Europa y su trágica memoria

Emmanuelle Macron y Theresa May rindieron homenaje a los caídos en la Gran Guerra que causó 37 millones de muertos en Europa.

Donald Trump rendirá homenaje a los soldados norteamericanos caídos en la Gran Guerra cuyo armisticio se cumple el día once de noviembre a las once de la mañana. Eu.ropa fue devastada como no lo había sido nunca en la historia. Los 37 millones de cadáveres, las armas químicas, la artillería pesada, Verdun, la obstinación de los militares de suministrar hombres para el sacrificio inútil, se va recordar en el Arco de Triunfo de París.

Estados Unidos fue el principal actor para la victoria de los aliados contra los imperios del Centro liderados por el Reich alemán. Murieron millones de franceses y centenares de miles de británicos. En el primer encuentro entre las dos fuerzas, en la célebre batalla del Marne, en septiembre de 1914, murieron unos 60.000 jóvenes británicos que se habían alistado voluntariamente. Nadie esperaba aquella guerra. YL mucho menos que tuviera la duración y mortaldad que se evidenció al terminar ahora hace cien años.

Fue a raíz de las desgracias de aquel conflicto que nació el concepto de seguridad colectiva introducido por el presidente norteamericano Woodrow Wilson. El mundo no podía seguir enfrentándose bilateralmente. La seguridad era una cuestión colectiva. Los aliados en el siglo XX se dejaron guiar por este principio. Incluso después de la II Guerra Mundial con millones de muertos y con la caída de cinco imperios, la revolución bolchevique por en medio y el comienzo de la Guerra Fría a partir de la paz y de la Declaración de los Derechos Humanos de las Naciones Unidas.

Estados Unidos ganó el siglo XX en los ámbitos político, militar, económico y cultural. Y lo hizo con el principio de que gana más quien da que quien recibe. Washington ha sido el paraguas que protegió las libertades y la economía de mercado en la Europa aliada. El Plan Marshall fue beneficioso para los países que recibieron la ayuda de Estados Unidos. Pero fue mucho más lucrativo para la Administración Eisenhower y todas las que le sucedieron hasta la llegada de Donald Trump.

Europa debe mucho a Estados Unidos. Incluso la idea de la formación de la UE que llegó a ser una competencia para la hegemonía económica de Estados Unidos. La alianza se resquebrajó como consecuencia de la guerra de Iraq en 2003, una respuesta precipitada y sin fundamento, a los atentados que golpearon Manhattan en 2001. Pero la división trasatlántica se ha acelerado como consecuencia de la llegada a la Casa Blanca de Donald Trump. América ha dejado de ser solidaria. El “America first”, el slogan que llevó a Trump a la Casa Blanca significa que Estados Unidos han vuelto al aislamiento y a una preocupación exclusiva de sus propios intereses.

Trump es hostil con la prensa crítica, ha instalado un discurso supremacista en Estados Unidos y se ha aislado en el tablero internacional. No había ocurrido nada semejante en el último siglo. Puede acudir a París y participar en los actos del fin de la Gran Guerra. Puede parecer fascinado por la seriedad y recuerdo de los muertos en las guerras mundiales. Pero no entiende el papel que América ha jugado en el mundo en el último siglo. Y este puede ser su gran error.

Recoser la Alianza Atlántica es improbable con personajes que no entienden la historia. Europa tendrá que prepararse para momentos difíciles en los que no contará con el paraguas militar, económico y político de Estados Unidos. Exigirá más esfuerzo. Pero no podemos abandonarnos a los viejos fantasmas que nos han causado tantas desgracias estériles. La unidad de Europa es esencial para no caer en los mismos hoyos de nuestra historia común.

4 comentarios

  4 comments for “Europa y su trágica memoria

  1. Albert.
    11/11/2018 at 07:45

    Sr. Foix : Estoy meditando su artículo y pienso que la mentalidad del ser humano, actua de dos maneras, basicamente totalmente opuestas.

    Observo que … despues de una guerra cruel, asesina y exterminadora del contrario, simplemente porque si y sin sentido común, ni justificación, como ocurrió en la guerra de 1870, la 1ª guerra mundial de 1914 y la 2ª guerra mundial de 1939 y tantas y tantas otras que ha habido en el mundo, pues tenemos que la generación humana que la ha vivido y sufrido con sangre, sudor y lágrimas, emplea mentalmente y principalmente el SENTIDO COMÚN, dicho en catalán… SENY.

    Pero en cambio, despues cuando la 3ª generación de descendientes, que ha vivido en la abundancia, el bienesta y la opulencia empieza a querer el poder de gobernar y enriquecerse, llevado y movido por la codicia y la corrupción… empieza a perder el SENTIDO COMÚN y en su LOCURA, solo piensa en el negocio de la guerra, la crueldad y los asesinatos injustificados e innecesarios.

    Lo mas triste grave es el hecho de que un solo hombre, puede iniciar y provocar una guerra mundial, como por ejemplo Adolf HItler con su labia se haga lider y sus seguidores le hagan Furer de toda la manada y nación, que le siguen y le beneran.

    Pensamos que Mr. ó Her Donald Trump con su presunta mente Hitleriana y bilateral es un presunto idem de Hitler actualizado.

    Y ya sabemos a donde nos puede llevar la locura Hitleriana.

    • Albert.
      11/11/2018 at 09:09

      P.D. De todas maneras, pienso y observo que, todos aquellos gobernantes con poder decisorio, que han perdido el sentido común ó seny y han entrado en la locura ó rauxa, pues no escuchan ni atienden a ninguna de las razones, de aquellas personas que si tienen ó conservan el sentido común.

      Lo mas triste y muchomás grave es que, esta locura ó rauxa es muy contagiosa y se extiende popular y peligrosamente entre muchos ó millones de humanos.

    • Albert.
      12/11/2018 at 07:43

      P.D. Me he referido muchas veces a la 3ª generación, pero me estoy dando cuenta de que pasaba por alto, a la 2ª generación, que es presuntamente la de las grandes especulaciones inmoviliarias y también presuntamente, la de algunos … ( porque no son todos, ni mucho menos )…los grandes corruptos, que introducidos como topos en el mismisimo sistema de las diferentes gobernanzas del Estado, han engañado y robado al propio estado, que somos todos los cotizantes, llevándolo a la quiebra mas vergonzosa.

      Al tiemo que todos juntos iban de bracete, de Bar y de Cenas junto con los del Peix al Cove, con la tolerancia y benevolencia presuntamente de casi toda nuestra sociedad mediática.

      Mientras ocurrían estas manifestaciones de opulencia y de bien comer, había y aun hay, millones de personas sin salario y sin medios, que pasan hambre y están sin vivienda, ect.

      En resumen : Ha fallado el debido control, sobre el controlador principal de la Caja recaudatoria fiscal, del Estado del bienestar y de la Democracia participativa. Que ahora se parece mas a una Corruptocracia.

  2. Jose A.
    10/11/2018 at 14:05

    Europa es un concepto, una narración que hemos construido después de dos guerras mundiales. Antes aún era solo un nombre que describía los países que se encontraban en un espacio geográfico y una influencia cultural entretejida solo entre la élites intelectuales. Los pueblos y naciones que la conformaban se sentían separados y en confrontación por cual era el que dominaría al resto: España, Reíno Unido, Francia, Alemania, Rusia, Austria… Cada uno en su momento histórico.

    Después de la II Guerra Mundial, Europa se sintió culpable de la barbarie si fin y se dejo llevar por los EEUU porque era su único aliado posible, o debía escoger entre este o la URSS. Europa no tenía soberanía, era más bien teatral y se centró en la construcción de una sociedad más justa y democrática, con un estado de bienestar social. Todo esto se está destruyendo y con ello Europa, a la que los propios europeos ven como un freno a su soberanía nacional. Nadie dice que Europa es su nación su identidad, antes está el first Francia, Alemania… No nos diferenciamos tanto de los ciudadanos americanos que votan a Trump. No podemos caer en la soberbia de creer que somos mejores que los otros cuando la evidencia muestra que solo nos interesa Europa si me da, y no pensamos en que hemos de dar a Europa, y first Europa, no nuestra nación o estado ¿Quién está dispuesto a considerar que el gobierno debe ser un gobierno europeo y los nacionales una especia de CCAA o de regiones federales?

Comments are closed.