Soplan nuevos aires

El gesto de Joe Biden de recoger una flor de diente de león en los jardines de la Casa Blanca para entregarla a la primera dama sugiere la cordura que han marcado los primeros cien días de su presidencia.

Las piras funerarias en plena calle que nos llegan de India han sacudido la ­conciencia internacional. El coronavirus no conoce fronteras ni ideologías ni países pobres o ricos. No se detiene con discursos, con tuits o con demagogia parti­daria, sino con la vacuna. Los cien días de la presidencia de Joe Biden son insuficientes para hacer un balance del mandato, pero sí que ofrecen claros indicios de que la política y el talante de los cuatro años de Trump han cambiado radicalmente. Los demás importan.

La prioridad era vacunar masivamente a la población y a estas alturas más de la mitad de los adultos han recibido una o dos dosis. El número de infectados y fallecidos se ha reducido sustancialmente a pesar de que más de un 20 por ciento de los americanos rechazan vacunarse o no lo harán si no se les obliga legalmente.

La política de expansión económica recurriendo a los criterios keynesianos de inversión pública está dando los primeros resultados. F.D. Roosevelt ha tomado la iniciativa en contra de los criterios impulsados por el conservadurismo de Reagan. Este cambio de paradigma lo ha hecho un presidente de 78 años, sin ruidos y sin discusiones inútiles con la prensa como solía hacer el inefable Donald Trump.

Tan importante como afrontar los retos internos es el abandono del “América primero” trumpista y res­tablecer la política de alianzas y de ­seguridad colectiva que permitió la hegemonía de Estados Unidos y de Occidente en los últimos cien años. ­Biden va a subir impuestos para mi­tigar las desigualdades, pero solo a aquellos ciudadanos que perciban más de 400.000 dólares al año.

Ante la tragedia que vive India ha anunciado que producirá un arsenal de vacunas para que lleguen a todo el mundo. Esta actitud es compartida por la UE, que ha echado mano de políticas keynesianas para salir de la grave crisis provocada por la pandemia.

Pienso que lo más inteligente para devolver la confianza en la gestión pública es detectar la dirección de los vientos que soplan en Washington y en las principales capitales europeas. El discurso no puede ceñirse a quién ha pagado la decoración del piso de Boris Johnson, al “vivir a la madrileña” de Díaz Ayuso o a las llamadas cumbres de Lledoners para repartirse cargos, funciones y prebendas en el probable futuro Govern de Catalunya, dos meses y medio después de las elecciones. Más seriedad y menos gestualidad simbólica. Menos populismo y más responsabilidad y más atención a los vientos que soplan para construir una sociedad más justa y equitativa.

Publicado en La Vanguardia el 30 de abril de 2021

  8 comentarios por “Soplan nuevos aires

  1. En este articulo del sr Foix, hay varias claves:
    1.Nuevas formulas cooperativas, consensuadas enfocadas al bien común.
    2.Ante las mutaciones es vital vacunar de forma rápida.
    3.Si en la India hay riesgo cerrar aeropuertos
    4. Hay retos importantes, y en Esp ya se han perdido 20 años en la transición a la robotica, la IA, y nuevos modelos productivos,nueva logistica, economia circular ,nuevos materiales etc Sin empresas de tamaño europeo, sin politica industrial conjunta no hay futuro, sin colaboración de pymes asociadas a empresas europeas, no se podrá competir, crear valor y trabajo
    5. Aqui con tanta visión de corto plazo hemos perdido 5 años, la realidad indica que la mayor captación de inversión ha sido para Madrid, si Catalunya no esta captando por algo sera.
    6. EEUU esta vacunando a buen ritmo y su económia se esta recuperando.Los analistas dicen que el lanzamiento de la vacuna y el plan de estímulo han llevado a los estadounidenses a abrir sus billeteras otra vez y los negocios a reabrir, poniendo el turbo a la economía estadounidense. NPR
    7.La vacunación marcha a buen ritmo, en noviembre empezara la recuperación en Esp, espero que nos sirva para adaptar el modelo productivo y hacer las reformas estructurales, económicas, políticas, e institucionales ,pero este es otro cantar.
    8. Los politicos han demostrado no estar preparados y será un gran riesgo que ellos solos proyecten el plan de reformas para España. Hay que sugerir modelos de 4-5 hélices.

  2. COMPARAR DIEZ-AYUSO AMB LLEDONERS ES MESQUÍ

    1.- Comparar Isabel Diaz-Ayuso (PP) amb la cimera de Lledoners o amb Waterloo (ER, Junts) és una opinió de l’autor de la crònica “Bufen aires nous”. Respectable com opinar que aquesta comparació és mesquina. “Mesquí. Mancat de generositat moral” (Diccionari de la Llengua Catalana).

    2.- Els exiliats i presos polítics catalans son perseguits per defensar per vies democràtiques i pacífiques els drets i les llibertats de totes les persones i de tots els pobles, inclòs el català. Tan es així que els exiliats polítics catalans, també el president i euro parlamentari Carles Puigdemont, viuen en llibertat a la Unió Europea… malgrat l’anomalia que suposa el fet de que son considerats perillosos criminals pel règim espanyol…

    3. Règim espanyol en crisi, començant per la cúpula institucional. El pare del rei fugit des de fa mesos a causa d’obscurs afers financers i de Corinavirus. Un sistema judicial (Tribunal Constitucional,Tribunal Suprem, Tribunal Superior de Justícia de Catalunya d’Espanya) desprestigiat a Europa i, a més, amb uns fiscals afinats per polítics de l’establishment (del partit de Diaz-Ayuso, per exemple). Un règim amb policia patriòtica, clavegueres de l’estat, amb crits d’“a por ellos”. Un règim en que el PP de Díaz-Ayuso pacta amb el feixista VOX. Un règim en que el president Pedro Sánchez (PSOE) blanqueja VOX a l’elogiar al Congrés el seu “sentit d’estat”. Sí, el PSOE del terrible GAL.

    4. Posats a comparar és més lògic fer-ho entre VOX, el PP de Díaz-Ayuso que pacta amb VOX i el Pedro Sánchez del PSOE que elogia a VOX. Tot això no te res de bufen aires nous

  3. Pro, policía nacional i guardia civil després.
    Aixi es el govern vinent.
    Soc mes gran i prefereixo tindre dignidad i esperar a que els servidors publics estiguen vacunats avans que em toqui a mi.
    Per posar la guinda amb la cirereta, les manifestacions del Argimon volguen posarnos en contra .

  4. Buenos días,

    Los nuevos vientos deberían provocar el cambio en la actitud y comportamiento de la política española y catalana. Los votantes también somos responsables, es una decisión ética en la que debemos ponderar nuestro interés y el de la sociedad, este último tendrá un impacto enorme en el interés personal y solemos olvidar que los datos fiables y la realidad no concuerdan con deseos emocionales sin fundamento sólido.

    • Menos populismo y más responsabilidad y más atención a los vientos que soplan para construir una sociedad más justa y equitativa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *