La política es servicio

Los debates que surcaban Europa ahora hace cien años respiraban optimismo, creatividad y modernidad. Las cuatro ciudades que aglutinaban más talento en las artes y ciencias eran Viena, París, Munich y Berlín. En los círculos intelectuales se discutían las grandezas y miserias de las élites de la época. El progreso era la gran verdad del momento.

Cuatro imperios estaban a punto de saltar por los aires. Millones de personas serían abatidas en las trincheras europeas con la utilización de gases y armas químicas. Oswald Spengler estaba dando los últimos toques a su apocalíptica obra sobre la decadencia de Occidente. La euforia que se respira en el libro de Florian Illies, 1913. Un año de hace cien años, se tradujo en pocos meses en la primera gran tragedia colectiva europea del siglo pasado.

Aquella Europa estaba enferma y no lo sabía. Los cambios sociales, tecnológicos y económicos que se estaban produciendo no fueron detectados en clave política por los zares, emperadores, reyes y presidentes que seguían instalados en el colonialismo y en la ignorancia de un poder que ya no residía solamente en las clases dirigentes sino que se había desplazado hacia las masas que muy pronto depositarían sus votos para designar y echar gobiernos.

No se pueden trazar paralelismos entre aquel año de hace cien años y el momento que vivimos hoy. Pero sí que existe un distanciamiento parecido entre las clases políticas y los ciudadanos. La historia es una secuencia imparable de acontecimientos inesperados que cambian discursos y situaciones. La historia se inventa siempre.

La política que no tenga en cuenta el protagonismo que han adquirido los ciudadanos sin necesidad de intermediarios mediáticos o empresariales corre el riesgo de estrellarse.

Hemos entrado en una época en que la política puede marcar las directrices de acuerdo con los intereses plurales y legítimos de la gente o bien correr detrás de los que simulan la política pensando que una sociedad que protesta masivamente tiene una única idea sobre cómo hay que resolver los problemas. Hay que explicar con claridad lo que se hace. Hay que decir explícitamente que todos tendremos que vivir con menos para evitar que aumente la franja de desigualdad que las estadísticas muestran con una frialdad cruel. Aquella idea expresada por Franklin D. Roosevelt de que las personas no pueden ser libres si son pobres, desgraciadas o con una educación deficiente habrá que resucitarla para combatir la crisis que no es solamente económica sino cívica y moral.

Escuchar y tomar nota sobre lo que ocurre en la calle, corregir decisiones que aumentan los desequilibrios, ponerse a disposición de los ciudadanos para recorrer juntos estos tiempos inciertos y cambiantes, es imprescindible para dar sentido a la política y a la vida pública.

Publicado en La Vanguardia el 7 de noviembre de 2013

  13 comentarios por “La política es servicio

  1. Sr Foix: Creo que sería mejor el título, “La política debería ser servicio”

  2. El Banc Central Europeo per inciativa d’Alemania, que esta veient que la crisis també els està afectan ja, també i molt, doncs ha comenát a imprimir i emitir euros, per que corri el diner i es rellancir l’economia de les empreses.

    Per tant penso que ara si, estant fent el correcte. I que poc a poc tornarem a marxar endavant.

    Pero insisteixo una vegada mes en dir que, si volem crear milions de llocs de travall, em de tornar a fabricar i consumir nosaltres tots els articles de us personal, Casero, d’oficina i industrial, que actualment consumin la inmensa majoria fabricats a l’estranger.

    Si creem llocs de treball, també creem consumidors i cotitzants, ect.

    Si us plau preneu-se la molèstia de anar mirants les etiquetes de tots els articles de consum personal, Casero, industrial i d’oficina cuan visiteu les botiges i grans magatzems. I despres recapaciteu les consecuencies reals d’aquest fet.

    Per cert ja fa temps que dic això i ningú ha fet mai cap comentari.

    Tampoc ningú ha comentat sobre el fet de que les botigues de barri, colmados, supers, bars i petits restaurants, sabateries, basars, perruqueries, carniceries, ect. ect. poc a poc ó bastant ràpid estiguin regentades per estrangers. I els d’aquí hagin sigut empesos a plegar el negoci, en cambi.

    No comment.

    • P.D. correcció d’errors: A la segona linea del primer paràgraf aon diu : …” ha comenát… naturalment ha de dir:…” ha començat ”

      Naturalment també hi han altres faltes de teclat i també de ortografia catalana. per les que demano disculpes.

    • Nada más lejos de la realidad Albert, tus comentarios los tenemos en consideración, sucede que son tan ciertos que poco hay que opinar al respecto, salvo sumarse a ellos…hace poco se ha ido de la Avda Pau Casals una tienda de superlujo que vendía bolsos de plástico fabricados en China a precios descomunales, la gente desprecia lo fabricado aquí por nosotros y prefiere que les tomen el pelo vendiendoles humo…chino…

      • BartoloméC, España està yendo al desguace.

        Despreciamos a los emigrantes pobres y desamparados y les negamos la carta de residencia y los repudiamos, pero en cambio mimamos a los millonarios extranjeros, sean chinos, rusos, ect. cuando traen millones de euros y adquieren manzanas enteras de fincas. Y como premio les entregamos el permiso de residencia, ect.

        No comment.

  3. Sr. Foix: Buen articulo. Me quedo con los 2 últimos parrafos, donde se contiene el mensaje principal, lleno de lógica y verdad, del articulo, que Vd. nos quiere transmitir.

    Me acuerdo de lo que Sir Winston Churchil decía:

    ” Los políticos siempre miran los beneficiós de su partido y los estadistas miran el bienestar de las generaciones futuras. ”

    La codicia, el despilfarro, el panzacontentismo, la frescura, la tolerància y la falta de control efectivo y real, del gasto del dinero público, a lo largo de los años, nos ha conducido hasta donde nos halloamos ahora, con el paro y el desamparo de 5.000.000 a 6.000.000 de personas.

    Por el mismo sistema vemos que actualmente han aumentado un 13 % las personas que se han hecho millonarias, durante esta gravíssima crisis. Al mismo tiempo, que la inmensa mayoría de millones personas, estamos cada vez más empobrecidos y desamparados.

    Mientras los chinos y los paquistanies nos estan colonizando economicamente y realmente. No es culpa de ellos. Pues solo es culpisima culpa de nosotros. Pues estamos perdiendo el tiempo miserablement desde finales del año 2007.

    ¡ Mientras la ineptitud y la falta de talento campan por sus fueros !

    Al buen entendedor palabras pocas.

    • Jamás la ineptitud Albert estuvo tan recompensada como hoy en día, sucede que muchos prefieren rodearse de inéptos a tener que competir con personas capaces…es una manera como otra cualquiera de mantenerse en el cargo…

      • P.D. Tens rao BartoloméC. Pero a mes a mes a la ineptitud l’hi em d’afegir la barra dels barruts i dels penques que han despilfarrat i buidat les arques del sistema i de tots els sistemes.

        No comment.

        Diuen que ja estem sortin de la recessió. Pero això no vol pas dir res. Doncs la crisis encara la tenim i encara està augmentan,
        Collons. ( La paraula ” collons ” la dic per a tots aquells que ens enganyen amb tanta barra i tanta desfachates.)

  4. Sr.Foix: Los últimos en darse cuenta de los cambios y necesidades sociales han sido siempre historicamente quienes detentaban el poder, estamos en un proceso lento, pero inexorable, hacia esos cambios…muchos líderes políticos parecen no darse cuenta de ello, rodeados como están por personas que les halagan los oidos y les dicen sólo lo que quieren oir…

Comentarios cerrados.