Miedo y desconcierto en Polonia

El Tribunal Constitucional de Polonia ha dictaminado que las leyes polacas están por encima de las europeas. Se abre una crisis seria entre Varsovia y Bruselas.

La confrontación del Tribunal Constitucional de Polonia con las leyes que emanan de los Tratados europeos es algo más que una desavenencia. Es una rebeldía jurídica que tendrá consecuencias políticas y sociales. En la propia constitución polaca se establece que las directivas europeas están por encima de las leyes nacionales.

Polonia se está yendo o preparando el argumentario para una ruptura controlada con Bruselas. Hungría estaría en la misma senda. El choque de soberanías llevado al campo de las leyes hace inevitable una ruptura. La Unión Europea no actuará precipitadamente y advertirá de las consecuencias de una decisión que rompe la unidad proclamada en los tratados. Los principales perjudicados de esta afrenta jurídica serían los propios polacos que volverían a estar en la siempre incómoda posición de tenerse que proteger de los rusos y de los alemanes.

Uno de los efectos imprescindibles para formar parte de la UE es ceder trozos de soberanía. Es pronto para saber si el Brexit habrá sido beneficioso para los británicos pero los primeros síntomas de la ruptura con Bruselas los estamos viendo en las consecuencias de ir por su cuenta. Los ingleses lo han hecho por soberbia y por un supremacismo que no tiene sentido. Los polacos se enfrentan a las directrices europeas porque entienden que les trazan una trampa y que perderán su identidad. Los dos países miran por el retrovisor de la historia con distintos prismas. En cualquier caso, ponen más atención en el pasado que en el futuro.

Polonia ha sido el pueblo que más ha sufrido la vecindad de dos potencias que la han querido destruir a lo largo de la historia. Debemos salir al encuentro de los polacos, decía Ernst Reuter, citado por Willy Brandt, y no se les puede volver a pedir que tengan un Estado sobre ruedas. Es el país europeo que más ha movido sus fronteras, dependiendo de si los rusos ganaban a los alemanes o los alemanes a los rusos.

Polonia recuperó su soberanía en 1919, después de más de siglo y medio de estar a merced de rusos y alemanes. Fue Polonia el país más castigado por la segunda guerra mundial y el que más víctimas aportó en proporción a su población. El pacto entre Hitler y Stalin de 1939 contemplaba en su anexo secreto que las tropas soviéticas y los nazis se repartirían Polonia como así ocurrió a partir de 1939. El pacto nazi-soviético fue una repetición de la partición de Polonia acordada en 1772 entre Federico el Grande Prusia, Catalina la Grande de Rusia y la emperatriz María Teresa de Austria.

Se da la paradoja de que en 1939, la Unión Soviética invadió Polonia y en 1944 la liberaba. En los dos casos la ocupaba por un acuerdo con Hitler primero y por la ley de la victoria en el segundo caso. Ha sido la única nación que ha sufrido la violencia física y psicológica, los asesinatos, tanto de la Gestapo como de la NKVD, el equivalente soviético que después pasó a denominarse KGB.

Los asesinatos masivos en los bosques de Katyn fueron perpetrados por orden de Stalin y varios de los campos de exterminio nazis se construyeron en territorio polaco. No hay que olvidar que la guerra que declaró Inglaterra a Alemania tuvo como objetivo principal Polonia, es decir, si los alemanes invadían Polonia, Londres estaría en guerra con Berlín. Así ocurrió.

Al final Churchill y Roosevelt aceptaron las fronteras trazadas por Rusia a pesar de que la guerra contra Alemania se declaró por preservar la integridad territorial de Polonia. Acordaron que la frontera occidental se movería hacia los ríos Oder y Neisse cediendo territorio a la Unión Soviética. Al terminar la guerra, la parte de Silesia todavía perteneciente a Alemania fue cedida a Polonia a cambio de las tierras orientales polacas anexadas por la URSS en 1944, cuando expulsaron a los alemanes y declararon unilateralmente que su frontera con Polonia era la establecida en la Línea Curzon de 1919.

Polonia es una pieza clave en la estabilidad europea. La Unión tiene que actuar con mucho tacto pero el gobierno polaco todavía ha de proceder con más prudencia. Pueden preservar su soberanía plena, sus costumbres, sus maneras de entender la política en el conjunto de Europa. Pero saben que son más vulnerables que nadie. Hay miedo y desconcierto causado por un gobierno hipernacionalista.

 

 

  3 comentarios por “Miedo y desconcierto en Polonia

  1. Un cop mes gracies Sr. Foix per la narraciò histórica de Europa en general i de Polonia en particular.

    També agrair i molt la continuació de aquest present per Oriol Domingo.

    La gran incognita es com acabará tot plegat lo millor per Europa en general, España i especialment per Catalunya.

  2. La católica Polonia,ha demostrat sempre la seva intransigencia sobre la pluralitat del mon de las ideas i dels mites.Una societat gens plural I de un sol credo.

  3. PABLO CASADO, “POLAC” FRANQUISTA

    1.- Pablo Casado (PP), màster fals i orgullós del seu adn franquista, es converteix en un “polac” que té l’objectiu de liquidar el sobiranisme dels “polacs” catalans.

    2.- Casado sintonitza amb l’ultra poder polític de l’actual Polònia que defensa que la legislació polonesa prevalgui sobre la legislació de la Unió Europea. El fals màster popular vol que la legislació espanyola prevalgui sobre la legislació europea com una via tramposa que pugui facilitar que el president Carles Puigdemont i els altres exiliats polítics catalans, que son lliures a la Unió Europea, siguin lliurats a mans dels desprestigiats Manuel Marchena i Pablo Llarena. “Santiago i cierra Espanya” es la consigna dels aparells institucionals, polítics, judicials, policials i mediàtics del règim espanyol.

    3.- Quina abismal diferència entre el “polac” franquista Casado i els “polacs” democràtics catalans!. Casado trepitja m… tenint en compte que els catalans son nomenats “polacs” per sectors espanyolistes. Una versió d’aquesta denominació es la coincidència, l’any 1939, entre l’ocupació de Catalunya per les tropes franquistes i la invasió de Polònia pels nazis.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *