Los populismos acampan en Europa

A

Boris Johnson, ministro de Asuntos Exteriores de Gran Bretaña, el bufón más impresentable que ha ocupado el cargo.

Boris Johnson, ministro de Asuntos Exteriores de Gran Bretaña, el bufón más impresentable que ha ocupado el cargo en la historia del país.

los populistas se les puede seguir con sus propias palabras de tiempos pasados. Nos ocurre a todos. Pero no tanto como para tener que avergonzarnos de comentarios hechos hace tiempo.

Siguiendo las declaraciones de Donald Trump, un multimillonario populista y mal educado que puede convertirse en presidente de Estados Unidos, se detectan actitudes de desprecio a los más desfavorecidos, a los extranjeros y a los de etnias distintas. La verborrea habitual sepulta las hemerotecas, borra discursos y cambia el sentido de las palabras.

Uno de los peligros de estos tiempos es el cambio del significado de las palabras o el invento de nuevos vocablos que confunden al personal. Si perdemos el significado de las palabras lo perderemos todo. El lenguaje nos puede salvar pero también nos puede arruinar, hundir en la confusión y en la miseria. Lo más inquietante no es que se olviden los improperios pronunciados hace un tiempo sino pretender que no han sido jamás emitidos. O que fueron dichos en circunstancias distintas.

Las barbaridades que ha dicho el sinvergüenza de Boris Johnson, actual ministro de Asuntos Exteriores británicos, no podrían sostenerse en un gobierno de Francia, Alemania o Suecia. Ni siquiera en Italia o España. Es tal el sentido de superioridad de las elites británicas que pueden permitirse cualquier bellaquería. Se entiende el resentimiento que escritores como Bernard Shaw o James Joyce, irlandeses los dos, tuvieran hacia las elites educadas en Eton, Oxford o Cambridge.

La mentira recorre el mundo con total impunidad. El diablo es el padre de la mentira y no hace vacaciones nunca. El problema de nuestro mundo no es sólo que se cometan injusticias flagrantes o que aumenten indecentemente las desigualdades. El problema es que la mentira se enseñorea por el mundo civilizado. Grave problema. Siempre ha existido, es cierto, pero ahora son muchos más los que mienten. Y lo hacen desde el anonimato, desde nombres ficticios, guarecidos por el escudo de la impunidad de las redes.

El mundo no terminará mañana. Ni el año que viene. Pero se acercan tiempos en los que el discernimiento sobre lo auténtico o lo falso será fundamental para poder fomentar el equilibrio social y la justicia.

13 comentarios

  13 comments for “Los populismos acampan en Europa

  1. 26/07/2016 at 16:50

    Sr.Foix: bajar el listón es lo que tiene…acabas por los suelos…

  2. Rosamaria
    26/07/2016 at 14:43

    Darrerament ja no escolto ni les noticies….per això participo tan poc en el blog. Em sento tan enfastigajada i decebuda de tot,…que prefereixo «ir a lo mio»…com els politics !!!

    • francis black
      26/07/2016 at 15:40

      Ahora hay muchos asesinatos. Mucha violencia. Pinta mal . Soy pesimista.

      • Rosamaria
        27/07/2016 at 14:40

        yo también….mucho !!

      • 27/07/2016 at 15:33

        Acción-Reacción Francis, de eso se trata, que nos pongamos en lo peor y ellos puedan justificar así lo que vendrá ahora…

  3. Salvador de Lleida
    26/07/2016 at 09:03

    Sr. Foix, no tienen los políticos la exclusiva de la mentira. Sin ir mas lejos sus compañeros de la clase periodística son igual o peores. No pasa un día en que un mismo suceso se narre completamente diferente en sendos periódicos. Es mas, si tu has presenciado un suceso, pocas veces se narra veridicamente. Y no pasa nada.

    Le digo al Sr. Francis Black, que una guerra no es necesaria para volver a responsabilidades y bonanzas.

  4. Albert
    26/07/2016 at 07:26

    Sr. Foix: » Los populismos acampan en Europa » …y la falta de criterio de la mitad de sus ciudadanos, que creen en las mentiras y promesas de algunos de sus presuntos dirigentes ó futuros dirigentes, favorece que esos sinverguenzas lleguen a ganar votos en las elecciones e impongan asi su ley gansteril y criminal la mayoría de las veces.

    Pienso que el panzacontentismo, la frescura, la indolencia de los ciudadanos con talento y capacidad real, que ocupan cargos de responsabilidad, lleva a la sociedades humanas al desastre y a la destrucción de todo lo que tiene de bueno la sociedad del bienestar, ect.

    En resumen: Pienso que la sociedad del bienestar y de la opulencia esta durmiendo la siesta del panzacontentismo , la frescura, la tolerancia de la corrupción institucionalizada y la indolencia tiene su gran responsabilidad en lo que nos ocurre.

    Nosotros mismos estamos creando el desastre….que viene…pues no prevemos el sunami que ya apunta detrás.

    • Albert
      26/07/2016 at 10:29

      P.D. Cambiando de tema, pero volviendo a lo que interesa a la ciudadanía.

      Pienso que para el afer constituir gobierno y evitar nuevas elecciones, no hay otra solución que Don Mariano Rajoy, se aparte a un lado, junto con algunos de su partido y deje ó dejen paso a nuevas personas de su propio partido, pero con otra mentalidad más realista, que sea aceptada por su entorno y por el ó los partidos…de la oposición y todos en general.

      Antiguamente el partido CIU, les completaba la votación para formar gobierno, tanto al PSOE como al PP. Aunque con el comportamiento posterior de los dichos partidos con CIU, fué frustrante y ahora ocurre lo que ocurre y la gobernabilidad por mayoría es imposible. Tanto para el PP como para el PSOE sin la ayuda de CIU.

      Al buen entendedor…

  5. Carlos Domenech
    25/07/2016 at 23:19

    Trump, Le Pen, Boris Johnson, Iglesias, Beppe, Tsipras, Colau, Sanders…. y la lista se hace interminable. Parece como si los hombres responsables y con sentido común se hubieran extinguido. Al menos, en el orden de los líderes sociales.

  6. Jose A Garcia
    25/07/2016 at 22:35

    Si Donald Trump llegara a presidente el botón de los silos nucleares estaría en sus manos. Un pueblo que escogiera a este señor como presidente no mereceria ningún respeto. Es una forma de barbarie más y la constatación de la decadencia de Occidente. Este fin de semana en La Seu d’Urgell volví a escuchar y leer la llegada del mal (Apocalipsis): el mundo no se acabará pero nuestra civilización si.

    • francis black
      25/07/2016 at 23:15

      Aquí hay un tema,¿ Si gana Trump se le ha de perder el respeto a los Estados Unidos ? En Rusia tienen a Putin y en Italia estuvo Berlusconi. En mi opinión un pais esta por encima de su elección de políticos. Lo preocupante es que la política tiene un desprestigio tan grande que ya no se mete gente de buena voluntad, es como una mafia y hay personas válidas que no quieren entrar en eso. Necesitaremos un tortazo en forma de guerra para volver a empezar ciclo de responsabilidad.

      • Jose A Garcia
        26/07/2016 at 14:25

        Estoy de acuerdo que no podemos desprestigiar a un país, però si dudar de la sensatez de una potencial mayoría que vota a ciertos personajes políticos.

Comments are closed.