Las urnas volverán a hablar

Las urnas en este año 2019 pueden cambiar el panorama polìtico en España y en Catalunya

Soy optimista, de natural, a pesar de las circunstancias que invitan precisamente a lo contrario. El optimismo me permite imaginar la luz al final del túnel a pesar de que estemos en pleno periodo de turbulencias en todo el espectro democrático occidental. La democracia está sometida a unas presiones insostenibles por políticos y gobiernos que se han saltado las reglas, han ganado elecciones y a la hora de gobernar han favorecido a los suyos olvidando a sectores muy amplios que también existen y tienen medios para defender sus derechos y actitudes. Las desigualdades han crecido.

El tiempo devora toda situación inestable y tiende a restablecer la estabilidad. No hay mal que cien años dure. Hay un principio bastante aceptado que las oposiciones no ganan las elecciones sino que son los gobiernos los que las pierden. La moción de censura que llevó a Pedro Sánchez a la Moncloa confirma perfectamente esta práctica muchas veces repetida.

Sánchez ha jugado una carta arriesgada para agotar la legislatura y ganar, en su caso, las próximas elecciones o ser el partido más votado para seguir presidiendo el Gobierno. La alianza con la izquierda de Podemos y con los independentistas catalanes y nacionalistas vascos dio un empujón letal a Rajoy tras la primera sentencia del caso Gürtel.

Pero ahora hay que gobernar, aunque sea por decreto, y aprobar unos pre­supuestos imprescindibles para la estabilidad del Gobierno. Al tener sólo 84 diputados depende de dos fuerzas que tiran en direcciones opuestas. Pablo Iglesias le exige un gasto público inasumible y a los independentistas sólo les preocupan la libertad de los presos y la república catalana. Sánchez puede querer mantenerse hasta el 2020 pero lo más probable es que tenga que convocar por su incuestionable fragilidad parlamentaria. En cualquier caso, es cuestión de meses. Lo que es interino no puede convertirse en estable y permanente.

Aunque nos enfrentemos a un año complejo y convulso, se acabará por convocar elecciones y averiguar cuál es el estado de la cuestión después de que hablen las urnas.

En el caso de Catalunya el tema es más alambicado todavía porque la mayoría que invistió a Quim Torra está ­dividida y quebrada. El president recurre a toda la simbología posible sin ­ocuparse ni preocuparse de gobernar sobre cuestiones que afectan muy seriamente a los catalanes. Se puede recurrir a los gestos nostálgicos un día y otro. Pero no siempre.

La estructura del poder político en Catalunya es inédita en la Europa democrática contemporánea. Un gobierno manejado desde lejos, desde Waterloo, un president que raramente responde a lo que se le pregunta en el Parlament y que invita a la desobediencia y confrontación, consellers en la cárcel o fugados, manifestaciones sobre cualquier tema, aislacionismo internacional… Esto no puede durar indefinidamente. Las próximas elecciones darán sorpresas inesperadas.

Publicado en La Vanguardia el 3 de enero de 2019

12 comentarios

  12 comments for “Las urnas volverán a hablar

  1. Àfrica
    04/01/2019 at 21:27

    Sr Foix: por más optimismo que pongamos, la realidad nos abofetea dia si y dia también. Las declaraciones de la extremísima derecha( de aquí, de allà i de más allá ) parecen no tener límites. A ver que retroceso se inventan para liarla de mal en peor….me cuesta mucho entender cómo es que la gente les vota….

  2. Albert.
    04/01/2019 at 06:53

    Sr. Foix : ” Las urnas volverán a hablar ” … Cierto, pero siempre y cuando para ganar las elecciones no se vaya engañando y desorientando con grandes mentiras al electorado, como hizo y aun hace, presuntamente, Trump, en Estados Unidos.

    En España, Cataluña incluida también se actua idem de idem para lo mismo.
    No hay excepciones en ningun pais del mundo.

    Pienso que los jovenes políticos actuales, que han vivido y viven en la abundancia y el panzacontentismo, pues no han conocido la época de las vacas flacas, del sufrimiento, de la escaces y falta de medios económicos, ect…. y en resumen no tienen la experienza vivida, de aquellos que vivieron las inhumanidades criminales que se produjeron durante la 2ª guerra mundial ó la guerra incivil española y su postguerra, ect.

    Europa y el mundo ha vivido una larga época de paz, progreso y bienestar que debemos de agradecer a todos aquellos grandes personajes, que si vivieron las experiencias e inhumanidades criminales de la 2ª guerra mundial y debido a ello, cambiaron la mentalidad humana, hacia un entendimiento de beneficios económicos y convivencia entre las diferentes naciones, que nos han dado a casi todo el mundo una paz, que ha durado aproximadamente unos 70 años.

    Pero ahora la nueva y última generación de descendientes de aquellos citados, … se está alejando de la realidad…. Como TRUMP por citar un ejemplo ó como los políticos jovenes españoles ó los políticos jovenes catalanes, ect. … que también… se están alejandoe la realidad.

    Cambiando de tema :

    Bet et felicito, doncs tens tota la rao.

    Ramon … idem.

    Joan, ets molt injust amb el Sr. Lluis Foix, perque el critiques pero no pensas que precisament éll, amb el seu foixblog, permet que poguem donar la nostre opinió i diguem aixis tot alló que ell no pot dir. El que compte e sla suma de tots amb éll, el que ens dona la veritat.

    La veritat ó la opinió nomes de una persona, no val pas gaire ó res, doncs es la suma de opinió de la veritat tots, la que val de veritat.

    Amb …” l’ ensenyar el llauto t’has passat ” doncs la teva opinió nomes es la teva.

    dogbert, aixo d’ensenyar .. el plumero, m’agradat perque has estat acertat.

    J. Gonzalez , el que dius es molt cert. doncs els 2, personatjes, que tots sabem, fan mes nosa que servei.

    Adeu siau a tots/tes i us desitjo bon any 2019 i per tots/tes els sucsesius anys tambe.

  3. Bet
    04/01/2019 at 00:11

    Amb llautó O sense llautó, té raó el Sr.Foix :les eleccions poden canviar el panorama polític a Espanya i a Catalunya….. Pel que hem vist ja han canviat a Andalusia.

  4. Bet
    04/01/2019 at 00:06

    No entenc als defensors del Sr. Puigdemont.
    Podia haver convocat eleccions i no ho va fer…., O Podia haver proclamat la independència i seguir amb la República…i ho va fer a mitges….
    I ara des del seu amagatall a Brussel·les vol Presidir una autonomia d’Espanya.
    No entenc que li veuen al Sr.Puigdemont.

    • Sinera
      04/01/2019 at 19:00

      Els egocèntrics són així, Bet.

  5. Ramon
    03/01/2019 at 22:34

    Creo q hablar de política con tozudos no sirve de nada, hay q esperar una crisis económica, para ver las orejas al lobo, y tener que dejarse de aventuras, para dedicarse con todos, para que entre todos se pueda salir del pozo.

  6. Ramon
    03/01/2019 at 22:27

    Quien no sepa distinguir entre realidad y ficción, no debería opinar.

    • Ramon
      03/01/2019 at 22:29

      Nunca me han gustado las personas q se meten en casa de otros a criticar con ataques personales, criticar, matizar,debatir, proponer soluciones es necesario , atacar personalmente delata la falta de argumentos

  7. Joan
    03/01/2019 at 16:54

    Sr. Foix, se li veu el llautó, si bé és veritat que mai ha intentat amagar-lo, també ho és que sempre ha provat de dissimular-lo. En parlar del expresident Puigdemon, no s’ajusta a la realitat; que potser té por de fer enfadar als caps jeràrquics de La Vanguardia? Porto tota la vida seguin-lo i no és pot negar que els anys l’han portat a haver de mantenir l’equilibri. Passiu bé senyor Lluís.

    • dogbert
      03/01/2019 at 19:01

      Senyor Joan: Si lo sigue de toda la vida, algo tendra lo que escribe y opina el Sr. Foix.Digo yo.
      Creo que la escala jerarquica dentro de LV al Sr. Foix le atabala entre poco y nada y mas a estas alturas de la liga.
      Cuantas veces no pienso igual que nuestro anfitrion y cuantas veces al leerlo matizo mi criterio y/o me pongo malito. Pero no dejo e seguirlo.
      El llauto se nos ve a casi todos, lo fotut es ensenyar el plumero.

    • J. González
      03/01/2019 at 21:06

      No hi ha dret. El Sr. Foix no es mereix tot ni res el que diu, Sr. Joan. Hágaselo mirar, tenga conciencia y acepte la realidad del momento político, que es de pena. Mas le valdría apuntar en la dirección contraria y analizar mínimamente el espectáculo indeseable que presentan los personajillos que aún sueñan con una independencia de pacotilla.

    • Sinera
      04/01/2019 at 18:55

      D’això se’n diu mala educació!

Comments are closed.