Rebelión contra las élites

Hillary Clinton al pronunciar el discurso reconociendo la derrota ante Donald Trump

Hillary Clinton al pronunciar el discurso reconociendo la derrota ante Donald Trump

Siempre se ha dicho que cualquiera puede ser presidente de Estados Unidos. Donald Trump lo ha demostrado contra la opinión general en América y en el mundo. Académicos, periodistas, tertulianos y expertos tendremos que aplicar aquella sugerencia que me hizo un director del Times de Londres, William Rees-Mogg, que advertía que las opiniones hay que aplicarlas sobre los hechos comprobados y no sobre acontecimientos que no han ocurrido. Cuánto periodismo superfluo se construye sobre hipótesis de un futuro siempre incierto.

Era improbable que Donald Trump ganara las elecciones; pero, una vez conocidos los resultados, cabe hacerse dos reflexiones. La primera es por qué lo ha conseguido y la segunda es qué va a hacer a partir de enero.

En un país tan plural y tan grande como Estados Unidos no existen causas únicas, si bien una de ellas se refiere a los efectos de la globalización, que ha creado una inmensa riqueza en el mundo que no ha sido distribuida con criterios de equidad y justicia. Trump ha ganado en feudos demócratas que han sido muy castigados por la crisis industrial.

También se ha producido un rechazo a las élites y los que han sido percibidos como el poder establecido. Se ha visto con el Brexit, en Hungría, en Colombia y ahora se ha confirmado en Estados Unidos. Trump ha convertido un Partido Republicano tradicional en un partido populista que está fuera de control.

La hegemonía del hombre blanco estaba en peligro y muchos piensan haberla reforzado votando a Trump, molestos en el subconsciente colectivo por el hecho de que Obama ocupara ocho años la Casa Blanca y que las minorías arrebataran protagonismo a los blancos que emigraron de Europa.

En esta época de posverdad ha utilizado reiteradamente la mentira para desacreditar a Hillary Clinton, a quien definió como delincuente y de quien dijo que si él ganaba la metería en la cárcel. Todo ha valido para conseguir la victoria. No es una práctica aconsejable ni aceptable.

Pero sus primeras palabras al conseguir la victoria fueron de otro tono, conciliadoras, pidiendo unidad a una sociedad dividida y ofreciendo buenas relaciones a todos los países que no sean hostiles. Las primeras felicitaciones le llegaron de Marine Le Pen, Nigel Farage, Viktor Orbán y Putin. Una pista.

Es una incógnita cómo va a abordar la cuestión de la seguridad, la OTAN, los tratados internacionales, como el cambio climático, sus relaciones con Rusia, China y la Unión Europea. El universo simbólico de Donald Trump se aparta de la tradición de su partido y de los pactos establecidos con los aliados que han
estado vigentes desde la Segunda Guerra Mundial. Dos conceptos han recorrido su campaña: el proteccionismo económico y un nacionalismo de Estado desacomplejado. Habrá que ver cómo influyen en las relaciones con Rusia, con Europa, con Israel y con los conflictos de Oriente Medio, especialmente el de Siria. La victoria de Trump ha dado un giro a la política internacional.

Publicado en La Vanguardia el 10 de noviembre de 2016

24 comentarios

  24 comments for “Rebelión contra las élites

  1. dogbert
    11/11/2016 at 19:25

    No es EL fin del mundo, es el fin de UN mundo. Lo ha dicho Marine LePen hoy.
    La cosa ira de suma y sigue.
    No me gusta, el panorama es tetrico.
    Veremos como nos ilustran esta noche los tres tenores en can Cuni.
    Buen finde para todos.

  2. Albert
    11/11/2016 at 14:11

    Mr. Trump es otro mas, que también cree …tener la solución para todo.

    Dirigirá presuntamente, Estados Unidos en plan su empresa y su negocio, caiga quien caiga, como se dice.

    El será el talento del verbo del hablar embaucador, pero otros harán el trabajo, ect. No digo más.

    Lo suyo es eso : » Embaucar y convencer. Sea verdad ó mentira. En eso no engaña, pués enseña sus cartas y por eso ha ganado la Presidencia, contra todos los pronósticos.

  3. Ramon
    10/11/2016 at 22:22

    Jose Antonio Perez Cebrian » Las soluciones locales solo serán alivios a corto plazo. La izquierda hace más de 100 años ya intuyo que la solución era internacionalista y que la base era el individuo y no los colectivos. Hay que profundizar en la declaración de derechos humanos ,en el fin de los paraísos fiscales ,en un ejército único ,con fines de seguridad del individuo frente a grupos de interés ,fiscalidad única , prestaciones y derechos iguales. Educación y sanidad universales etc. Solo extendiendo los derechos libertades y bienestar a los 8000 millones de habitantes del planeta avanzaremos con desarrollo y no con el crecimiento ,pues este a veces como ocurre con el cancer se expande de forma mortífera. Las fronteras y el proteccionismo llevan al enfrentamiento y a las guerras bélicas o económicas. O medimos la felicidad o medimos el
    Dinero. El dinero nunca será bastante»

  4. Ramon
    10/11/2016 at 22:07

    «El viejo mundo se muere. El nuevo tarda en aparecer. Y en ese claroscuro surgen los monstruos», Antonio Gramsci,,,,monstruos de cartón. En todo caso parece que hay gente que le gusta saltar de la sarten al fuego

  5. Albert
    10/11/2016 at 21:01

    Sr. Foix: Entre el Brexit de Cameron, lo que anuncia Trump que ará, el EI, y lo nuestro …estamos servidos y ya no nos queda mas remedio que decir…
    VERGONYA !!!…VERGONYA !!!…VERGONYA !!! …

    Pues que malisimamente mal se llevan algunos humanos que dirigen el mundo, pero en el nuestro mundo …de haberlos …ahilos también.

  6. Ramon
    10/11/2016 at 19:18

    Dando vueltas al tema Brexit, al tema Venezuela, Corea N, China,Argentina, al tema de las elecciones EEUU, España,Francia,Austria,Polonia etc, (con derivas populista a izquierda y a derecha) me parece que la gente tanto de un lado como del otro, No vota nada en concreto, porque No analiza bien, simplemente Vota cambio, sea hacia un lado o hacia otro, porque se esta pasando una época dura,como siempre ha ocurrido después de una gran crisis mundial, no se explica bien las causas, las soluciones o los años necesarios de ajuste,y como otras veces incluso se atreven a votar proteccionismo que nunca ha funcionado, o dar la culpa a la globalización, que ha supuesto que millones de asiáticos, que estaban en la pobreza prosperen, pero con una mala regulación mundial,

    Estoy seguro que hay personas que aun les falta analizar las causas raiz, las causas de la transición actual hacia nuevos modelos de producción derivados de la actual revolución científica, nuevos modelos logísticos, nuevos estudios, nuevas profesiones,nuevas energías, nuevos limites al crecimiento, nuevas formas de trabajo, nuevas formas de colaboración, que son las que están modificando las estructuras, estos nuevos modelos que los políticos no han sabido aun adaptar ni regular, estos nuevos modelos que las instituciones supranacionales no se han sabido ni adaptar ,ni regular. No es culpa del sistema porque no hay un sistema único.

  7. Ramon
    10/11/2016 at 19:18

    Primero, creo que hay una confusión, no tengo claro quien va a favor y quien va en contra de las élites, o de los poderosos, o de los mal llamados mercados. El mundo lo mueven las empresas grandes, con su creación de valor, con sus desarrollos y crecimiento. ¿quienes son las élites financieras? Mas bien creo que los políticos se acercan a los poderosos buscando su apoyo para sacar su pais adelante, el «nuevo» no hara lo mismo ? el «nuevo» cumplira con todas las fantasmadas que dijo ? no lo creo…porque el mundo globalizado tiene hace un par de decadas otras estructuras, donde se adaptan varios sistemas.

    • david g
      10/11/2016 at 21:03

      Para mí el problema no son las grandes empresas que venden productos o servicios. Si ofrecen algo que aporte valor al cliente y hay muchos clientes dispuestos a pagar por ello es lógico y merecido que tengan éxito.

      Para mí el verdadero problema son los que hacen dinero con… el dinero, sin aportar nada más, simplemente especulando, moviendo capitales, creando burbujas, alterando precios de las cosas, cotizaciones, etc. Esta gente no crea valor pero mueve ingentes cantidades de capitales. El peligro para la sociedad viene por aquí.

      • Ramon
        10/11/2016 at 22:05

        no digo que sean un problema, digo que son los que mueven las estructuras, son quienes hacen la transición, son quienes desarrollan el pais

  8. Josep Ramón
    10/11/2016 at 13:16

    Lo mejor.
    Las opiniones hay que hacerlas sobre los hechos.
    Pero ¿Cuantos tertulianos se quedarían sin trabajo si aplicaran este criterio?.
    ¿Como es posible que tantos confundieran los deseos con la realidad en las pasadas elecciones?
    Y sí, efectivamente, los pueblos están muy desencantados con sus políticos.
    ¿Porqué será que están tan desencantados con el sistema?
    Allí con el Obamacare y aquí con los impuestos vía Seg. Social al empleo. Las consecuencias son importar mas barato de los países emergentes, sin que las e presas consideren que no podrán tener escuetos en impuestos mientras que el estado tenga que pagar desempleo.
    Alguien y quizá dé el ejemplo Trump, tiene que romper el círculo vicioso.
    Gobiernos que se someten a dictaduras técnicas de Bruselas, mientras toleran que las empresas paguen sus impuestos sobre beneficios en paraísos ideados por el propio presidente Junker mientras callan sobre parte de culta en su origen.
    Hay cientos de empresas en España en esta situación. Entre ellas lasmas importantes multinacionales que han hundido al comercio e industria local.
    Alguien se ha encontrado en la misma situación en USA y no le falta razón.
    Eso sí, a lo bestia.

    • 10/11/2016 at 13:21

      Correcciones: e presas = empresas
      escuetos = descuentos

    • Rosamaria
      10/11/2016 at 13:41

      …i espera’t …que des d’Europa venen noves imposicions de noves retallades per complir el déficit que segueixin fomentant el model econòmic que acabes de descriure.

      VERGONYA !!

    • 10/11/2016 at 18:02

      Llevas toda la razón Josep Ramón…se puede decir más alto, pero no más claro…

  9. Desiderio de Sota
    10/11/2016 at 13:05

    Yo vendría a estar de acuerdo con que, una vez en el poder, las cosas se ven de otra manera y que, en el caso de los Estados Unidos, siempre han hecho gala de los controles al poder: «checks and balances«,dicen. Pero eso tiene en cuenta la separación de poderes y que el legislativo: Congreso y Senado, es generador de muchas políticas y matizador de muchas iniciativas. Con las mayorías en ambas cámaras, será más fácil que Trump lleve a cabo alguno de sus propósitos. especialmente los que no representen variaciones presupuestarias; o sea, que no cuesten dinero.
    Lo que enseguida la van a decir es aquello de «It’s the economy, stupid«. La primera parte de esa frase puede ser discutible. La segunda es precisa. Y a partir de ahí ya se verá.
    En confianza: no creo que vaya a ser peor que GW Bush…

  10. 10/11/2016 at 12:37

    Sr.Foix: imagino que el establishment de los Estados Unidos se encargará de poner las pilas a Trump…ya se ha visto en sus primeras declaraciones que era así…

    • francis black
      10/11/2016 at 12:47

      Trump es un político ahora y los políticos incumplen sus promesas electorales por sistema, lo que en esta ocasión es una suerte. A mí lo que se me escapa es como alguien puede llegar a pensar que a Clinton o Trump les importa mínimamente la vida de alguien que no sean ellos y su entorno más cercano.

      • Rosamaria
        10/11/2016 at 13:44

        Estoy de acuerdo contigo francis.
        Aplicable además a todos los políticos, salvo ilustres y mínimas excepciones que confirman la regla

      • 10/11/2016 at 18:09

        Las elecciones, el periodo electoral Francis es un guión, la base de dicho guión es meternos a todos en el ajo y que opinemos pensando que nuestras opiniones y posteriormente nuestro voto van a servir para algo…nos hacen creer que formamos parte de algunos de los bandos electorales, bandos que nos venden soluciones mágicas y que la gente de buena fé acaba creyendo que esas soluciones se llevarán a cabo…los sondeos, encuestas, sesudos tertulianos y toda la parafernalia mediática, no son más que engranajes del guión…sólo hay dos clases sociales, los que mantenemos el sistema y los que viven del sistema…

    • Ramon
      11/11/2016 at 00:43

      de todo lo dicho,,,por Trump me debería preocupar del tema del proteccionismo, si Obama no fue capaz por ser suicida y muy difícil, menos lo hara Trump

Comments are closed.