La ley de los ricachones

Nasser Al-Khelaïfi, el catarí adinerado que ha revolucionado los precios del futbol occidental.

Hay un sector del barcelonismo social y mediático que pinta una temporada catastrófica. Hay presión sobre el presidente Bartomeu que tiene en marcha una moción de censura por parte del siempre primerizo Benedito . Llamaba la atención que los miles de aficionados que se concentraron en el Camp Nou el día de la presentación de Dembélé dedicaran un buen rato a pedir la dimisión del presidente antes de que apareciera el fichaje más caro de la historia del Barça. El club tiene una fibra democrática y caótica que se ha manifestado siempre. Incluso en los tiempos de abundancia de títulos. Es cuestión de poder. Los que mandaron quieren volver a hacerlo aunque el calendario electoral esté lejano. La crisis de la marcha de Neymar ha descolocado al club que no estaba preparado para recibir más de 222 millones por la simple entrega o cesión del as brasileño.

Es un gran jugador pero no vale ese dinero, al menos, me parece indecente que se paguen estas cifras por un jugador de fútbol. Tampoco es lógico que Dembélé se fiche por más de cien millones. La era Bartomeu ha gastado más de 530 millones de euros en fichar a 19 jugadores y ha obtenido 380 millones en la venta de 22. Parte de esas cifras van a agentes, comisionistas y demás personal que vive de la intermediación. Buena parte de esos capitales que en el ámbito del fútbol europeo y mundial se multiplica por varios dígitos procede de fortunas rusas o de jeques de los países del Golfo.

La geopolítica se ha adueñado de los sentimientos de millones de aficionados que parece que forman parte de ligas financieras y no de clubs con historia, personalidad, solera y tradición. El Barça puede y debe seguir en la cúspide del fútbol europeo. Tras muchos años de ganar títulos, es el equipo que más ha conseguido en este siglo, tiene que conseguir la estabilidad institucional para repetir triunfos pero sin caer en las costumbres de los ricachones que han amasado fortunas en países no precisamente democráticos.

Publicado en Mundo Deportivo el 5 de setiembre de 2017

14 comentarios

  14 comments for “La ley de los ricachones

  1. Ramon
    05/09/2017 at 22:19

    Como en otros temas no hay mecanismos para hacer nada, lo que se lleva ahora es : »si no te gusta te aguantas…. ‘»yo estoy arriba y tengo el control, tu sigues siendo la hormiga de siempre, no es tu circo, por mas que te lo parezca, es el mío.

    • Ramon
      05/09/2017 at 22:20

      Por cierto la masía tiene mas nombre de restaurante que de club formativo de jóvenes jugadores.

  2. Salvador de Lleida
    05/09/2017 at 18:37

    No m´agrade el Futbol.

    Estimo el Barça i vull que guany perque sempre a estat

    MES QUE UN CLUB.

  3. José A. García
    05/09/2017 at 17:45

    El fútbol no es un deporte, es poder político y económico. Además representa el orgullo y el poder de un país, aunque sea ficticio. En él podemos proyectar nuestras frustraciones y por ello posee una función social de estabilidad. Es tan antifragil que al hacer muchas personas son convertidas en seguidores de la religión del fútbol.

    • José A. García
      05/09/2017 at 17:46

      Al nacer no al hacer, disculpen.

  4. 05/09/2017 at 11:57

    Sr.Foix: ya habrá tiempo de hablar sobre la marcha del patrocinador Qatar y sus consecuencias de todo tipo…el tema del precio de los fichajes está demadrado por completo y volvemos a la época del pan y circo romano, cuándo se pagaban cifras extraordinarias por gladiadores…todo yas es un sinsentido en manos de nuevos ricos y comisionistas…

    • francis black
      05/09/2017 at 22:37

      ¿Estas siguiendo el eurobasket?.España tiene unos nuevos de calidad.

      • 06/09/2017 at 09:57

        Si tiene una buena renovación de jugadores, hay que mejorar las entradas de los contrarios en el bloqueo y continuación y la defensa de tiros de tres, por lo demás hay un buen bloque…veremos cuando toque Lituania, Alemania o Francia…

  5. Lluis
    05/09/2017 at 11:45

    Sr.Foix: Ahora que la caja está llena salen los ambrientos a recoger Las críticas al futuro como mínimo son arriesgadas Me gustaría ver las críticas después de un partido señalando la aportación de cada jugador

  6. Albert
    05/09/2017 at 10:52

    Sr. Foix : Antiguamente al principio, el futbol era mas amateur, pero ahora presuntamente es mas parecido a una compra – venta de jugadores y un tráfico internacional de divisas.

    El poder vive en una inmoralidad máxima. Unos individuos, cobran muchos milloones de euros al año,mientras situan su capital dinerario en millones, enparaisos fiscales,….

    Mientras millones de personas no tienen ingresos, ni trabajo, ni comida, ni vivienda.

    Otros millones de personas trabajan muchas horas consueldos miserrimos ó de esclavitud.

    Pero de quién hablan los periodistas y los medios radiofonicosy televisivos,pues de los que ganan millones de euros a patadas ó debido a su estatus directivo,ect.

  7. francis black
    05/09/2017 at 10:50

    El Barcelona es Messi y 100.000 más. Cuando se vaya Messi recalificación y pisitos turísticos.

    • 05/09/2017 at 11:58

      Se ve venir Francis…

      • francis black
        05/09/2017 at 15:05

        El modelo club no tiene nada que hacer ante estos nuevos modelos , mientras aguante Messi compartiremos luego ya no.
        A la ciudad y al club le pasa lo mismo, el dueño nominal no es el dueño real y cada vez será más ninguneado. Si puede votar y tal pero no decide nada. El capitalismo a lo bestia es muy bestia.

        • 05/09/2017 at 18:09

          Totalmente bestial…

Comments are closed.