Una Europa alemana

Angela Merkel, canciller de Alemania

La contribución alemana a la unidad europea es incuestionable. Por dos razones que no conviene olvidar. La primera es el sentido de culpa que penetró en la sociedad alemana al terminar la guerra, y la segunda es el sentido de autoprotección de todos los partidos alemanes que jugaron la carta europea para que los fantasmas germánicos no volvieran a resurgir.

Desde Thomas Mann hasta Sebastian Haffner, pasando por Jorge Semprún, Konrad Adenauer, Helmut Schmidt y Helmut Kohl, se había acuñado la idea de que era preferible una Alemania europeizada a una Europa germanizada. Alemania, decía Semprún desde la admiración y el respeto a los alemanes, es el país europeo que tiene experiencia de dos totalitarismos y que por eso precisamente es por lo que lucha y ha luchado por el futuro de Europa. Se refería al nazismo y al comunismo de la RDA.

El equilibrio entre Francia y Alemania, independientemente de quién fuera más fuerte, ha sido la piedra angular de los éxitos de Europa en la posguerra. Adenauer se sentía atraído por Francia porque en él dominaba el sentimiento renano y la tradición carolingia, y porque calculaba sobriamente que en Europa occidental sólo podría ir bien lo que llevaran a hombros alemanes y franceses.

Así ha avanzado Europa saliendo de las cenizas de la guerra hasta llegar a estos días de miedos, incertidumbres y desconfianzas entre estados. En sus conversaciones con Eckermann, Goethe decía que a él no le preocupaba que Alemania llegase a unificarse. Lo que pedía era que “mi baúl de viaje pueda pasar por los treinta y seis estados sin ser abierto”. Es lo que años más tarde escribiría Josep Maria de Sagarra en sus Memòries, terminadas en seco el año 1914, en las que se maravilla de que pueda viajar por toda Europa provisto de unas onzas de oro y sin que nadie le pidiera la documentación.

Pensar que los alemanes pretenden deshacer la obra que ellos mismos han contribuido a levantar es tan irreal como absurdo. Pero las políticas de austeridad impuestas por Merkel sí que están causando temor en el resto de Europa y muy particularmente en los países meridionales.

El sociólogo alemán Ulrich Beck acaba de presentar en Barcelona su libro Una Europa alemana, en el que opina que en su país no se ha abierto una discusión política sobre las consecuencias de los desequilibrios causados por la austeridad severa aplicada por Merkel que ha puesto Alemania nuevamente en la posición de tener y querer decidir por toda Europa.

Beck dice que Europa debe ser refundada, repensada en términos políticos, de gran política, con políticas comunes que superen el ámbito estatal. En este sentido tiene razón Rajoy cuando pide a Merkel que fomente el crecimiento en Europa si no queremos despeñarnos por el precipicio.

Publicado en La Vanguardia el 17-1-2013

 

  15 comentarios por “Una Europa alemana

  1. Ahora mismo

    Ahora mismo enhebro esta aguja
    con el hilo de un propósito que no digo
    y me pongo a remendar. Ninguno de los prodigios
    que anunciaban taumaturgos insignes
    se ha cumplido, y los años pasan de prisa.
    De nada a poco, y siempre con el viento de cara,
    qué largo camino de angustia y de silencios.
    Y estamos donde estamos, más vale saberlo y decirlo
    y asentar los pies en la tierra y proclamarnos
    herederos de un tiempo de dudas y de renuncias
    en que los ruidos ahogan las palabras
    y con muchos espejos medio enmascaramos la vida.
    De nada nos vale la añoranza o la queja,
    ni el toque de displicente melancolía
    que nos ponemos por jersey o corbata
    cuando salimos a la calle. Tenemos a penas
    lo que tenemos y basta: el espacio de historia
    concreta que nos corresponde, y un minúsculo
    territorio para vivirla. Pongámonos
    de pie otra vez y que se sienta
    la voz de todos solemne y claramente.
    Gritemos quién somos y que todos lo oigan.
    Y al acabar, que cada uno se vista
    como buenamente le apetezca, y ¡adelante!
    que todo está por hacer y todo es posible.
    Miquel Marti i Pol

      • Miquel Marti i Pol

        Poeta y ensayista catalán nacido en Roda de Ter en 1929.
        Desde los diecinueve años, -aquejado por una tuberculosis que lo obligó a recluirse en cama durante un año-, se convirtió en lector infatigable, iniciando una brillante carrera poética que lo consagró como el más leído poeta catalán.
        Su primera publicación, “Palabras al viento” en 1954, fue seguida, entre otras, por “Quince poemas” en 1966, “El pueblo” en 1971, “La fábrica” en 1972, “La piel del violín” y “Amada Marta” en 1979, “Las claras palabras” en 1980 y “Un invierno plácido” en 1994.
        Fue galardonado con el Premio de la Crítica, el Premio Ciutat de Barcelona (en Poesía y Traducción), el Premio de Honor de las Letras Catalanas en 1991, la Medalla de Oro al Mérito en Bellas Artes 1992, la Cruz de Sant Jordi, el Premio Nacional de Literatura 1998 y la Medalla de Oro de la Generalitat de Catalunya en 1999. Fue miembro de la Associació d’Escriptors en Llengua Catalana.
        Falleció en noviembre de 2003 víctima de una esclerosis múltiple
        que lo aquejaba desde 1970. ©

  2. Alemania esta repatriando todas sus existencias de oro que tenía depositado en Francia y EEUU. Presumo que abandonan el euro y piensan hacer su propia moneda.Si en España dejaran de mirar a Alemania podrían pensar en solucionar sus propios problemas fuera de la moneda unica, pero sabiendose dentro de un mismo destino.

    • Fixa’t….no era un panorama terrorific pensar que podiem quedar fora de la UE ? potser és que no ho era tant….

  3. Es salvar la parte de alemania, que esta enfocada en la economia social de mercado, en la cogestión, es poner al dia esta teoria de ESM con democracia economica, con regeneración poltica, con un diseño de estados federales en Europa….”La propuesta definitiva de Ulrich Beck es más libertad mediante más Europa. La sociedad europea debe comprenderse como “posnacional de las sociedades nacionales”, una forma de asociación europea que con su fuerza común proteja a cada individuo en su sociedad nacional enriqueciendo al conjunto. Su oposición es frontal hacia los ortodoxos del Estado-nación partidario de levantar nuevas fronteras y apuesta por mayor seguridad social para los ciudadanos europeos y menor para sus bancos.
    “El nuevo contrato social que quiera ganar a los individuos para Europa debe anunciar el comienzo de una era socialdemócrata a escala transnacional…”
    Más democracia mediante más Europa, empatía frente a egoísmo nacional, y aunque él mismo lo define como utópico, apela a una revisión del realismo para salvar a la Unión.” http://elpolemista.blogspot.com/2012/12/una-europa-alemana-de-ulrich-beck-y-la.html

  4. Em crida molt l’atenció, Sr. Foix,que remarqui tan clarament que Rajoy té raó en demanar politiques de creixement, i no aprofiti la ocasió per remarcar també la seva hipocresia ( la del Sr. Rajoy).

    És el mateix Govern de Rajoy, aquell que demana per a si politiques de creixement i de flexibilització del deute, qui les nega i les bloqueja a les CCAA. No deixa de ser curiós, que mentre Rajoy amb la ma dreta,demana més flexibilitat a Europa, amb l’ esquerra no fa altra cosa que collar més i més a les CCAA, a qui culpabilitza del dèficit nacional.

    Rajoy podria fer cas a les recomanacions que ens arriben des d’ Europa ( recomanacions fetes també pels mateixos populars europeus)Podria deixar d’ofegar a les CCAA, VIU I DEIXA VIURE.
    SUPRIMIR tots aquells ministeris que tenen les competencies transferides a les CCAA. Si estàn realment transferides….quin sentit té ??,perquè un gran ministeri a Madrid ?? Aprimar l’ Administració és primordial. Deixar fer a les CCAA també….

    Tot plegat un exercici de hipocresia , que dit sigui de pas, no em ve de nou, per part del Sr. Rajoy.

    Per cert !! Dimitirà la Sra. de Cospedal ?? En campanya electoral a Catalunya, afirmava categoricament que “ella deberia dimitir inmediatamente en el caso de que alguien del partido tuviera cuentas abiertas en Suiza….” BOCA-MOLLA !!…com tots !! no se’n salva ni un !!!…..i parlo de tots els politics, tots !! No són gent de fiar…..ja ho deia el convidat d’ ahir del SINGULARS.

  5. Sr.Foix: La canciller Merkel ya se podía haber despertado algo antes y haber advertido de la que se nos venía encima y aplicado entonces medidas de control con el mismo rigor que ahora nos implanta, pero eran otros tiempos, otros tiempos en los que los créditos que nos concedían con generosidad temeraria eran gastados en infraestructuras que las grandes empresas tegnológicas alemanas tenían contratadas en nuestro país, doble beneficio, un gran negocio, la austeridad no tiene más sentido para Merkel que dar preferencia al cobro de la deuda…

Comentarios cerrados.