La revuelta de los indignados

Siempre ha habido revueltas en Occidente. Casi en todas las generaciones y etapas de la historia. Todas han sido distintas porque diferentes han sido las circunstancias. Europa es cuna de revoluciones particulares y de ámbito universal. La novedad de las revueltas que han movilizado a miles de jóvenes en las calles de ciudades en crisis es que se organizan a través de circuitos desconocidos por los gobiernos, sindicatos y demás actores sociales.

Acampada de indignados en Barcelona

Las revueltas en el mundo árabe y musulmán han causado la caída de dictadores y movido la silla a quienes gobiernan sin tener en cuenta la dignidad de las personas. Lo han hecho a través de las redes sociales pero, sobre todo, por el descontento general de la mayoría de la población que ha perdido el miedo a protestar.

Pero este movimiento tectónico no se circunscribe a revueltas contra dictadores o tiranos. La indignación se produce también en países democráticos cuando las instituciones políticas, financieras y los medios de comunicación no canalizan las ambiciones legítimas de los afectados por la crisis. Cuando la política no da respuestas mínimamente satisfactorias, las denuncias son inevitables. El peligro para las sociedades libres ya no está fuera como en tiempos de la guerra fría sino en el interior de ellas mismas. Una democracia sin controles ni límites, sin contrapesos, puede ser muy perjudicial para la libertad de los individuos.

Las redes sociales son un instrumento que relaciona a amplios sectores sociales de jóvenes que pueden convocar una protesta de indignación en cuestión de horas en cualquier parte del planeta. Son iniciativas transversales, no jerarquizadas, fluidas y rápidas que desconciertan y confunden a las instituciones democráticas que ignoran lo que ocurre en la calle.

Se puede tachar este movimiento como una ola de indignación anti sistema. Pienso que es algo de mucho más calado que no tiene nada que ver con los restos de acampados indignados que todavía no han levantado sus tiendas de las plazas de varias ciudades importantes del país.

Harían bien los políticos en leer el mensaje que se ha manifestado de mil maneras en las pancartas y hojas sueltas que se han visto en la plaza de Catalunya de Barcelona o en la Puerta del Sol de Madrid. Se refieren básicamente a tres puntos: la incapacidad de los políticos de dar una respuesta a la crisis; el abuso de las instituciones financieras en protagonizar los desmanes y saqueos de Wall Street y, en consecuencia, de todo el sistema bancario mundial y, finalmente, el papel de los medios de comunicación en no distanciarse de la clase política y financiera para poder analizar con más frescura y libertad lo que se estaba y se está perpetrando.

Los acampados pueden irse a casa. Pero el mensaje que han dejado no puede ser ignorado por los tres actores sociales que con mayor indignación han señalado como autores del desasosiego general que viven las sociedades occidentales. Es interesante señalar que el movimiento no se manifestó violentamente hasta que los principios de la ley y el orden penetraron en las plazas para desalojarles en nombre de la limpieza y aseo generales. Unos argumentos, ciertamente, poco sólidos.

El poder de convocatoria transversal, silencioso y eficaz está ahí para quedarse. Y no es propio solamente de sociedades autoritarias sino que se puede reproducir también en regímenes en los que la libertad y la justicia no encuentren sus cauces adecuados en las instituciones vigentes. La responsabilidad de las clases dirigentes en dar cuenta de su gestión con transparencia y rapidez es hoy absolutamente imprescindible.

19 comentarios

  19 comments for “La revuelta de los indignados

  1. Albert
    11/06/2011 at 23:21

    Es una indignación contra la inacción en el transcurso del tiempo, para haber evitado esta crisis económica y de puestos de trabajo.

    Y dirigida a los políticos responsables de la dirección de la gobernancia de los paises. E incluso dirigida hacia los partidos de la oposición. Que también tienen su responsabilidad.

    Pienso que esto solamente es el principio de lo que vendrá.

  2. Ramon
    11/06/2011 at 01:36

    Al final es una cuestión de tocar de pies en el suelo, listar las prioridades del pais, las que sean viables.
    Muchas propuestas, mucha dispersión es al final poca acción. Todo puede quedar diluido.
    Creo que los ejes deberían estar priorizados en:
    1-Ayudar a las familias mas necesitadas, nueva ley hipotecaria para que las moratorias sean mas largas y se eviten el máximo de embargos
    2- Políticas de empleo.Medidas de choque
    3- Nuevas instituciones controladas por los ciudadanos, los auditores ciudadanos….basado en:

    http://www.youtube.com/watch?v=0uVRjLXbHL0
    http://es.scribd.com/doc/39496858/Open-Government-Gobierno-Abierto

    «una sociedad equilibrada con tres puntos de apoyo: el Estado, la comunidad y el sector privado (el mercado). Es necesario que los tres se coordinen (en el mundo occidental, el déficit más grande es el comunitario) mediante un acuerdo que Etzioni llama el bagaje moral de la sociedad» Etzioni, Amitai.
    The Moral Dimension: Toward a New Economics. New York: Free Press, 1988.

    Adaptado a la sociedad actual:
    Tres ejes:Estado- Comunidad (via redes sociales-instituciones-democracia participativa) y Mercado (sector privado)

    • 11/06/2011 at 10:59

      El problema Ramón es encontrar alguien que pudiera coordinar esos tres ejes y supiera cómo hacerlo.

  3. Josep
    10/06/2011 at 11:17

    . La responsabilidad de las clases dirigentes en dar cuenta de su gestión con transparencia y rapidez es hoy absolutamente imprescindible.
    Jesús està al costat dels indignats, Només cal llegir el seu missatge evangèlic. Demana justicia, netedat, transparència. Una abraçada. Josep

  4. 10/06/2011 at 11:12

    Espléndido análisis del fenómeno de los «indignados».
    Ya veo que vuelve a estar en plena forma, Sr. Foix!
    Agradecido, le saluda

    J. M. Caparrós Lera

  5. Dr. SI
    10/06/2011 at 11:07

    Los tertulianos que habitan en los medios son gente que sabe desde educación hasta energía nuclear pasando por el crecimiento del pepino. Su función no es otra que la de orientarnos a los pobres imbéciles en la interpretación de las notícias, que por lo que parece todavia son demasiado crudas, osea poco cocinadas, para el gusto de algunos.
    No sé si esto que digo tiene algo que ver con el fondo de las acampadas. O sí.

  6. Dr. NO
    10/06/2011 at 10:58

    No es que aunque levanten las acampadas algo quedará, es que aparecerán movidas de estas de todos los colores y tendencias. Esto es lo nuevo. El mensaje de los indignados no es nada principalmente porque es demasiado ambíguo y cada uno lo interpreta como le da la gana, empezando por USTED.

    LO QUE ESTÁ EN LA PICOTA SON LOS MEDIOS TRADICIONALES Y SU INFLUENCIA A TRAVÉS DE LA ÉLITE DE TERTULIANOS.

  7. Africa
    10/06/2011 at 10:35

    Sr Foix:Un placer volver a tenerlo aquí.Lo que han conseguido los indignados al acampar en las plazas ha sido,sobretodo, que se hable de los problemas que venimos denunciando todos desde hace mucho tiempo en este blog.Como no causamos molestias nadie nos hace caso, en cambio estos jóvenes que todavía pueden permitirse dormir en el suelo, aguantar todo el día en medio de las plazas y trabajar por unos ideales(mejores o peores)lo están consiguiendo.Van a necesitar canalizar toda esta energía y se merecen ser tenidos en cuenta. Un saludo.

  8. PYNS
    10/06/2011 at 09:29

    Los indignados responden por fin ¡! a la apatía generalizada de una sociedad amorfinada ante todo tipo de desmanes: i) iniciados en los partidos políticos (por acción o por omisión),ii) ejecutados por los gobiernos de turno y iii) justificados por algunos domesticados medios de comunicación.

    La sociedad estaba empanada y ahora empieza a reaccionar. Lástima que: a) la protesta solo pueda tener eco si vulnera la legislación provocando reacciones poco afortunadas. b) No seamos capaces de articular propuestas concretas de cambios concretos y soluciones alternativas concretas y viables. c) Nos limitemos a dialogar-debatir-opinar sobre el movimiento y no seamos capaces de acercarnos a los indignados ofreciendo nuestras plataformas asociativas (De cualquier tipo. La sociedad civil es rica en asociaciones culturales, de opinión, políticas …) para así poder canalizar de forma más ordenada esas propuestas concretas; y d) lo mas importante, lástima que los indignados estén dejando paso a los antisistema y no quieran luchar por sus ideales dentro de lo que la democracia nos da: el voto.

    La democracia obliga a respetar la manifestación contraria, (a la que particularmente me sumo) pero obliga también a respetar unas formas de expresión acordes con el derecho de los demás a una convivencia ordenada y sin algaradas.

  9. dogbert
    10/06/2011 at 00:37

    La revuelta del Sr. Foix me parece magnifica. La revuelta de los indignados es uno de los mejores articulos que he leido sobre el tema.
    Es curioso(o no), tomando La Vanguardia estos dias, he leido a periodistas y articulistas «jovenes» como el nen Pamies, Albert Gimeno y Quim Monzo (jovenes es un decir claro) despotricando contra los Indignados.
    Otros tres ya en edad de «merecer» como Remei Margarit, Manuel Castells y Gregorio Moran, han escrito articulos favorables.
    Es curioso que la reaaccion, digamoslo claro, los reaccionarios, son los menos mayores.
    El despiste es general en los medios convencionales y esto los aleja tambien de la realidad, y por mucho menaje de cocina que ofrezcan y mucha edicion bilingue, acabaran en el chasis.
    Los operadores publicos de la Democracia en este pais, han acabado convirtiendo el sistema en un artefacto extraño que no nos acoge.
    No los tenemos al lado los tenemos de frente de manera tozuda y arrogante. Son gente peligrosa. No son de los nuestros. El tema esta en que nosotros somos mas. Que se note!

  10. 09/06/2011 at 23:37

    Yo también pienso que el movimiento de los indignados irá más allá y tendrá más calado que las acampadas. Quienes les echan en cara que no plantean alternativas no han entendido nada: su razón de ser no es erigirse en alternativa del sistema, sino dar un aldabonazo reclamando la regeneración del mismo. Una regeneración que es urgente e inaplazable, y que si no llega por las buenas puede llegar por las malas.

  11. sip
    09/06/2011 at 23:35

    Insisto. «No pretendamos que las cosas cambien si seguimos haciendo lo mismo»(Einstein). Los indignados no sólo han acampado en plazas públicas, han elaborado propuestas muy concretas, se han formado comisiones de trabajo, y han trasladado a los barrios las asambleas. Osea, están acercandose cada vez más a los ciudadanos de a pié. Esos que los políticos solo mencionan a la hora de la puesta en escena de las votaciones. Los cauces que ahora se ofrecen para solventar las situaciones de injusticia y progreso, de salida del tunel son inoperantes o insuficientes en el mejor de los casos para todos los afectados por una situación en muchos casos insostenible. Lo que está por venir de lo que los políticos van soltando no parece que vaya a paliar en absoluto esta situación. Los indignados están trabajando con medios nuevos e imaginación para buscar otras salidas. Yes we camp.

  12. JaumeS
    09/06/2011 at 20:50

    Els polític no es volen assabentar de res, no se’n adonen de que en aquestes eleccions, a nivell general, han tingut un 50% de votants que o be no ho han votat o be han votat en blanc. Quan parlen de victòries o es reparteixen el poder, tindrien que pensar en el poc suport que tenen.
    La revolta dels indignats es la primera i potser no canviarà res, però si els polítics no rectifiquen en vindran més, i al final aquest país pot ser ingovernable.
    No vull ser catastrofista, però no sembla que la crisis afluixi, avui llegia que fins el 2015 no s’espera una reactivació, que pot passar mentrestant?. Podrà CiU tirar endavant el seu mandat?, quan entrin els del PP que es trobaran?, podran aquests dos partits contenir la pressió social que cada cop serà més gran?.
    Masses incògnites i pocs projectes clars de futur. Els temps que venen poden ser encara més complicats que els actuals.

  13. 09/06/2011 at 20:47

    Sr.Foix: En función de cómo tenga de fina uno la piel, una erupcion en la misma, nos puede hacer poner en alerta de que algo está sucediendo en nuestro organismo y que no acaba de ser nuestra salud lo que debería ser. A veces pasamos por alto erupciones sociales que nos cuesta asimilar como algo que nos afecte, pero la realidad nos demuestra que una simple conjuntivitis nos puede acabar por dejar ciegos. Hay que tomar nota de lo que está pasando y generar soluciones, soluciones nuevas a problemas viejos.

    http://www.canalsolidario.org/contenidos/democracia-real-ya/29?gclid=COj2pe_JqakCFUcOfAod_msQKw

    • francis black
      10/06/2011 at 15:45

      He abierto otra vez.

    • Julia
      10/06/2011 at 20:12

      BartoloméC, entre las muchas virtudes del movimiento 15-M destaca la de haber puesto al descubierto la hipocresía de muchos que lanzaban odas a las revoluciones en otros países pero cuando éstas han venido a sacudir la alfombra en la que comen se han rasgado las vestiduras. «Estos jóvenes desagradecidos que no saben valorar lo que tienen…»

  14. francis black
    09/06/2011 at 20:27

    Quizá hemos dejado la política demasiado en manos de los políticos profesionales y ahora la solución es más compleja, hay una distancia grande entre el ciudadano y el político, pero también es cierto que el ciudadano medio comprendiendo y estando de acuerdo con la indignación y la primera reacción de protesta luego le cuesta identificarse con unas personas que pernoctan en una plaza publica durante 15 día y tienen un sistema de asembleas.

    • 10/06/2011 at 16:44

      Normalmente el idealismo de las personas aumenta en proporción a la distancia que les separa del problema, tenemos la misma distancia con los políticos que con los banqueros, entendemos que son negocios de ellos y que su negocio consiste en vivir de nosotros.

Comments are closed.