Aquel triste 6 de agosto de 1945

Fue un día triste y miserable aquel 6 de agosto de 1945. La primera bomba atómica descendía sobre la ciudad de Hiroshima levantando aquel gigantesco hongo de destrucción masiva, de muerte y tinieblas, sobre la ciudad japonesa.

Bomba atómica sobre Hiroshima

El proyecto Manhattan, dirigido por el científico Oppenheimer, se experimentaba por primera vez en la historia de la Humanidad. Una segunda bomba nuclear volvía a sembrar la muerte tres días después en la ciudad de Nagasaki provocando la rendición incondicional de Japón. Se terminaba la Segunda Guerra Mundial que había causado decenas de millones de muertos en todos los continentes.

Unas 140.000 personas murieron como consecuencia de aquellas dos explosiones convirtiendo en auténticas zonas cero dos ciudades japonesas que 65 años después están conmemorando aquella tragedia. El presidente Truman tomó la decisión de utilizar la primera arma atómica en una acción de guerra.

El argumento para recurrir al terrorífico instrumento letal fue que precipitaría la rendición de Japón y se evitaría la muerte de un millón de ciudadanos del imperio japonés que se alió con Hitler para dominar China y todo el sudeste asiático. Las dictaduras perversas que se habían instalado en Alemania y en Japón en los años treinta terminaron. Es cierto. La victoria de los aliados europeos, Rusia, China y demás países que hicieron la guerra al nazismo fue muy bien recibida por todos los pueblos que vivieron las invasiones y barbaridades de las tropas nazis o japonesas.

Pero la gran cuestión es si había que utilizar la bomba nuclear para precipitar la rendición nipona. Dice Tzevetan Todorov que las bombas democráticas son igualmente perniciosas que las bombas de las dictaduras. Matar a inocentes es siempre reprobable.

Aquellas dos bombas atómicas provocaron el rearme de muchos países que hoy disponen de armamento nuclear. No se ha utilizado nunca más como instrumento para eliminar al adversario o enemigo. Pero ahí están y siempre pueden volver a utilizarse. La historia demuestra que ningún arma inventada hasta ahora se ha utilizado una sola vez.

Entre los países que disponen de armas atómicas están Estados Unidos, Rusia, Gran Bretaña, Francia, India, China, Pakistán, Israel y Corea del Norte. La larga guerra fría se tradujo en un rearme nuclear de los más poderosos que construyeron sus letales arsenales con la idea de la persuasión. Si una potencia tenía arma atómica se sentía más protegida.

Pero lo cierto es que el mundo es más inseguro hoy que hace 65 años. Irán puede disponer de la bomba nuclear y otros países más pequeños pueden planear el dotarse de estas armas que sí que son de destrucción masiva. Y lo que es más inquietante, nadie puede estar seguro de que las fórmulas para disponer de ella caigan en manos de organizaciones terroristas o de movimientos que quieran imponer sus ideas a través de estos artefactos que siembran la muerte colectiva allí donde caen.

El embajador americano ha acudido por primera vez a la conmemoración de Hiroshima y es muy posible que el presidente Obama se acerque a Hiroshima o Nagasaki en su próxima visita a Japón. Pero el precedente ya está sentado y es una espada de Damocles que pende sobre toda la Humanidad.

Por muchos esfuerzos que hagan las potencias nucleares para desprenderse de sus arsenales, siempre quedará esta fórmula diabólica para que alguien, en alguna parte del planeta, ose utilizarla de nuevo. Estados Unidos derrotó a Japón que había causado millones de muertos en China y en todo el sudeste asiático llegando hasta Filipinas.

Visto con perspectiva histórica, aquellas bombas fueron la simiente de nuevos conflictos que laten en toda la tierra. Puede que fuera una decisión necesaria. Pero fue también una acción de guerra precipitada, terrible, inhumana, que no es un motivo de orgullo para Estados Unidos a pesar de que el último de los pilotos vivos que perpetraron aquella tragedia haya declarado que haría lo mismo si se dieran las mismas circunstancias. Triste aniversario de un día devastador.

Artículo publicado en La Vanguardia.es el 6 de agosto de 2010

16 comentarios

  16 comments for “Aquel triste 6 de agosto de 1945

  1. Julia
    08/08/2010 at 17:45

    Francis, mil gracias, me trae buenos recuerdos esa película.
    Un saludo,Julia.

  2. francis black
    08/08/2010 at 17:17
  3. Julia
    08/08/2010 at 16:56

    Ah y el peloteo de algunos periodistas con la señora Obama me parece tremendo, la prensa del corazón se ha puesto las botas estos días, pero el fondo de la cuestión es saber si para un viaje privado de placer se tienen que usar recursos públicos, esa es la cuestión y no otra, que estamos perdiendo el norte.

  4. Julia
    08/08/2010 at 12:31

    Lo dije y lo repito una y mil veces, la visita de Michelle Obama está fuera de lugar, en su país le están lloviendo las críticas y todas merecidas, nosotros somos unos paletos de mucho cuidado, «Mojama» le llamaba una señora del sacromonte, qué imagen hemos dado, qué vergüenza.

  5. Enric
    08/08/2010 at 11:39

    El memorial de este año fue ensombrecido por acontecimientos como el que protagonizó el entonces ministro de Defensa Fumio Kyuma cuando dijo en junio que las bombas atómicas sobre Japón fueron algo «que no se pudo evitar», y también por el asesinato en abril del alcalde de Nagasaki Itcho Ito.

  6. 06/08/2010 at 18:55

    Estimado colega:

    Un gran artículo, conmemorativo e histórico, que hace reflexionar al lector.
    Desde Donostia te saluda

    Josep M. Caparrós Lera
    Historiador del cine

  7. Pere
    06/08/2010 at 17:37

    Fue una acción miserable aquel bombardeo, justificado por acabar cuanto antes la guerra, pero la guerra ya estaba terminada, los Estados Unidos necesitaban poner encima de la mesa su carta de presentación mortifera, tenemos la bomba atómica y la sabemos utilizar, cuidado con nosotros, el mundo entendió el mensaje, se convirtieron en los amos desde entonces.
    Bartolomé, lo de la señora Obama en Malaga es para hacer otra película.

  8. Enric
    06/08/2010 at 15:15

    Hablando de conmemoraciones.
    El 4 agosto 1995 los croatas , con la ayuda y beneplacito americano expulsaron a unos 300,000 serbios que vivian desde hace siglos en la Kraina , o zona fronteriza de Croacia con Serbia . Unos 3.000 murieron en la expulsion .

    La prensa occidental, dominada por USA , oculto el hecho y se dedico a criminalizar a los serbios . La UE y especialmente Alemania jugaron un papel complice vergonzoso en la agresion a Serbia y el desmebramiento de Yugoslavia .

  9. Albert
    06/08/2010 at 14:33

    Hola Sr. Foix. Pero no olvidemos que en aquella 2ª guerra mundial murieron unos 50.000.000 de personas. Y muchas ciudades bombardeadas hasta la destrucción total. Con bombas rebienta manzanas. Mucho sufrimiento, sangre, lagrimas y hambre. Y la bomba atómica en aquella epoca lo terminó en seco.

    La explosión ó que se produzca la fusión en una central nuclear como ocurrió en Chernovil también es igual de malo. La nuve radioactiva de Chernovil llegó a propagarse por casi toda Europa. Los vegetales, frutas y verduras en algunas partes de Cataluña alcanzarón a registrar 600 bequerelios. Cuando lo normal es que registren unos 100 bequerelios.

    Por cierto la central de Ascó, estuvo casi a punto de ocurrirle el mismo tipo de accidente que el de la central de Chernovil. Pero lo pudieron evitar a tiempo.

    • Albert
      06/08/2010 at 15:08

      P.D. Por cierto la primera ciudad del mundo bombardeada, durante la guerra incivil española, fué Barcelona. También hubo la destrucción por bombardeo de Guernica. Y otras. No digo por quién porque todos somos tan cafrés como los demás. No se salva nadie.

  10. 06/08/2010 at 12:59

    Sr.Foix: Si la bomba atómica la hubieran tenido los japoneses no creo que hubieran dudado en tirarla sobre Nueva York o San Francisco, ahora estariamos recordando la misma salvajada, pero con otros autores, otras mentiras y otros ganadores.
    Estos días se ha realizado el sueño de Berlanga y asistimos por fin, con sesenta años de retraso, a la llegada de los americanos en la persona de Michelle Obama…
    «Americanos,
    vienen a España
    gordos y sanos,
    viva el tronío
    de ese gran pueblo
    con poderío,
    olé Virginia,
    y Michigan,
    y viva Texas, que no está mal,
    os recibimos
    americanos con alegría,
    olé mi madre,
    olé mi suegra y
    olé mi tía.»

    PD/ Le dejo a Francis que nos ponga el enlace del video de la canción.

    • francis black
      06/08/2010 at 13:27

      Es un tema delicado, si llega a ganar la segunda guerra mundial el otro bando, ¿ahora todos seriamos nazis? yo no me veo nazi pero quizá es pura educación, si la cambiamos . ¿ Somos algo en esencia o Somos lo que nos dicen que seamos?

      Por cierto que en la plaza de la catedral hay una foto de Franco en Barcelona en los años sesenta/setenta con un montón de gente aplaudiendo , ya les vale.

      • 06/08/2010 at 14:37

        Buena pregunta, cabría plantearse por tanto si alemanes, japoneses o italianos han cambiado, siguen con su esencia o si son realmente lo que les han dicho que sean?…

        • Enric
          06/08/2010 at 15:16

          A la fuerza obligan, no creo que hubieran cambiado de no ser por la fuerza de la derrota.

      • Pere
        06/08/2010 at 18:55

        Palabras de Juan CarlosI dirigidas a Franco.

        “Una figura excepcional entra en la Historia. El nombre de Francisco Franco será ya un jalón del acontecer español y un hito al que será imposible dejar de referirse para entender la clave de nuestra vida política contemporánea. Con respeto y gratitud quiero recordar la figura de quien durante tantos años asumió la pesada responsabilidad de conducir la gobernación del Estado. Su recuerdo constituirá para mí una exigencia de comportamiento y de lealtad para con las funciones que asumo al servicio de la Patria. Es de pueblos grandes y nobles el saber recordar a quienes dedicaron su vida al servicio de un ideal. España nunca podrá olvidar a quien, como soldado y estadista, ha consagrado toda la existencia a su servicio”.

  11. francis black
    06/08/2010 at 12:48

    «que las bombas democráticas son igualmente perniciosas que las bombas de las dictaduras. Matar a inocentes es siempre reprobable»

    Me he perdido ¿bombas democráticas? ¿las que tira una democracia a una dictadura? ¿para salvar a los que están bajo la dictadura? ¿unas bombas? ¿nucleares?, ¿hay algo menos selectivo que una bomba nuclear? dictadura es de una minoría , no? bomba nuclear suena a mayoría.

    Hay un libro de Sebald interesante :

    http://www.anagrama-ed.es/titulo/PN_556

Comments are closed.