La mediocre retórica de Donald Trump

La primera rueda de prensa de Donald Trump tras ser elegido presidente.

La primera rueda de prensa de Donald Trump tras ser elegido presidente.

No sé cómo será la presidencia de Donald Trump a partir del próximo viernes. Sabemos cómo ha llegado a la Casa Blanca, qué estrategia ha utilizado para ganar, las mentiras que se han vertido, los ataques a la prensa, su obsesión por tuitear saltándose a periodistas despreciados, su resistencia a dar ruedas de prensa.
En su primera comparecencia ante los periodistas dio la impresión de ser un personaje inseguro, improvisador, mal educado. Como si pretendiera conseguir audiencia en un reality show. Perdió el control enfrentándose con un periodista de la CNN al que le dijo varias veces que era un grosero. Las noticias que no le agradan son falsas y el gabinete que está confeccionando es el mejor de la historia. Las primeras sorpresas surgían en el comité del Senado que examinaba los nombramientos. Tres altos cargos de la nueva Administración contradecían políticas expresadas en twitter por el presidente electo. Sobre todo en las extrañas y sorprendentes relaciones con la Rusia de Vladimir Putin. Desautorizó a los servicios de inteligencia que han elaborado un dossier que comprometería seriamente a Donald Trump en sus viajes a Moscú. No sabe cómo se las gasta el presidente ruso que es un gran experto en espionaje.
Pronto sabremos si el presidente Trump va cambiar el estilo, la oratoria y su forma de comunicarse. La primera impresión al verle actuar en la rueda de prensa es su escasa articulación retórica. Mientras Trump respondía con malas formas a una multitud de periodistas atolondrados, Barack Obama pronunciaba un discurso para cerrar su legislatura. Una pieza oratoria de primer orden.
El juicio de Obama está en manos de la historia. Pero su oratoria ya se puede incorporar entre la de los presidentes más dotados, desde Lincoln a Kennedy. Los discursos han formado parte de la tradición política de los presidentes americanos desde los primeros tiempos de la República.
Cada presidencia es recordada por piezas oratorias sobre los temas más diversos. Largas o breves. Los puntos de inflexión de la política norteamericana en los últimos cien años ha ido acompañada de discursos célebres. El de inauguración de mandato de Kennedy o los discursos de Gettysburg de Lincoln. Roosevelt y Truman dejaron piezas oratorias de gran nivel. Ronald Reagan, desde su simplicidad, seguía un guión que impactaba al mundo en el ocaso de la guerra fría.
El de Donald Trump no lo conocemos todavía. No se sabe lo qué ha leído ni quiénes son sus autores de referencia. Es la improvisación del mensaje corto y desarticulado. El tuit como discurso sincopado y poco elaborado. Sin haber llegado todavía a la presidencia ha sembrado el desconcierto incluso entre quienes van a estar en su gobierno. En su larga rueda de prensa no se pronunció ni una sola vez la palabra Europa. Inquietante.

10 comentarios

  10 comments for “La mediocre retórica de Donald Trump

  1. 14/01/2017 at 18:48

    Sr.Foix: lo más inquietante de todo esto, es que Donald Trump haya ganado unas elecciones en los Estados Unidos, con esta mediocre retórica…y en el siglo XXI…

  2. david g
    14/01/2017 at 12:58

    soy de la opinión de alex, mas abajo. este tío es tan exageradamente impresentable y zafio que ya veremos si acaba la legislatura o si antes los suyos le pegan la patada en el culo.

  3. Albert
    14/01/2017 at 07:45

    Sr. Foix: Algunos políticos, presuntamente han dilapidado y hechado mano del dinero ingresado en las arcas del estado, por los ciudadanos cotizantes, incluidas también, algunas cajas de ahorros que ya entraron en quiebra fraudulenta. Que luego la gobernancia de turno, pidió al Banco Central Europeo, un prestamo de unos 22.000.000.000 de euros, con cargo al estado ( Que somos nosotros los cotizantes ) para ayudar a las citadas cajas de ahorros. Presuntamente estafadoras a sus clientes.

    De resultas de todo ello todos los partidos políticos de España, incluida Cataluña están desintegrados y los nuevos pequeños idem de idem.

    Mientrastanto el desamparo y el paro sigue y sigue. Pero tranquilos pues los grandes privilegiados panzancontentos que viven opulentos, en la abundancia y que podrían solucionarlo,…ya están en ello y solucionaran el dramático problema, hechando la siesta evitando y huyendo…de la responsabilidad y humanidad.

    Viva el » Peix al Cove » y viva la Pepa.

    Al buen entendedor…

  4. María
    14/01/2017 at 02:38

    Da la impresión de que hay un proyecto :desestabilizar Europa y repartirse el mundo entre Estados Unidos, Rusia y China. Una Europa convertida en regiones entonces todos independientementes pero de quien?

    • Albert
      14/01/2017 at 07:20

      María, es lo que yo vengo pensando, pero veo que no estoy solo. Y aquí en España y en Cataluña se lo estamos poniendo en bandeja.

  5. Ramón Kawayi
    13/01/2017 at 21:31

    Está bien que las personas tengan discursos bien elaborados, pero lo más importante es que cuando gobierne lo haga bien, para los estadounidenses y para el resto del mundo.
    Demos al Sr. Trump un poco de tiempo para ver cómo gobierna, luego si lo hace mal critiquemosle, ahora sobran las criticas

  6. Albert
    13/01/2017 at 20:02

    Sr. Foix: Viendo la foto adjunta, sobran comentarios. Pues habla sin hablar. Solo de mirarle ya intuimos su posible y presunta …incomprensión y sentimientos hacia toda la sociedad humana desamparada, ect.

    En fin. No comment.

    Al buen entendedor…

    • Albert
      13/01/2017 at 20:12

      P.D.

      Como Vd. dice, Sr. Foix, este personaje es inquietante. Y como presidente de un pais poderoso y con poder destructivo máximo, aun lo es más. ¡ Ya veremos cuanto tiempo les dura ! … ¿ … ?

  7. Alex
    13/01/2017 at 19:36

    El discurso de Trump es el de los emoticonos, un tipo simple y vulgar. Yo creo que no durará mucho, es tan simple que lo echarán a las primeras se cambio.

Comments are closed.