El PSOE, cuesta abajo hacia el precipicio

Aglomeraci`ón de periodistas en la puerta de la sede del PSOE en la calle Ferraz de Madrid

Aglomeraci`ón de periodistas en la puerta de la sede del PSOE en la calle Ferraz de Madrid

La crisis del socialismo español se solapa con las muchas crisis que atraviesa la sociedad. Hay crisis social, económica y de identidades. El miedo recorre el país desde la crisis financiera de 2008. Los populismos cabalgan en toda Europa.

Los discursos articulados desde el punto de vista ideológico y programático no se llevan. Las fundaciones de ideas que acompañaban a los partidos van perdiendo importancia y producen menos pensamiento. El día a día, el regate corto, el pensar en las próximas elecciones va por delante de todo. El poder no es sólo pedagogía sino difundir ideas para que la sociedad pueda escoger con mayor libertad.

Se plantean soluciones imposibles, por no decir utópicas, sin tener en cuenta si se pueden llevar a cabo. En Catalunya vivimos días históricos con mucha frecuencia con más voluntarismo que sentido práctico.

El PSOE está escenificando el caos que vive la formación liderada por Pedro Sánchez con las grotescas imágenes que estamos viendo en las puertas de la sede de la calle Ferraz. La estampa de Verónica Pérez, partidaria de Susana Díaz y presidenta de la mesa del comité federal del PSOE, proclamando que “la autoridad soy yo”, atropellada por periodistas y sin que pudiera entrar en ningún despacho de Ferraz es muy patética, ridícula, imagen de un partido que tiene que salir del caos cuanto antes.

La tesis de Pedro Sánchez y los miembros de la ejecutiva que le han sido fieles es conocida: No a Rajoy, convocar primarias y a continuación un Congreso. Quizás entonces tratar de formar un gobierno con Podemos, Ciudadanos y los nacionalistas catalanes y vascos. El electorado socialista no perdonaría, dicen, entregar otros cuatro años el poder al Partido Popular.

La otra tesis la ha repetido esta tarde en Mataró Alfredo Pérez Rubalcaba: primero es la gobernabilidad de España y después viene el Partido Socialista. Se han adaptado muchas posiciones inamovibles sin echar mano de teléfono, conversaciones, complicidades y demás artificios que tienen las relaciones humanas y políticas para ponerse de acuerdo en algo.

Da la impresión de que el PSOE no se preocupa mucho de los resultados de las próximas elecciones, sean cuando fueren. Nadie habla de esto. Lo que les entretiene es escenificar la lucha cainita que lo más probable es que el partido se deslice hacia la irrelevancia.

Se dedican a discutir sobre estatutos y sobre cómo impedir que gobierno Rajoy, mientras el presidente en funciones toca la lira o se pasea sin abrir la boca pensando que será el gran beneficiado de la crisis del socialismo que conducirá seguramente a unas terceras elecciones en un año.

La crisis del PSOE es mala para el partido, también mala para el Partido Popular y fatal para el país. Todos los líderes políticos, de todos los partidos y en todos los tiempos saben perfectamente lo que no deben hacer y, sin embargo, lo hacen y, por lo tanto se equivocan. Tener razón demasiado pronto es muy arriesgado. Tenerla cuando ya es tarde no sirve de nada. Las acciones políticas tienen un tempo adecuado, pasado el cual los temas se agrian o se pudren.

Ir a terceras elecciones es un error colectivo. El mensaje que se envía al votante es que el responsable de que no se pongan de acuerdo los elegidos es él. Fatal.

En una situación crítica del socialismo francés, Michel Rocard, que fue primer ministro entre 1988 y 1991, utilizó una metáfora que bien pudiera aplicarse al PSOE de Ferraz si mañana no corrigen los abruptos y los excesos de estos días: “el socialismo francés es un ataúd conducido en ambulancia”.

10 comentarios

  10 comments for “El PSOE, cuesta abajo hacia el precipicio

  1. francis black
    01/10/2016 at 22:49

    Pp+ el Psoe González + ciudadanos. Los veo en el congreso cantado» polaco el que no vote»

  2. Albert
    01/10/2016 at 15:20

    Sr. Foix: » El PSOE, cuesta abajo hacia el precipició » …Y también todos los partidos que han gobernado, durante varios años, se han contaminado del mal de » El poder corrompe «…

    PSOE. PP. CIU, y otros partiditos y CIA, S.A. ect. y los futuros que vengan a sucederles y gobernar, también se contaminarán. De eso no hay ninguna duda.

  3. Salvador de Lleida
    01/10/2016 at 09:27

    Sr. Foix.
    Me quedo con la frase «Las acciones políticas tienen un tempo adecuado».

    Aplicable también a la Sociedad en general, a las Empresas y también al ámbito personal. Una misma acción tiene consecuencias diferentes en un niño, un adulto, un padre, un abuelo…

    Creo que nuestro PSC todavía está a «tempo» de reflexionar sobre la situación actual.

  4. 01/10/2016 at 01:27

    Iceta i companyia han de desar el federalisme a l’armari. No és cap fórmula màgica. Al contrari. El federalisme socialista espanyol provoca divisió, crispació i caos

  5. 30/09/2016 at 23:05

    Sr.Foix: si digo que se veía venir me quedo corto…después de un año con un gobierno y un presidente en funciones…estaba escrito que el jefe de la oposición pasaría a estar en funciones también…

  6. dogbert
    30/09/2016 at 22:45

    Nuestro anfitrion el Sr. Foix en can Cuni esta noche lo ha dicho muy claro, la situacion es de risa para no llorar.. Y de este tunel de la risa patetico no se escapa nadie. Buen fin de semana.

  7. francis black
    30/09/2016 at 21:23

    Marín era lo mejor que tenía el Psoe y el hombre después de volver de Europa aguantó muy poco el clima política española.

  8. Jose A Garcia
    30/09/2016 at 21:16

    Me parece un comentario muy acertado y clarificador.

  9. Segimon Borras
    30/09/2016 at 20:57

    Tot plegat es patètic. Falta talla intel.lectual i d’estadista en la classe política actual.
    Crec que el problema, almenys en bona part, es que la de polític ha passat de ser una funció a ser una professió.

    • Jose A Garcia
      30/09/2016 at 21:18

      Hi havia un pais on s’escollia els dirigents segons el seu coneixement de llatí (i grec )

Comments are closed.