Por mi ya puede venir el espiritu de Gramsci redivivo.

    Feliz fin de semana a todos.

    • No son trileros. Son inútiles.
      Por ejemplo: Están montando una agencia tributaria mientras las empresas de Cataluña están desplazando su central a Madrid. Resultado los sueldos que pagan serán retenidos en Madrid.
      ¿Cómo va hacer la Agencia Tributaria Catalana para exigir a los catalanes que abonen el 100 × 100 de su tributación en Catalunya?
      Es que confían en acuerdos con el Gobierno Central para que se los paguen?

      • Es que ademas son muy malos. Y yendo a la “butxaca” como vamos a salir bien parados si el tema de economia esta en manos de un iluminado como el Oriol J?
        Lo tenemos entre mal y muy mal.

  5. Y lo mas surrealista es que C’s le ha abandonado. Y luego quieren que se les crean.
    ¿Estos pájaros son quienes gobiernan?

Comentarios cerrados.