Pandemia, políticos y leyes

Lleida no tiene por qué soportar la falsa imagen de una sociedad que explota y maltrata a los temporeros

Politizar o judicializar una pandemia que aparentemente se encuentra en fase de retirada es una manera de rechazar la responsabilidad de cuanto pueda ocurrir en un futuro inmediato. La amenaza del coronavirus seguirá vigente mientras no exista una vacuna al alcance de todos y en todas partes. No importa que sean muchos o pocos los brotes que aparecen inesperadamente alimentando la alarma y el miedo. Hay que combatirlos con las adecuadas medidas sanitarias que inspiran a las decisiones políticas que, a su vez, tienen que respetar los derechos básicos de los ciudadanos.

Hay muy pocos gobiernos que hayan actuado de forma rectilínea desde que surgieron los primeros casos. Desde Inglaterra hasta Italia pasando por Francia, Estados Unidos, Brasil y China se han corregido las políticas a medida que los casos de contaminación iban aumentando y los muertos empezaban a contarse diariamente por centenares.

La estrategia de Suecia que se tomó como inteligente y cívica tuvo que corregirse sobre la marcha cuando pasó a ser el país con más víctimas de Europa en proporción al número de habitantes.

Cuántos cambios y contradicciones nos han expuesto el ministro Salvador Illa y el doctor Fernando Simón a lo largo de los últimos cuatro meses. Sabemos la cifra oficial de muertos, que difiere a la baja en más de diez mil de las estadísticas también oficiales de otros organismos públicos.

El confinamiento de casi cien días era necesario para evitar males mayores. Pedro Sánchez acudía cada quince días al Congreso para que este le aprobara el estado de alarma que privaba de la libre circulación de personas dentro de su propia ciudad. La responsabilidad de las medidas fue transferida a las comunidades autónomas con quienes Sánchez había despachado por vía digital cada semana. La responsabilidad ya no es suya.

Cada gobierno autonómico ha actuado ­según los criterios que ha creído más idóneos. Galicia y Euskadi celebraron elecciones con varios brotes del coronavirus activos. Se ha retrocedido de la fase 3 a la 2 sin mayores ­problemas, como decidió el lunes el Gobierno de Aragón. Se ha decretado el uso obligatorio de las mascarillas cuando se ha creído oportuno.

Hay más de un centenar de brotes esparcidos por toda España. Pero los más importantes son los de los ocho municipios de la comarca del Segrià que incluye la capital, Lleida, y los de l’Hospitalet de Llobregat, la segunda población de Catalunya. El día 4 de julio, el Govern Torra ordenó el cierre perimetral de la comarca del Segrià ante la imposibilidad de poner freno al goteo de nuevos casos positivos de la Covid-19. Pero el ­domingo dio un paso más ordenando el confinamiento de Lleida capital y otros siete municipios del Segrià para que nadie saliera de su casa salvo para actividades esenciales.

Era el confinamiento domiciliario que fue recurrido la misma noche del domingo por la Fiscalía Provincial de Lleida considerando que afectaba a los derechos fundamentales de los ciudadanos, que solo podían ser privados de ellos por la aplicación del estado de alarma. El mismo lunes contestó el president Torra diciendo que se aplicarían los confinamientos domiciliarios generales rechazando la decisión judicial. Entre la salud de los catalanes y la justicia, vino a decir, iba a proteger la sanidad. El equilibrio de poderes sería peligrosamente secundario.

Torra pudo haber solicitado al Gobierno Sánchez un estado de alarma parcial o bien negociar con el ministro Illa una opción igualmente operativa que no comportara una confrontación con la justicia. El desprecio al derecho suele tener consecuencias funestas, aquí y en cualquier parte. El alcalde de Lleida, Miquel Pueyo, pedía el lunes por la radio seguridad jurídica, sanitaria, económica y social para su ciudad y para el Segrià.

Los ciudadanos de la zona no saben si atenerse a las órdenes de Torra o a la interlocutoria de la juez, que ha advertido que no cabe decreto ley si toca derechos fundamentales. La confusión la comparten también los siete alcaldes de la comarca confinada, que piden unidad entre las administraciones, los gobiernos y todos los agentes sociales.

Y lo más importante es la petición de los alcaldes de más médicos, más enfermeros, más mediadores y trabajadores sociales. Y también más mossos, para poder hacer cumplir los pormenores del decreto ley sobre los confinamientos domiciliarios.

Lleida no tiene por qué soportar la falsa imagen de una sociedad que explota y maltrata a los temporeros que desde hace años trabajan en la recolección de la fruta. Prácticamente todos ellos, con documentos de la Seguridad Social y con estancias para descansar y pasar la noche en habitáculos mínimamente dignos. Otra cosa son los que han llegado sin contrato y duermen al raso o bien los que han sido infectados y residen en alguno de los hospitales adaptados para los que han dado positivo en las pruebas.

La unidad de criterios y de acción es imprescindible para combatir la pandemia y la desafección a las instituciones municipales, de autogobierno o estatales es muy negativa. Y, por encima de todo, hay que dotar de recursos sanitarios a las zonas afectadas. Con discursos y promesas no se resuelve nada.

Publicado en La Vanguardia el 15 de julio de 2020
 

Normas de participación

  17 comentarios por “Pandemia, políticos y leyes

  1. Centro de Control de Enfermedades del gobierno de EE. UU -EL RASTREO DE CONTACTOS DESACELERA LA PROPAGACIÓN DEL COVID-19 -CDChttps://articulosclaves.blogspot.com/2020/07/el-rastreo-de-contactos-desacelera-la.html

  2. Sr. Foix : ” Pandemia, políticos y leyes ” … he leido su artículo y las respuestas de los/as compañeros/as del blog… y estoy de acuerdo con todas las opiniones sumadas.

    Actualmente ya sabemos mas y podemos opinar mejor, aunque no del todo, sobre la pandemia del covit-19.

    Intuyo que es un virus, que busca a una determinada proteina y cuando la encuentra en el organismo humano, se clava directamente en su nucleo central y acto seguido empieza a multiplicarse i reproducirse, a gran escala, durante unos 14 días aproximadamente. Y vuelve a viajar por el aire hasta hallar la siguiente próxima proteina idem.

    Es todo tan invisible y tan a traves del aire que respiramos, que al ser humano les es imposible prevenir elcontagio,porque, al no verlo, pues no lo cree y vaja la guardia preventiva previa.

    Ese dato es el que la sociedad debería ser capaz de enseñarnos a todos, a traves de los medios audio visuales. Para prevenirnos y ponernos en guardia.Porque en realidaad hemos vajado la guardia, por ignorancia del gran peligro invisible microscópico, pero real y mortal.

    Que de paso afecta conjuntamente y al mismo tiempo al MODUS VIVENDI HUMANO … juntamente a TODO EL SISTEMA ECNÓMICO, FINANCIERO
    BANCARIO MUNDIA Y NACIONAL, INDUSTRIAL Y DE CREACIÓN DE PUESTOS DE TRABAJO, ect.

    Debemos de prever y prevenir no solamente la salud, sino obligatoriamente el MODUS VIVENTI, que está emparejado.

    • Según la Universidad de Cambridge, España es el país que peor ha gestionado la epidemia de coronavirus.”El país más eficaz ha sido Corea del Sur. Ha destacado en las tres dimensiones del control de la epidemia. Ha mantenido baja la tasa de mortandad, la tasa de contagio muy por debajo de 1, y su economía ha permanecido abierta durante la epidemia. El menos eficaz ha sido España, donde la tasa de mortandad está entre las más altas y su tasa de contagio promedio muy por encima de 1 a pesar de que su economía ha sido sometida a un bloqueo sustancial».

      • R, he leido y sumo tu respuesta. … Mi opinion es : … ¡ Y nosotros que nos creiamos que eramos la hostia !

  3. VIRUS: PANDÈMIA, ESPIONATGE, CORINA

    1. ”Los ciudadanos de la zona no saben si atenerse a las órdenes de Torra o a la interlocutoria de la juez…” ¡…! El sistema fiscal i judicial espanyol està desprestigiat. L’ordre presidencial és més respectable que la interlocutòria judicial. El cap d’Epidemiologia de l’Hospital Clínic, Antoni Trilla, defensa les mesures del president i discrepa del jutge. El president Pedro Sánchez també dona tot el seu suport al president Quim Torra. Això es així encara que trenqui els esquemes dels unionistes que son mes papistes que el Papa.

    2. A mes de la pandèmia hi ha un segon virus letal. El Govern PSOE / Podemos, de Pedro Sánchez i Pablo Iglesias, realitza i/o tolera l’espionatge contra els sobiranistes catalans. Les clavegueres pudents de l’estat volen imposar la “unidad de la patria”. L’espionatge viola la Declaració Universal dels Drets Humans. El seu article 12 estableix: “Ningú no serà objecte d’intromissions arbitràries en la seva vida privada ni en la seva família, en el seu domicili ni en la seva correspondència, ni d’atemptats contra la seva fama i la reputació. Tota persona té dret a la protecció de la llei contra aquests atemptats”. L’espionatge està penat pel Codi Penal. El seu article 197.1 estableix que l’espionatge “será castigado con las penas de prisión de uno a cuatro años y multa de doce a veinticuatro meses”.

    3. En plena pandèmia i en ple espionatge continua la crisi accelerada de la monarquia borbònica simbolitzada en la Corinavirus. El principal implicat es Juan Carlos I amb els seus afers econòmics i faldillers. Juan Carlos, avui desaparegut de l’escena, fou imposat pel dictador Francisco Franco com a rei. Juan Carlos Alfonso Víctor Maria de Borbón y Borbón-Dos Sicilias es el pare de Felipe VI i avi d’Elionor i Sofia. Cal deixar-ne constància perquè la monarquia, a diferencia de la república, és una cosa que va d’avis a pares, fills, nets… però… ¿el poble, la democràcia i la llibertat s’han de sacrificar per un rei? … , ¿o un rei s’ha de sacrificar pel poble, la democràcia i la llibertat?

    • No has pensat que a Catalunya la combinació letal del coronavirus i la inutilitat provada del Govern per solucionar la pandèmia resulta un perill per a tú també ?
      Fóra bo que sortis de la teva trinxera a respirar la realitat i oxigenar el teu pensament.

  4. Hasta la vacuna, todos sabemos que los rebrotes son posibles, unas zonas estaran preparadas y otras no, esta es la realidad.

  5. Seamos realistas, el confinamiento de casi cien días era necesario para evitar males mayores….pero este confinamiento actuando solo 10 dias antes hubiese permitido la mitad de afectados y la mitad de tiempode confinamiento, 50 dias. Hay varios ejemplos de otros paises entre ellos Japon, que no freno ninguna actividad, si fue listo y vigilo uno por una cada afectado y su vecino. Aqui los respiradores tardaron mas de un mes, los test en casos concretos dos -tres meses, las mascarillas dos meses, y ahora los rastreadores no llegan ni al 10 % de los necesarios.

    • “Ni el uso de las mascarillas es obligatoria en Japón ni hubo en ningún momento confinamiento. Hubo una declaración de estado de alarma que permite al estado lanzar medidas sin tantos trámites legislativos (desde subvenciones a cierre de algunos negocios que son epicentro de un cluster de contagios, etc.) pero obligar no han obligado a nada a los ciudadanos”. Eri Nemoto

      • La capital de Japón, Tokio, ha vuelto a registrar este viernes, por cuarta vez en diez días, un máximo diario de casos de coronavirus con 293 contagios que elevan el total de infectados en la ciudad a 8.933, según han confirmado las autoridades locales.

  6. Se dice que las excepciones suelen confirmar la regla pero también las terminan corrompiendo. Estas situaciones no se pueden permitir. Cualquier país que se precie debe hacer lo posible para que los que lo habitan lo hagan en condiciones dignas. Y de esto son responsables tanto a los representantes políticos, empresarios, y todos los ciudadanos.

  7. En Lleida como en todas partes se hacen las cosas bien pero también no todo el mundo las hará bien. Es cierto que no se puede juzgar a una sociedad por la actuación de una parte, pequeña seguro, pero no se pueden obviar abusos, cuando los hay, y además la prensa seria los ha puesto de manfiesto. Se trata no de culpabilizar, pero si de mejorar.

  8. Sr.Foix: El problema será quién y cómo podrá pagar toda la factura económica y social que está generando esta pandemia…

    • La pagaremos, como siempre, los ciudadanos con nuestros impuestos. El estado y la Generalitat no tienen dinero, gestionan nuestro dinero y de ahí sale todo.

      La pandemia, se quiera reconocer o no, ha puesto de manifiesto que el sistema neoliberal no es adecuado para el futuro de nuestra especie en el planeta. En ciencia, cuando una hipótesis falla, aunque sea una sola vez, se considera errónea o de aplicación restringida. Creer en la mano invisible, igual que en las teorías del marxismo es no querer aceptar que necesitamos una nueva generación de ideas en las que el ser humano tenga un papel importante pero menos central y tener en cuenta los datos que la psicología ha demostrado sobre nuestra conducta y condición.

    • Ningún desacuerdo contigo. De verdad. Pero me intrigan las palabras “la prensa seria”. Existe?

Comentarios cerrados.