Trump rompe todos los esquemas

Donald Trump en su discurso de la victoria en las elecciones del 8 de noviembre

Donald Trump en su discurso de la victoria en las elecciones del 8 de noviembre

Donald Trump es presidente electo de Estados Unidos en contra de pronósticos, encuestas, académicos, periodistas, tertulianos y la opinión pública norteamericana y mundial. Trump nunca había sido elegido para cargo público alguno. Tampoco sirvió en el ejército. No hay precedente.

Trump se ha llevado también la Cámara de Representantes, el Senado y podrá nombrar a un miembro del Tribunal Supremo y, posiblemente, a otros dos que por razones de edad podrían dejar dos sedes vacantes en los próximos años.

La derrota de Hillary Clinton , por menos de uno por ciento de todos los votos emitidos, se puede interpretar como un rechazo a las elites, a la globalización y a la política del establishment de Washington. Es una paradoja que en vez de elegir a la primera mujer como presidenta de Estados Unidos, la mayoría de americanos han situado a la Casa Blanca a un multimillonario que no ha pagado impuestos, sin experiencia en las tareas de gobierno, misógino, xenófobo y nacionalista a ultranza, mentiroso y muy desconfiado de los medios de comunicación.

La victoria de Trump ha puesto el broche de oro al movimiento de fondo que atraviesa todo el mundo democrático occidental de votar contra los que están en el poder, echarles, para construir nuevas realidades basadas en el racismo, la falta de respeto al extranjero y aplicar criterios radicalmente nacionalistas. El “America first” nos recuerda a la política aislacionista que a comienzos del siglo XIX puso en marcha el presidente Monroe que se resumía en el siguiente slogan: “América para los americanos”.

En su aceptación de la victoria, tras recibir la ritual llamada de la perdedora, el discurso no tenía nada que ver con las continuas mentiras, procacidades, amenazas y proyectos para romper los compromisos norteamericanos en el mundo. Se demuestra, una vez más, que el fin justifica los medios y que se puede abusar en una campaña para ganar y, a continuación, lanzar un mensaje de unidad para curar las divisiones que han producido estas elecciones de manera bastante radical.

Hay once millones de inmigrantes sin papeles en Estados Unidos. No sólo ha prometido echarlos sino que anunció un muro de más de dos mil kilómetros con México que pagarían los mexicanos, “aunque ellos todavía no lo saben”.

Trump ha recibido el voto de la mayoría blanca que está perdiendo el poder gradualmente debido a la existencia de minorías más numerosas. En su discurso de madrugada dijo que servirá a todos los norteamericanos, de todas las razas, religiones y creencias.

Las promesas han sido generosas y optimistas. Doblará el crecimiento económico, pondrá a trabajar a muchos ciudadanos para construir infraestructuras y los americanos serán “orgullosos de su presidente en dos, cuatro u ocho años”. No iniciará un proceso para encarcelar a Hillary Clinton como dijo en varias de sus intervenciones en la campaña.

La victoria de Trump era posible pero improbable. Será el presidente del primer país del mundo. Habrá que ver si sus ideas sobre la revisión de la existencia de la OTAN, su simpatía por los que pretenden disminuir la importancia de Europa, sus convicciones sobre el proteccionismo, su populismo y su xenofobia se traducen en una política de la primera potencia del mundo.

Ha recibido el voto desencantado por la pérdida de puestos de trabajo en estados castigados por la crisis y también el voto nacionalista blanco para no perder la supremacía de los WASP, los “white anglosaxon protestants”, que no podían soportar a un presidente negro en la Casa Blanca.

La victoria de Trump tendrá consecuencias en la dirección que van a tomar los Estados Unidos y en las relaciones internacionales. Para Europa no es una buena noticia. Se acercan tiempos convulsos para todo el mundo democrático occidental. Vladimir Putin se ha alegrado de la victoria.

Publicado en La Vanguardia.com el 9 de noviembre de 2016

17 comentarios

  17 comments for “Trump rompe todos los esquemas

  1. francis black
    10/11/2016 at 11:24
  2. 10/11/2016 at 10:30

    Sr.Foix: a Hillary Clinton le está cayendo la del pulpo y creo que ella no es la única culpable de la debacle demócrata…el presidente Obama tiene buena parte de culpa por haber levantado muchas espectativas sociales que después no se han visto por ningún lado y han creado muchas frustraciones y desilusiones en su electorado…le habría salido más a cuenta ir sóla en la campaña y con menos protagonismo de Obama y familia…

    • francis black
      10/11/2016 at 11:04

      Hace años le cayó un puro y se recuperó bien.

      • 10/11/2016 at 11:41

        Bueno…puso buena cara Francis, pero seguro que lo tiene guardado y se la devolverá un dia a Bill…

  3. Albert
    10/11/2016 at 08:19

    Sr. Foix: Pienso que la Corruptosis empresarial institucionalizada…más descarada, mal educada y más deshumanizada, ect. … a la Corruptosis institucional de los panzacontentos, frescales y tolerantes también institucionalizados.

    Ahora seguramente actuaran a nivel mundial para su provecho y enriquecimiento millonario en dolares y euros, ect.

    Y para los desamparados casi no cambiará nada de nada…Seguramente habrá más bombardeos tipo terremoto, ect. ect. por ahi y por allá. Posiblemente y presuntamente está será una de las varias actuaciones…

    • Albert
      10/11/2016 at 08:26

      P.D. Corrección de error.

      Donde dice : » …y mas deshumanizada, ect. … a la Corruptosis institucional… » * debe de decir : …y mas deshumanizada, ect. ha GANADO a la Corruptosis institucional…»

  4. dogbert
    10/11/2016 at 00:41

    Putin es el mas listo. Europa esta dividida y escorando al «fronterismo» reaccionario. El Reino Unido no se aclara con el Brexit. Colombia no traga que a los tgerroristas de ayer se les facilite un presente y fututo de lujo.

    USA ha quedado partida por la mitad. Los analistasw, los periodistas, los «demoscopicos» no han acertado ni una.

    Entramos en un mundo sin compasion, dispuestos a todo, perder la dignidad y hacer que la pierdan tambien los otros.

    Viene Marine Le Pen en nada y aqui en las españas con el gran problema mas grande de todos los problemas que son, han sido y seran, Catalunya. Acabaramos!

    Me pido tambien ciudadania canadiense.

  5. Àfrica
    09/11/2016 at 20:35

    Sr Foix: si aquí se vota aRajoy , con todo lo que arrastra, nos vamos a extrañar que voten. Trump???

    • Rosamaria
      10/11/2016 at 09:06

      …jajaja…jo volia fer el mateix comentari Africa !!!

      Si aquí entronem el partit més corrupte de la nostra historia, de què ens ha d’extranyar que allà, n’hi posin un en la mateixa linia….???

  6. 09/11/2016 at 20:22

    Sr.Foix: si los“white anglosaxon protestants”, no podían soportar a un presidente negro en la Casa Blanca…es evidente que ahora tampoco podían soportar a una mujer en la Casa Blanca…

    • francis black
      09/11/2016 at 20:42

      Los USA no son Auster, Jarmush, Simic, Lydia Davis, o hasta hace poco Lou Reed….. A veces perdemos de vista que la mayoría están en otra cosa, y que posiblemente New York si pudiera seria un país independiente.

      • francis black
        09/11/2016 at 20:45

        Jarmusch

      • 10/11/2016 at 10:16

        Ni más ni menos Francis…

    • Jose A Garcia
      09/11/2016 at 20:01

      Muy interesante.

  7. Jose A Garcia
    09/11/2016 at 19:36

    La élite que domina el mundo es muy difusa, pequeña y no necesita pertenecer a un país. Será muy difícil revertir la globalizacion ya que dudo, por ejemplo, que Apple deje de producir en China. Excepto que se produzca una revolución por ahora de incierto signo. Tiempos muy complejos.

Comments are closed.