La democracia en la era digital

El historiador y politólogo Robert Kaplan habla sobre la Democracia Digital.

Robert Kaplan es un autor leído, viajado y controvertido que ha tenido un gran impacto en el pensamiento político de Estados Unidos. La venganza de la geografía es un libro que dibuja conflictos bajo la influencia de la geografía y la civilización. Bismarck decía que la historia es geografía. Su ensayo más reciente es sobre la situación política en Rumanía relacionada con su compleja identidad e historia. In Europe’s shadow, publicado en el 2016, se fija en el microcosmos rumano para proyectar los retos de la crisis geo­política que puede vivir Europa.

Cualquier persona interesada en las corrientes de fondo que transforman los escenarios de la política local y global sabe que sus opiniones cuentan en los foros académicos y políticos mundiales. También en Estados Unidos. En una entrevista grabada en Zurich el 16 de enero expresa sus opiniones sobre Donald Trump, más allá de sus excentricismos y sus decisiones adoptadas con formas primarias.

Trump es el primer presidente de la era digital. Hasta ahora los presidentes procedían de la cultura de la máquina de escribir, de los ordenadores, la radio y la televisión. Ahora son los presidentes de Twitter los que van a ganar las elecciones en muchas partes del mundo próximamente.

Serán líderes que no han leído libros, que no siguen los debates políticos, que respetan a los individuos que se enriquecen fácilmente y los hé­roes deportivos. Kaplan los llama los políticos de la postalfabetización. No está claro, dice, si la clásica democracia americana sobrevivirá a la era digital.

La democracia ateniense, la parlamentaria de los dos últimos siglos y muy especialmente la norteamericana hasta hoy se regía por los debates participativos y por entregar el poder a un pequeño grupo de profesionales que rendían cuentas al terminar su mandato. El ciudadano aprobaba o desaprobaba al político cada cuatro o cinco años. En la era digital el juicio se emite cada hora y puede cambiar varias veces en un día.

Los términos digital y democracia no es fácil que puedan ir de la mano, afirma Kaplan, quizás con demasiada audacia. Simplificando mucho, no está claro si en la era digital se podrá elegir en las democracias a líderes con conocimientos básicos sobre las sociedades que tendrán que gobernar.

Los nuevos vientos populistas no serían tan generalizados sin los múltiples vehículos de los tiempos digi­tales. El remedio es olvidarse de la ciencia política y leer atentamente a Shakespeare para descubrir las grandezas y miserias de la condición humana, sus contradicciones, sus ambiciones y sus tragedias. En sus obras se pueden encontrar rasgos del misterio de la turbulenta personalidad de Trump, que parece empeñado en cambiar la liturgia y el contenido de la democracia. Y lo que vale para Estados Unidos rige también para el resto del mundo democrático.

Publicado en La Vanguardia el 9 de febrero de 2017

13 comentarios

  13 comments for “La democracia en la era digital

  1. Albert
    09/02/2017 at 22:56

    Sr. Foix: Cambiando de tema. ¿ Según el comportamiento de quien nos gobierna y su equipo, nuestra vida y nuestra sociedad queda enormemente afectada para bien ó para mal ?

    Ejemplo: En España no quieren soltar de ningún modo, ni tampoco quieren permitir que la » vaca lechera Cataluña » , se vaya de su establo.

    En Cataluña en cambio quieren salir a pastorear a campo abierto, fuera del establo. Pero se olvidan de que dentro de Cataluña lo de la » Vaca Lechera «, le llamamos… » Peix al Cove » … Que es lo mismo.

    En resumen : » Se sale del fuego para ir a las brasas » y si hay rio revuelto, también habrá ganancia de pescadores.

    En fin. Ahi lo dejo, para el buen entendedor…

  2. Albert
    09/02/2017 at 19:42

    Sr. Foix: Pienso que la era digital beneficia mucho, no hay duda de ello, pero los que más provecho le sacan son los que están en el poder ó en algún poder de los que hay por ahi.

    Pero a los currantes de siempre y a los desamparados no les llega el beneficio.

    Pues el pan aun hay que sudarlo.

    De que nos sirve que nos substituyan por máquinas robots informáticos y perdamos el puesto de trabajo, los ingresos, dejemos de consumir y de cotizar al estado y a la seguridad social.

    La revista francesa L’EXPRES, hace mas de 30 ó 35 años, ya decía que los robots, que substituyen al ser humano, deberian de pagar impuestos.

    En fin. Ahí lo dejo…

    • José A. García
      09/02/2017 at 20:28

      Este tema es muy importante. Dentro de quizás 30 años muchos trabajos los realizarán robots. Este reto que se percibe como lejano está más cerca de lo que creemos. La sociedad futura debería poder reconocer que desde ahora mismo se hizo algo para preparar el futuro en las mejores condiciones. Para meditar sobre este tema dos libros: Saliendo y Homo deja de Yuval Noah Barato, libros inquietantes pero necesarios.

      • José A. García
        09/02/2017 at 20:29

        Saliendo no! maldito corrector automático. Sapiens! Disculpen

        • José A. García
          09/02/2017 at 20:30

          Y tampoco Homo deja. Homo deus!

      • 10/02/2017 at 11:32

        Creo José A, que mientras exista la explotación de los autónomos no serán necesarios los robots… los robots no tributan iva, ni IRPF, ni cuotas, ni…

  3. francis black
    09/02/2017 at 13:28

    Lo raro es que para presidir un.pais no se requieran unos requisitos mínimos y para ser secretaria del presidente si.

    • Rosamaria
      09/02/2017 at 13:41

      has dado en el blanco !!!….
      cualquiera puede ser Presidente. Ha quedado supermega demostrado, aquí y en EEUU y en…..¿cuantos sitios mas ??……

      El único puesto de trabajo donde no es necesario requisito alguno….
      …somos estúpidos !!!!

    • Jose A Garcia
      09/02/2017 at 14:14

      Nosotros los escogemos. En ocasiones el exceso de estudios puede ser un problema.

    • 09/02/2017 at 17:36

      Y luego pagamos las consecuencias Francis…

  4. José A García
    09/02/2017 at 13:16

    La extensión del uso de twitter facilita las decisiones puramente emocionales, sin usar lo que Daniel Kanheman llama sistema 2 del cerebro, el racional y que efectúa cálculos, analiza los resultados y compara los efectos posibles. Twitter conduce a mantener el analfabetismo de la población, y así es más fácil controlar mediante emociones primarias que es lo que usan los populismos de todo tipo.

    La minoría que es consciente de estos hechos puede manipular fácilmente a la población, en primer lugar porque la población no dispone de datos e información relevante; la ignora y se busca que la ignore. Si alguien accede a un portal de transparencia y trata de valorar el presupuesto de una institución debe saber economía o contabilidad para entenderlo, en caso contrario es como si leyera un documento en chino. Entonces el twit es más agradecido: alguien escribe una frase sin sustancia y ya está, más aún si nos afirma en nuestra ideología como saben y han demostrado los psicólogos.

    Nos manipulan, como siempre, y muy pocas personas hacen lo que usted propone: recordar lo que ha pasado para ser más prudentes. En la situación actual nadie sabe lo que puede ocurrir entre Catalunya y España, pero bueno no parece que vaya a ser. Cuando pase, que no tengamos que decir: ay! si lo hubiera sabido. Estamos en una especie de guerra fría, con dos mandatos democráticos enfrentados, con una legalidad actuando y dos legalidades por enfrentarse con el personal dividido; perfecto para el caos. Y la UE esperando que nos la peguemos para recoger los beneficios, o quizás no, nunca se sabe.

  5. Rosamaria
    09/02/2017 at 12:42

    La «inmediatesa» és l’ atractiu principal i el fet diferencial , de l’ era digital, atribut que està renyit amb la «reflexió».

    Ara tot és instantani, massa ràpid, el correu electrònic versus correu ordinari en paper, per exemple, …

    La «interiorització» i la «reflexio» , són el passat.
    El concepte «temps» ha canviat molt les nostres vides.
    El nostres fills i nets, seràn molt diferents a nosaltres. Els nostres paràmetres, ja no són els seus.

    Tot té el seu cantó bó i dolent…..això no canvia.

Comments are closed.