Sánchez lo intenta, quizás en vano

Pedro Sánchez intenta ser investido presidente con sólo 90 escaños. Es prematuro avanzar el desenlace de los pactos con Ciudadanos que se escenificaron en exceso. La ficción no sirve de mucho en política. De nada. Antes de proclamar un pacto hay que ver si los números cuadran.

Y no cuadran. Los socialistas podrían aliarse con Ciudadanos y con Podemos. Así sumarían. Pero lo que parece difícil es que puedan hacer un tripartito en el que Albert Rivera y Pablo Iglesias estuvieran en el mismo bando.

Mariano Rajoy espera cautelosamente su defunción política. No aceptó probar la investidura en la primera ocasión y los segundos platos no se repiten. Sánchez quiere ser presidente y pone todo su empeño. Pero, finalmente, lo que cuenta en los sistemas parlamentarios es la aritmética de los votos.

No parece que el viernes por la noche tengamos presidente del gobierno. La investidura está, de momento, alejada en el tiempo. Entre la primera y segunda ocasión pueden ocurrir muchas cosas. El poder lo tolera todo, incluso puede hacer compañeros de viaje a quienes no se hablarían ni en los pasillos del Congreso. La opción de elecciones anticipadas es más que probable.

  6 comentarios por “Sánchez lo intenta, quizás en vano

  1. No hi ha dubte que estem encallats.
    Tot seria molt més fàcil si el PSOE acceptés el dret democràtic de decidir. Aquesta setmana mateix podríem tenir un govern d’esquerres a Espanya i es podria començar ajudar les famílies amb baixos recursos que tan han estat patint durant els darrers anys.

  2. Penso que s’han de fer noves eleccions perquè siguin els ciutadans els que decideixin.

  3. El cor em diu que hi haurà investidura “in extremis”, o sigui que patirem una mica fins el darrer moment …

Comentarios cerrados.