La corrupción global

corrupcion global

Corrupción global

No se puede esconder dinero ni en los paraísos fiscales. Todo empezó con un soplo que llegó hace dos años a un diario de Munich, el Süddeutsche Zeitung, y ha terminado, de momento, en una publicación masiva de información confidencial elaborada por 370 periodistas de 76 países, en 109 redacciones, trabajando en 25 idiomas sobre el contenido de más de once millones de documentos que salieron de la firma Mossack Fonseca, el cuarto despacho del mundo en colocar dinero en territorios sin control financiero internacional.

En síntesis, este es el relato de los papeles de Panamá que han revelado la existencia de miles de millones de dólares escondidos en los principales refugios de la opacidad financiera internacional.

No es un problema estrictamente de descontrol de la codicia capitalista. Cuando menos, los beneficiados de esta exposición espectacular de nombres y cuentas corrientes se encuentran en todo el arco ideológico y territorial del planeta. Se menciona al presidente Putin, al padre de David Cameron, al presidente de Pakistán, al presidente de China, al primer ministro de Islandia y a una extensa lista de celebridades que van desde la hermana del rey emérito, Pilar de Borbón, hasta el cineasta Almodóvar. Hay cientos de venezolanos.

No es el único despacho de abogados que gestiona capitales opacos en Panamá. Estamos en el inicio de una operación que puede traer consecuencias políticas y financieras importantes. No se ha entrado en el contenido de las revelaciones. Los nombres han sonrojado a más de un político en activo. El primer ministro de Islandia, Sigmundur Gunnlaugsson, se parapetó en su cargo pero al final ayer por la tarde tuvo que presentar su dimisión.

Habrá que ver si estos depósitos masivos de capitales en islas y te­rritorios que garantizan la opacidad son legales o no. Tener dinero en cualquier parte del mundo no es ­delito siempre y cuando cotice fiscalmente.

Es curioso que Panamá sea el único país que no ha firmado el acuerdo de intercambio automático de información reservada. No sorprende que sea precisamente ese país el que gestiona con cantidades más astronómicas el movimiento de capitales que buscan el secreto de un refugio seguro.

La corrupción campa por sus respetos en el ancho mundo. Las grandes fortunas buscan tranquilidad en los mares del Sur o en las islas del Canal. Pero también en Luxemburgo y la City de Londres.

Hay dos cuestiones de fondo muy relevantes. La primera es la inseguridad global en tiempos de mensajes y tecnologías sofisticadas que fomentan la circulación de todo tipo de mensajes encriptados. Cuando el australiano Julian Assange puso a disposición de la opinión pública mundial todo lo que consiguió almacenar en su disco duro sobre las actividades de la diplomacia norteamericana, tuvo que asilarse en la embajada de Ecuador en Londres, donde todavía reside después de cuatro años de cautiverio. Un tiempo después fue Edward Snowden el que aireó los secretos del Pentágono y de la seguridad de Estados Unidos en un acto que puso patas arriba la confidencialidad de los sistemas de defensa norteamericanos. Snowden, exfuncionario de la seguridad nacional norteamericana, se refugió en Hong Kong y ahora se encuentra en alguna parte de Rusia por miedo a ser entregado a los tribunales de Estados Unidos.

En los tiempos de la mayor preparación tecnológica de la historia se da también la vulnerabilidad más grande. La seguridad militar, económica o política ya no es controlada por unos pocos. Su conocimiento se ha socializado y está al alcance de personajes que pueden acceder a los secretos de los estados desde un servidor instalado en la Patagonia, en Sudán o Matadepera. Todo material que penetra en la nube digital ya no pertenece a nadie, por muy protegido que pueda parecer. Si tiene usted un secreto, no lo vacíe en el ordenador o en el móvil. Ha dejado de ser secreto.

La otra consideración se refiere a la misma existencia de los paraísos fiscales. No hay que reformarlos, sino que hay que suprimirlos. Por razones de justicia y de equidad. Cada euro que escapa de la presión fiscal pertinente es un acto que revierte en la extensión de la pobreza en el mundo, fomenta las desigualdades y acaba alimentando los populismos.

La corrupción no se extinguirá ni en las democracias ni mucho menos en las dictaduras. Los que pretenden acabar con ella radicalmente pueden convertirse en justicieros sin piedad para acabar cayendo en las mismas prácticas que querían erradicar.

Pero no es decente que una parte muy importante del dinero circulante en el mundo viva en la opacidad sin someterse a ninguna fiscalidad. Es una injusticia universal en estos tiempos en que la corrupción se manifiesta globalmente.

Publicado en La Vanguardia el 6 de abril de 2016

18 comentarios

  18 comments for “La corrupción global

  1. RamonM
    07/04/2016 at 19:25

    Bueno Zarkozy…tambien dijo algo similar «…puede traer consecuencias políticas y financieras importantes» //
    «Hay que refundar el capitalismo sobre bases éticas, las del esfuerzo y el trabajo, las de la responsabilidad, porque hemos pasado a dos dedos de la catástrofe», Para configurar un capitalismo y un sistema financiero con bases sanas, Sarkozy pretende reunir antes de fin de año a «los líderes mundiales» -no especificó cuales- en una conferencia remedo de Bretton Woods, para lo cual, aseguró, ya cuenta con el apoyo de la canciller alemana, Angela Merkel. «No podemos gestionar la economía del siglo XXI con los instrumentos del siglo XX», dijo. Reivindicó la «legitimidad» de los poderes públicos para intervenir en la regulación del sistema financiero, hizo un «llamamiento a Europa a reflexionar sobre lo que está sucediendo» Paris 26 SEP 2008

    http://elpais.com/diario/2008/09/26/internacional/1222380007_850215.html

    • Albert
      09/04/2016 at 00:43

      Como dice BartoloméC, …Gracias Ramón. Un placer leerte y seguirte.

  2. RamonM
    07/04/2016 at 19:10

    .»En el fondo los paraísos fiscales son la versión moderna de las islas del Caribe que se constituyeron en santuarios de piratas y filibusteros» G.H. http://www.gurusblog.com/archives/por-que-no-se-acaba-con-los-paraisos-fiscales/12/12/2015/

  3. RamonM
    07/04/2016 at 19:09

    «La costumbre de utilizar prácticas para disfrazar los ingresos procedentes de actividades ilícitas se remonta a la Edad Media cuando la usura fue declarada delito. Mercaderes y prestamistas burlaban las leyes y la encubrían mediante ingeniosos mecanismos. Fue en ese momento, cuando los piratas se transformaron en pioneros en la práctica del lavado de oro obtenido en los ataques a las naves comerciales europeas que surcaban el Atlántico entre los siglos xvi y xviii. A la piratería clásica se añadieron las prácticas de los bucaneros y filibusteros ayudados encubiertamente por determinados gobiernos europeos. El caso más famoso es el del pirata inglés Francis Drake, que fue armado caballero en su nave por la reina Isabel I de Inglaterra, en recompensa por sus exitosos asaltos a puertos y barcos españoles. En 1612, Inglaterra ofreció a los piratas que abandonaran su profesión un perdón incondicional y el derecho a conservar el fruto de sus felonías. Una gran parte de las riquezas acumuladas por los corsarios y piratas fueron resguardadas por los herederos de la tradición templar y por los banqueros de la época. Así surgieron los refugios financieros, versión moderna de aquellas antiguas guaridas. Con el poderío económico y militar de los piratas y corsarios, las poblaciones europeas y americanas llegaron a creer que tanto el comercio como las finanzas dependían enteramente de ellos. Los gobernantes de la época reconocieron que los tratados y leyes en vigor eran insuficientes en la lucha contra los piratas y convocaron a reconocidos juristas como Hugo Grotius y Francisco de Vittoria para buscar una solución de carácter jurídico» wiki https://es.m.wikipedia.org/wiki/Lavado_de_dinero ….

    :¿ porque sera que hace decadas que no se hace una legislación adecuada ? Recuerda el caso de la derogación ley Stegall Glass ? Quienes son los que deben hacer las leyes ? Parece clara la responsabilidad…por mas infierno fiscal de algún pais….

    • 07/04/2016 at 19:18

      Gracias Ramón por este apunte histórico, como siempre un placer leerte y seguirte…

  4. 07/04/2016 at 09:43

    Sr.Foix: llamar «papeles» de Panamá a la pasta gansa que se esconde en ese país ya me parece un eufemismo…lo verdaderamente preocupante es el uso que se da a todo ese dinero sin contról, un dinero que sirve para quitar y poner gobiernos, pagar favores de todo tipo y comprar voluntades…eso sí, después intenta cobrar una pensión digna de dependencia y denunciar la corrupción y verás lo profundo que es el canal de Panamá…

    • RamonM
      07/04/2016 at 19:08

      En efecto, Delaware, Nevada, Wyoming o Dakota del Sur son tan celosos defensores del secreto bancario y la negativa a compartir información como lo está siendo la aguerrida Panamá. Por cierto, un país este último que rediseñó por completo su sistema legal y financiero con la guía de los estadounidenses tras la invasión del año 1989.
      Delaware, en la coste este, es el paroxismo de la opacidad fiscal. Pese a ser solo dos veces más extenso que Luxemburgo, acoge la sede de más de 200.000 empresas de todo el mundo, que operan con bajos impuestos y propietarios agazapados tras el anonimato y sin que ni tan sólo hayan tenido que visitar el país.
      Con un cinismo propio de personajes de la época de la ley seca en Chicago, Ramón Fonseca, el abogado panameño, decía ayer al Financial Times: “Garantizo que hay más dinero sucio en Nueva York, Londres y Miami que en Panamá”.
      Un buen ejemplo de la ayuda que se prestan unos a otros para seguir en la pomada. Perez, lavanguardia

    • RamonM
      07/04/2016 at 19:33

      No sé si ha notado usted que cuando los políticos tratan de resolver un problema, esa misma solución multiplica otros problemas. También esto prosigue todo el tiempo (J. Krishnamurti).

  5. Àfrica
    07/04/2016 at 08:52

    Sr Foix: los paraísos es lo que tienen….dejan de serlo en cuanto alguien muerde la manzana. La historia siempre se repite,ay…….

  6. Àfrica
    07/04/2016 at 08:49
    • 07/04/2016 at 09:44

      Gracias por el enlace…

  7. alperco@telefonica.net
    07/04/2016 at 08:29

    Sr. Foix, pienso que la corrupción no se acabará nunca, precisamente porque los que los que la tendrían que acabar son los mismos corruptores y los mismos corruptos, que crean los grandes desequilibrios económicos, las hambrunas y las muertes… y que inventan y provocan guerras artificialmente, para enriquecerse millonariamente.
    Solo es la verdad.

    • Albert
      07/04/2016 at 09:23

      P.D. Per error involuntari… m’ha sortit enviat a nom de alperco@telefonica.net, pero soc…
      l’Albert…de sempre.

      • 07/04/2016 at 09:45

        Muy bonito Albert, de modo que haciendo propaganda de Telefónica…a buen entendedor…

      • Àfrica
        07/04/2016 at 10:29

        T’estimem igual,Albert!

        • Albert
          09/04/2016 at 00:39

          Jo tambe us estimo a tots plegats, Àfrica.

  8. dogbert
    07/04/2016 at 00:44

    En la primera parte del articulo, al Sr. Foix parece preocuparle mas los fallos de seguridad que el contenido de lo sustraido y descubierto a partir de estas fugas.
    Bienvenidos estos fallos que nos permiten descubrir un poquito mas la puntita del iceberg de caquita planetaria que nos asola.

    Por cierto estos descubrimientos son a traves de la accion de francotiradores, de hackers, de alternativos dentro del sistema, pèro nunca desde los estados, los politicos o los cuerpos asignados para luchar contra esta corrupcikon global.

    El toque exotico de citar a Matadepera se lo agradezco como vallesano.

    Habra que seguir pues contando con estos francotiradores para seguir alimentando la esperanza de que la corrupcion sera vencida porque por fin dejaremos de pensar que es una lacra cronica.

Comments are closed.