Las leyes y la política

Alegoria de la ley

Alegoria de la ley

Que la Fiscalía General del Estado se encuentre en el trance de dilucidar en el conflicto entre Artur Mas y Mariano Rajoy indica hasta qué punto una cuestión política no puede afrontarse por los políticos, sino que se deriva la responsabilidad a los jueces, que son los intérpretes de las leyes, que, a su vez, han sido aprobadas por los legisladores.

Sin ley no hay orden ni libertad. Cuando se quiebra una ley se empieza un proceso de deterioro de la convivencia y de la política que conduce a situaciones inciertas. Es tan perjudicial desacatar una ley como utilizarla de manera desproporcionada para atacar o destruir a un adversario. La ley tiene que tener un principio de generalidad en el sentido de que no hay leyes contra personas concretas o colectivos determinados.

La ley de partidos políticos, en la que tanto empeño puso Aznar mientras gobernaba, era para dejar fuera de combate a Herri Batasuna. Lo consiguió en un primer intento, pero al cabo de unos años aquellas siglas que representaban el brazo político de ETA cambiaron de nombre y hoy gobiernan en algunas instituciones vascas. Se acabó con el terrorismo etarra, pero aquellas ideas no fueron suprimidas por ley, sino que son vigentes y sometidas al debate público en Euskadi.

La ley tiene que ser objetiva y no manipulable. Toda ley demasiado transgredida es mala y corresponde al legislador abrogarla o cambiarla, a fin de que el desprecio en que ha caído esta ordenanza manipulada no se extienda a leyes más justas.

El conflicto entre el Gobierno de España y el Govern de Catalunya, que no equivale necesariamente a un conflicto entre españoles y catalanes, debe encauzarse a través de la política, de largas conversaciones, de cesiones y exigencias, de buscar un punto de acuerdo antes de que sea demasiado tarde.

Es fácil observar el renovado activismo del poder judicial en nuestro país. Cuando hay miles de casos de corrupción política pendientes de juicios interminables es un indicio de que algo sustancial está fallando en el sistema. Puede que sea por falta de recursos. Pero también es por la facilidad con la que el poder político y la sociedad civil saben interferir en la administración de la justicia.

Una sociedad en la que el derecho y los tribunales son instrumentalizados es una sociedad enferma que no prospera y que tiene serios problemas con la libertad. El cumplimiento de la ley, repito, es inevitable para vivir en una sociedad mínimamente justa. Burlar una ley por parte del Estado tiene consecuencias nefastas. Pero refugiarse en la ley para que sustituya la acción política es igualmente lamentable.

Que nadie se extrañe de que surjan grupos que invoquen las «leyes no escritas de los dioses» para terminar precisamente, como Antígona, con los abusos de leyes incumplidas o leyes utilizadas políticamente.

Publicado en La Vanguardia el 20 de noviembre de 2014

11 comentarios

  11 comments for “Las leyes y la política

  1. Joan Martorell i barberà
    23/11/2014 at 12:25

    23 de NOVEMBRE 2014
    Better separeted

    La història ens demostra que no hem conviscut bé junts,només cal llegir-la;durant tres segles ens hem barallat i ens hem fet mal.
    “Palabra de rey es llei”: Castella .
    Els catalans advertien al seu Comte-rei“Qualsevol privilegi otorgat contra llei pactada, no val: Catalunya.
    La política a cops de lleis; Castella
    La política d’acord amb les regles de joc pactades: Catalunya.
    Better separeted.
    Joan Martorell i Barberà
    Carretera de Terrassa 30
    08230 MATADEPERA
    Telf 937870535
    DNI 39054045E

  2. Ramon
    21/11/2014 at 21:23

    Sr. Foix, entiendo el razonamiento de dividir la responsabilidad de lo que acontece entre las partes. Pero creo que no es justa tratarlas por igual, cuando el margen de maniobra de las mismas es muy distinto. Es algo así como juzgar a dos jovenes que se han ensarzado en una pelea, y la edad de los contendientes es dispar: uno tiene 20 años y el otro 12. Probablemente ambos tengan responsabilidad en haber conducido una discrepancia hasta la irracionalidad, pero … una parte multiplica por seis la población respecto a la otra, y dispone de control sobre el poder judicial, sobre la economia, sobre … No cometamos la injusticia de igualar la culpa del desacuerdo, pues si tratamos por igual lo que es distinto, solo se favorece al mas fuerte, y probablemente se aboca al más débil a la humillación, o a enrocarse en su postura.

  3. 21/11/2014 at 11:01

    Sr.Foix: hoy se cumplen 14 años del asesinato de Ernest lluch…un asesinato que nos debería hacer reflexionar de hacia dónde nos conduce la intransigencia y la falta de diálogo…

    https://www.youtube.com/watch?v=PF5BsocnNQ4

  4. Rosamaria
    20/11/2014 at 11:30

    ….
    …»Se creó un vasto sistema jurídico y social para separar a las razas blanca y negra, con ventaja para la primera, a la que se le otorgaba privilegios irritantes : el apartheid «…..

    …així com, el dret de les dones a votar en unes eleccions
    …l’ abolició de l’ exclavitut…..

    …fins que algú es va atrevir a contredir la llei.

    sense aquests valent…encara estariem a l’ época feudal.

  5. francis black
    20/11/2014 at 11:22
  6. Jordi P
    20/11/2014 at 10:46

    Sr. Foix, el felicito pel final de l’article, que entenc és un resum del que vostè vol dir.
    Antígona és el paradigma de la obediència a la llei natural, «les lleis no escrites dels deus», a les quals tota llei humana positiva ha de sotmetre’s. Per damunt de les lleis escrites hi ha la llei de la llibertat d’expressió, del respecte a les opinions dels altres, de la dignitat de la persona i dels pobles.
    Antígona no obeí les lleis dictades per Creonte perquè va considerar que anaven en contra d’una llei natural superior. Mas i el Parlament de Catalunya no han obeit les lleis dictades per Ragoy i uns tribunals polititzats perquè han considerat que anaven en contra de la llei superior de la llibertat d’expressió d’un poble.

    • Olivia
      23/11/2014 at 20:40

      Al tanto amb les paraules. Que vol dir …un poble ! Un poble català , si això ės que que vols dir, som avui més de 6 millions de persones. Y part d’aquest pople pensem que la relació entre les anomenades comunitata autònomes, no justifica aquestes actituts desafiants per part del Parlament de Catalunya.

  7. Albert
    20/11/2014 at 10:23

    Sr. Foix: » Las leyes y la política »

    En España sobran miles de leyes escritas, que en la prática son inaplicables porque no se basan en el sentido común consensuado por la ciudadania.

    En Inglaterra en cambio existen pocas leyes escritas, pero la aplicación de la ley se basa, en general, en la aplicación del sentido común y la realidad de la convivencia humana de la ciudadania.

    Referente al no dialogo, solo queda decir…Adios,hasta siempre… Don Mariano Rajoy…y también Adeu siau, Sr. Artur Mas…

    Los dos hombres salen perdiendo, sus partidos también y con ellos toda la ciudadanía de España, incluida Cataluña.

    La ineptitud manda, ordena y está a la orden del día.

  8. francis black
    20/11/2014 at 10:15

    Las leyes las hacen los políticos que son votados por la gente. La gente son esos individuos que nos quitan el aparcamiento, se cuelan en la panadería, se emborrachan en la comunión de nuestros hijos, hablan en el cine y tosen en el teatro. Somos un encanto la gente y nos organizamos muy bien.El patriotismo sólo tiene sentido si es de un país que no has pisando.

  9. 20/11/2014 at 09:49

    Sr.Foix: la ley nos obliga a todos por igual…pero la ley ha de estar siempre en el origen de la justicia y no de la polémica…

Comments are closed.