Se busca gobierno responsable

Mariano Rajoy y Pedro Sánchez no han querido o no han podido evitar las elecciones formando un gobierno de gran coalición

Mariano Rajoy y Pedro Sánchez no han querido o no han podido evitar las elecciones formando un gobierno de gran coalición

Ahora hace más de cien años que Europa fue a la guerra porque los militares y políticos actuaron por su cuenta y perdieron el contacto entre sí en Viena, Londres, Berlín, París, Estambul y Moscú. Los estados mayores elaboraron y pulieron sus planes, pero los líderes políticos no los entendieron y, lo que fue más peligroso, no alcanzaron a comprender que los ejércitos preparaban la guerra y no se lo tomaron en serio. Llegó el conflicto y millones de europeos murieron en los campos de batalla y trincheras de Europa.

Los políticos de hoy no son ni mejores ni peores que los de tiempos pasados. Lo que ocurre en general es que tampoco saben leer lo que pasa en su entorno, en la sociedad, en las calles y los mercados de barrio. Toman decisiones fruto de impactos mediáticos simples y retóricos que son inocuos e indiferentes para muchos ciudadanos, que no las entienden. Se trabaja sobre la ficción, sobre prospectivas de futuro, sobre grandes ideas imposibles por no decir utópicas.

Por primera vez en muchos años me encuentro con personas que me piden opinión sobre quién votar. Hay más desorientados que nunca. La corrupción pasa factura y el mal gobierno también. La Convergència liquidada por Artur Mas hasta convertirla en un proyecto que no tiene ni nombre ni programa desconcierta a los cientos de miles de catalanes que durante años depositaron su confianza en el partido fundado por Jordi Pujol. Vamos a pagar cara la obsesión de Mas por un proyecto legítimo, pero sin una mayoría homogénea para implementarlo. Los más fervientes defensores del relato se lamentan de la falta de unidad del proceso, que ya no tiene ni plazos. La televisión pública señaló como partido de referencia a la CUP, a la que ahora denuesta porque no acepta los presupuestos preparados por el vicepresident Oriol Junqueras.

Los ideales, las ilusiones y los proyectos de progreso son propios de la política. Pero la corrupción, especialmente si es estructural, crea una fosa insalvable entre los gobiernos y los electores. La relación causa y efecto no es inmediata, pero un partido corrupto acaba perdiendo la confianza de los ciudadanos, siempre y cuando, claro está, los casos sean expuestos con rigor y sin partidismos por los medios de comunicación públicos y privados.

El gran antídoto para conseguir una sociedad más transparente es el debate abierto y plural en los medios si no caen en la propaganda y el partidismo, entorpeciendo el progreso y un mínimo de equidad y justicia, especialmente en tiempos de crisis endémicas.

Artur Mas y Oriol Junqueras al firmar el pacto que condujo a Junts pel Si

Artur Mas y Oriol Junqueras al firmar el pacto que condujo a Junts pel Si

 

Los partidos manchados por la corrupción necesitan un cambio de liderazgo y alejar de los puestos de decisión a quienes estén o hayan estado involucrados en casos de irregularidades manifiestas. Aunque no estén juzgados. Dos ministras de Angela Merkel dimitieron por haber copiado una tesis doctoral hace treinta años. Una de ellas era amiga de la canciller. Dos presidentes de la república alemana han tenido que dimitir durante los dos man-datos de Merkel. Se demostró, meses
después, que uno de los presidentes dimisionarios era inocente. Qué mal día tuvo Felipe González cuando dijo que la corrupción no tendría efectos políticos hasta que hubiera sentencia judicial. Así lo han interpretado todos a partir de aquella idea equivocada, expresada al comienzo de los años noventa.

El Partido Popular puede encabezar los resultados de las elecciones del día 26. Pero no está tan claro que sea Mariano Rajoy el que deba presidir el gobierno. Lo mismo cabe decir de Pedro Sánchez, que dirige un partido con dos expresidentes andaluces imputados y que obtuvo el peor resultado del PSOE desde el comienzo de la transición. Pedro Sánchez se juega su cargo.

Las encuestas marcan el paso, pero las urnas dirán lo que exprese la voluntad general en ellas. Al día siguiente habrá que trabajar para formar un gobierno que empiece a funcionar antes de las vacaciones de agosto. Como no se prevé una mayoría suficiente de ningún partido, será hora de negociar, ceder, modificar, discutir, para que la política no siga siendo una guerra retórica entre sus líderes y se ocupe de los intereses de los ciudadanos. La encuesta del CIS hecha pública el lunes indicaba que las dos máximas preocupaciones son el paro y la corrupción.

Crear riqueza para poder repartirla es una de las premisas fundamentales de la economía social de mercado. El nuevo gobierno, con las mayorías posibles a partir del día 26, tendrá que sumar entre partidos diversos y acordar pactos en cuestiones básicas como una ley de educación para una generación, las reformas territoriales imprescindibles para que la desafección de Catalunya no aumente y proceder a un lavado a fondo de las pequeñas y grandes corruptelas.

Publicado en La Vanguardia el 8 de junio de 2016

10 comentarios

  10 comments for “Se busca gobierno responsable

  1. Bet
    09/06/2016 at 06:33

    Celebro que no hi hagi un pacte amb la CUP. Cada nova despesa de la Generalitat s’haurà de pactar al Parlament. I celebro que el Sr. Puigdemont ho allargui. Que no hagin pressupostos ens suposa un estalvi i reducció del deficit i de moment aturar els nous impostos.

  2. Albert
    08/06/2016 at 21:08

    Sr. Foix: Observo que estos Sres. y sus partidos no se ponen de cuerdo para el reparto del poder y sus privilegios, pero cuando se trata de la vaca Cataluña ó incluso …las del resto de vacas…de toda la antigua corona de Aragón, entonces …caray que rapido se ponen totalmente de acuerdo, en continuar mullendo las ubres, hasta agotar…la producción de leche de sus vacas.

    Y luego acusan, para despistar, a la Cataluña que se queja con razón justificada que la dejen sin leche.

    Para el buen entendedor…

  3. José A. Garcia
    08/06/2016 at 19:56

    Sus opiniones, Sr. Foix, son siempre prudentes y sabias fruto de su experiencia. Por eso es normal que le pidan consejo sobre a quién votar. Los que seguimos su blog, pienso, o al menos en mi caso, encontramos en sus comentarios una brisa que reconforta y calma. Hay muchos gritos, mucha frustración en la sociedad.

    En algunas tertulias se discute más que se dialoga, nos prometen lo que nadie sabe si será y cómo será. La historia, a la que usted recurre para argumentar, nos muestra que de lo que pensó que sería a lo que luego fue media una gran incertidumbre, pero nuestra sociedad cree en los milagros según quien los predique y nos autoengañamos. No hay paraíso en este mundo, aunque puede haber bondad y compasión.

  4. Rosamaria
    08/06/2016 at 14:40

    Ara resultarà que el mal funcionament de la política catalana, és culpa de la obsesió del Sr. Mas. Noi !! a veure qui la diu més grossa.. !!
    Veig que vostè Sr. Foix, segueix amb la seva obsesió particular amb el Sr, Mas…..soposo que el poble no hi té res a veure amb tot això, tot és culpa del Sr. Mas, fins i tot la composició actual del Parlament, que no la va escollir pas el poble, ho va fer el Sr.Mas, per descomptat.

    • Sinera
      08/06/2016 at 15:45

      Doncs sí, Rosamaria.

      Fins aquí de lluny hem arribat. Fins aquí ens ha portat l’afany de seguir al poder del Sr. Mas. I no. No tot és culpa del Sr. Mas. Cal afegir tots aquells que amb ell ens han venut paradisos impossibles, inclosos el mitjans comprats.
      Vendre fum i núvols i àngels del paradís TAMBÉ ÉS CORRUPCIÓ. I un gran engany que pagarem molt, molt car…

      Estic molt emprenyat! Sobretot perquè encara hi ha qui segueix defensant aquesta gran farça i els polítics imbècils il·luminats!

    • José A. Garcia
      08/06/2016 at 19:59

      El Sr. Más té mes responsabilitat que voste i que jo. I mes que el poble de Caatalunya.

    • Salvador de Lleida
      09/06/2016 at 09:21

      Totalment d´acord Rosamaria amb la teva contesta.
      I Sinera, li recordo que si el Sr. Mas tingués afany de seguir al poder, encara i seria en primera linea.
      Va fer un pas endarera i escollir un gran sucesor.
      Diferencia amb José María Aznar.

  5. Ramon Vilardaga
    08/06/2016 at 12:22

    Crec molt encertat l’article.
    Fent un matis penso que els politics no haurien de crear llocs de traball ni riquesa, com el pages tampoc ha de fabricar les olives, nomes ha de procurar de regar, esporgar, abonar, etc… les oliveres, la natura s’encarrega de la resta.
    (En aquest cas la industria).

  6. 08/06/2016 at 11:35

    Sr.Foix: vivimos unos tiempos de rio revuelto político y en este rio revuelto han acudido nuevos pescadores que están sacando tajada a cada momento…

  7. 08/06/2016 at 11:26

    Me ha encantado su análisis de la situación actual.
    Muchas gracias, Sr. Foix!
    Con el más cordial saludo

    J. M. Caparrós Lera

Comments are closed.