Homenaje al vestuario del Barça

Vestuario del Barça

Vestuario del Barça

La salud emocional de un vestuario es pieza clave, imprescindible, para el éxito en el fútbol. Complicidades, sonrisas, buen ambiente y generosidad forman parte del juego de las estrellas. Los méritos del Barça de estos años son de los entrenadores que lo han puesto en la cumbre de la calidad futbolística mundial. Rijkaard, Guardiola y Vilanova han conducido las distintas personalidades de los jugadores con acierto. Cuando el ambiente familiar se ha roto, se acaba el buen ciclo del equipo. Vilafranca del Penedés y la Sevilla del Betis confirmarían esta teoría.

El mérito de Tito Vilanova no se puede regatear. Ganar la Liga con una enfermedad seria y ausencias largas es un prodigio que cabe atribuirlo también a la disciplina, camaradería y espíritu de grupo de los jugadores. Es un ambiente que lo estamos viendo también en la selección de Vicente del Bosque, nutrida principalmente por jugadores del Barça. Si al talento y al genio de Messi y Neymar se añade el buen rollo, se puede llegar muy lejos. No me ha sorprendido que el inefable Mourinho haya dicho en Londres que “los jugadores egoístas son un problema”. Ciertamente que lo son. Pero el problema es mucho mayor cuando el egoismo del entrenador llega a arrasar al vestuario, dividir la afición y poner a cero el contador del club.

Benítez dijo que recoger un equipo abandonado por Mourinho es una pesadilla. Por eso, quizás, Florentino Pérez no acaba de encontrar al entrenador que quiera recoger los destrozos del portugués. Es bien extraño que no haya cola de candidatos a dirigir el Madrid en las puertas del Bernabéu. El histórico equipo ha celebrado elecciones como si se tratara de una junta de un consejo de administración. Mourinho ha dejado heridas entre jugadores, entre aficionados y nadie llora su marcha.

Publicado en Mundo Deportivo el 18-06-2013

  4 comentarios por “Homenaje al vestuario del Barça

Comentarios cerrados.